Trastorno histriónico de la personalidad: Qué es y cómo tratar con personas dramáticas

 

Buscan ser el centro de atención, cambian los temas de conversación hacia sí mismos, son dramáticos (drama queen o reyes del drama)… ¿Te suena? Así son las personas con trastorno histriónico de la personalidad. Descubre más acerca de este trastorno y cómo tratar a quien lo sufre. 

¿Alguna vez has conocido a alguien que intenta llamar continuamente la atención? Bien por su exagerada forma de andar, de hablar, de vestirse… ¿Busca la aprobación de los demás? ¿Es seductor y explota su sexualidad en situaciones inapropiadas? ¿Es el “alma de la fiesta”? ¿Le encanta el drama? Puede que estés ante una persona con trastorno histriónico de la personalidad.

trastorno histrionico de la personalidad

Trastorno histriónico de la personalidad

Un trastorno de la personalidad es un tipo de trastorno mental en el que se tienen un patrón de pensamiento, funcionamiento y comportamiento muy rígido y poco saludable. Esto provoca malestar significativo en diversos ámbitos de la vida de la persona (social, laboral, escolar, familiar…), y/o de los que están a su alrededor.

Muchas veces, a diferencia de otros trastornos mentales, en los que la persona que los padece percibe un sufrimiento real, la persona con el trastorno de la personalidad es difícil que se de cuenta de su problema. Su forma de pensar y actuar lo verá normal y puede que culpe a los demás de los problemas a los que se enfrenta.

Este tipo de trastornos se inicia en la adolescencia, con el desarrollo de la personalidad.

Características de las personas histriónicas

Las personas que sufren este trastorno se caracterizan por un interés extremo en ser el centro de atención, y se sienten muy mal cuando no lo son. Son muy teatrales y seductoras. Son personas muy emocionales, encantadoras, manipuladoras, exigentes, energéticas e impulsivas. Su expresión emocional es exagerada y, a menudo, fingida. Sus emociones suelen ser superficiales y muy cambiantes.

Sus estados de ánimo, creencias y opiniones suelen ser fugaces y pasajeras. Son muy influenciables por los demás. Todo ello responde a su necesidad de agradar y tener la atención de los demás.

Este trastorno lo sufre entorno a un 1% de la población y suele diagnosticarse más en mujeres. Esto puede deberse a que, o bien este trastorno se da más en mujeres, o que estas van más a menudo a buscar ayuda profesional.

Las personas con este trastorno pueden llevar a cabo una serie de “tácticas” para ganar la atención de los demás. Estas pueden ser:

  • Causar algún tipo de drama.
  • Flirtear y hablar alto.
  • Contar historias de forma cautivadora e interesante.
  • Vestir de forma seductora.
  • Interrumpir conversaciones.
  • Hacerse la víctima

Estas personas suelen aburrirse en las actividades de la vida diaria y suelen buscar nuevas experiencias a menudo. Les resulta difícil embarcarse en proyectos que impliquen una recompensa o satisfacción a largo plazo. Buscan continuamente la satisfacción inmediata.

Las relaciones personales de estas personas suelen estar muy perjudicadas, ya que tienen muchas dificultades en alcanzar intimidad emocional en las relaciones románticas. Suelen saltar de un amante a otro, sin comprometerse y disfrutando de variedad en sus relaciones. Sus actitudes alta y abiertamente seductoras hacia potenciales amantes también puede perjudicar sus relaciones de amistad

histriónico

Personalidad Histriónica: Criterios diagnósticos

¿Cómo se diagnostica el trastorno histriónico de personalidad?

Según el DSM 5, Manual Diagnóstico de la Asociación Americana de Psiquiatría, los criterios para diagnosticar el trastorno histriónico de personalidad se tienen que dar cinco o más de los siguientes:

  1. Se siente incómodo en situaciones en las que no es el centro de atención
  2. La interacción con los demás se caracteriza con frecuencia por un comportamiento sexualmente seductor o provocativo inapropiado
  3. Presenta cambios rápidos y expresión plana de las emociones
  4. Utiliza constantemente el aspecto físico para atraer la atención
  5. Tiene un estilo de hablar que se basa excesivamente en las impresiones y que carece de detalles
  6. Muestra autodramatización, teatralidad, expresión exagerada de la emoción
  7. Es sugestionable (fácilmente influenciable por los demás y las circunstancias)
  8. Considera que las relaciones son más estrechas de lo que son en realidad

No hay que confundir el trastorno histriónico de la personalidad con rasgos de personalidad histriónica. El trastorno afecta de forma negativa a la persona o a los de su entorno y tiene un impacto en la vida diaria del que lo sufre. Por el contrario, cualquiera de nosotros, sin padecer ningún trastorno podemos tener algún rasgo de personalidad histriónico, sin que ello afecte a sus relaciones ni a ningún aspecto de nuestra vida.

En el siguiente vídeo podéis ver el comportamiento típico de una persona histriónica, a partir de fragmentos de la película Bajo el sol de la Toscana.

