Tratamiento para el autismo de tipo Rett ¿Conoces la musicoterapia?

 

El síndrome de Rett es una variedad de autismo infantil que suele afectar sólo a niñas y se incluye en el grupo de enfermedades raras. Las niñas que padecen esta enfermedad nacen sin manifestarla y crecen de manera normal durante su primer año. Pasado este tiempo, experimentan un proceso de regresión y van perdiendo todas las habilidades que han desarrollado: la coordinación, el habla, etc. Ya hablamos en otra ocasión de los beneficios de la pintura en niños autistas,  en el caso de la música se ha comprobado que es un gran tratamiento para el autismo de tipo Rett, y que puede ser muy útil para que estas niñas vayan recuperando las habilidades perdidas.

tratamiento para el autismo de tipo rett

Andreas Rett, el neuropediatra que descubrió este tipo de autismo en 1965, se fijó en que el centro musical del cerebro es una parte primitiva de la mente que se mantiene intacta en las niñas que sufren este síndrome. Muchas de las pacientes se interesan por la música y los sonidos, por lo que es común usar la musicoterapia en el tratamiento para el autismo de tipo Rett.

La musicoterapia como tratamiento para el autismo de tipo Rett

El primer paso en este tipo de terapia es consolidar un vínculo con la paciente a través de un ambiente que le genere confianza y le haga sentirse cómoda. Es importante aprender a reconocer los patrones de comunicación de la paciente, para poder establecer un diálogo eficiente con lenguaje no verbal. Las niñas con esta enfermedad pueden tener los tiempos de respuesta atrasados y hay que saber esperar para identificar la respuesta y que la niña se sienta comprendida.

La musicoterapia también se usa en estos casos para hacer más sencilla la comunicación con las pacientes. A través de la música se capta la atención de la paciente y se le motiva, consiguiendo que colabore con los profesionales que la están tratando.

La psicóloga y musicoterapeuta Mónica Muñoz habla sobre el papel que ejerce la musicoterapia en la comunicación con autistas: “Somos conscientes de que es una terapia complementaria y que desde la musicoterapia no curamos pero sí mejoramos la calidad de vida de las personas. Éste es el objetivo fundamental de la musicoterapia, a través de un tratamiento que usa la comunicación no verbal (tan fundamental para el tratamiento con el autismo, por ejemplo) para abrir y aumentar canales de comunicación y desde ahí la elección o no de una familia en querer involucrar a su hijo en una terapia que favorezca su comunicación y por lo tanto su calidad de vida y su rehabilitación.”

Se puede empezar esta terapia con instrumentos de percusión como un tambor, y más adelante avanzar a otros instrumentos más complejos como la guitarra y el teclado. Los patrones rítmicos ayudan a las pacientes a entrenar su coordinación y controlarla. También sirve para dotar de una estructura y un ritmo a las palabras y estimular el habla.

Para desarrollar el habla, las pacientes cantan palabras con distintas variaciones de sonido, el especialista también puede cantar alguna melodía para que la niña se anime a imitarlo produciendo sonidos graves y agudos, modulando su voz para imitar el tono de la canción. De esta forma, la capacidad de las pacientes para producir palabras y sonidos se desarrolla y pueden recuperar en la medida de lo posible las habilidades perdidas.

“Desde la musicoterapia trabajamos fundamentalmente para que el paciente tenga un espacio libre de expresión, que permita su comunicación y su vínculo. No se busca una mecanización de un comportamiento, lo que buscamos es que a través del uso de las expresiones corpóreo sonoro no verbales desarrollar un vínculo, a través del cual mejorar su capacidad expresiva, comunicativa y evitar el aislamiento.” Concluye la psicóloga.

Redactor, experto en contenidos médicos y de salud. Apasionado de la psicología y neurociencia.

Siempre en búsqueda de nuevas fuentes, noticias y tendencias. Especializado en abordar