Causas del Trastorno Histriónico de la personalidad

No hay una causa única para este trastorno, al igual que para la mayoría de ellos. La mayoría de investigadores apuestan por una predisposición genética y las experiencias en la infancia como factores clave para el desarrollo del trastorno. Es decir, los genes te hacen vulnerable a desarrollar un trastorno, pero son las circunstancias de tu vida las que pueden desencadenar o no el inicio del mismo.

Este trastorno tiene como característica única su relación con la apariencia. Las investigaciones muestran que el trastorno histriónico se da en hombres y en mujeres una una apariencia física por encima de la media. Algunos estudios muestran que esta conexión es mayor en mujeres que en hombres.

 Aunque la causa precisa del desarrollo de trastornos de la personalidad es desconocida, hay ciertos factores que parecen aumentar el riesgo de desarrollarlos:
  • Historia familiar de trastornos de la personalidad u otros trastornos mentales.
  • Bajo nivel educativo y bajo estatus social y económico.
  • Abuso verbal, físico o sexual durante la infancia.
  • Negligencia o inestabilidad y caos en la familia durante la infancia.
  • Haber sido diagnositcado durante la niñez de algún trastorno de conducta.
  • Variaciones en la química y estructura cerebral.

¿Cómo tratar con personas histriónicas? 6 Consejos

Vivir o trabajar con estas personas puede ser molesto y agotador. Estas pueden convertirse en personas tóxicas que nos generan un gran malestar. En algunos casos, simplemente podemos alejarnos de estas personas. Pero en otros casos esto no es posible, sobre todo cuando es un familiar, amigo o pareja quienes padecen este trastorno.

histriónico

Estela Reynolds: personaje histriónico. Fuente: telecincostatic-a.akamaihd

1- Practica la aceptación y la comprensión

Las personas histriónicas no se dan cuenta de su comportamiento, lo ven como normal y natural. Es importante aceptarlo y comprenderlo. No se comportan así porque quieren, sino porque es cómo han aprendido a lo largo del tiempo a enfrentarse al mundo. Aunque le digas “no me vuelvas a montar otra escena así”, no va a cambiar nada. No lo ven raro y tampoco van a poder cambiar de un día a otro. Lo más importante es expresar compresión y tener mucha paciencia.

2- No lo consientas todo

Podemos aceptarles y respetarles pero también nos tenemos que hacer respetar. No consentiremos las faltas de respeto, lo gritos o lo insultos. Cuando una persona histriónica se comporte de manera exagerada, lo mejor es no entrar en la espiral del conflicto. Respira hondo y di: “Cuando te calmes, podremos hablar”, “Yo te respeto y te valoro, pero no voy a consentir que me insultes”.

3- No entres en su juego de manipulación

Las personalidades histriónicas son manipuladoras. Estate atento para reconocer sus intentos de manipulación y no le sigas el juego. Muchas veces pueden ser personas tóxicas.

4- Ignora sus intentos de llamar la atención

Ignora sus intentos de llamar la atención. Si cada vez que actúa de forma exagerada, grita, se queja o dramatiza ignórale/a, ya que si le prestas atención estás haciendo más probable que la conducta indeseable se repita. Puedes contestar de forma breve y poco interesada a sus dramatismos con un “Vaya” o “Ahh”. O puedes decirle: “si hablas de ese modo no te haré caso”,”estás reaccionando de manera exagerada, cuando veas las cosas de manera más objetiva, hablamos”. De esta forma también sabrá las consecuencias que tienen esas conductas.

5- Refuerza las conductas deseables

Cuando actúe o hable sin dramatismo ni teatralizaciones, cuando no lo exagere todo, muéstrale más atención. También puedes acompañar tu atención con unas palabras reforzartes como: “me gusta mucho cuando hablas/te comportas así”.

6- Anímale a que vaya a terapia

Estas personas no creen que necesiten tratamiento psicológico que tengan ningún problema. Para los profesionales de la salud mental, tratar a estas personas es difícil ya que rara vez acuden a consulta. Cuando lo hacen suele deberse a algún crisis o acontecimiento muy negativo en sus vidas, o cuando esta está tan deteriorada que no saben qué hacer. ¿A cuál acudimos, al psicólogo o al psiquiatra?

Por ello es importante animarles a que busquen atención psicológica, para así ayudarles a mejorar su calidad de vida y de los que están a su alrededor. Hay que evitar intentar convencerles de que tienen un problema o un trastorno de personalidad. Lo mejor es animarles a ir a terapia para mejorar sus relaciones con los demás y a aprender a manejar los conflictos. De esta manera no les estaremos atacando y será más probable que busquen ayuda.

 

Psicóloga en continua formación. Apasionada de la sexología y la intervención psicológica. Deseosa de mejorar la calidad de vida de las personas mediante la práctica clínica y la comunicación a través de la red.

This post is also available in: Alemán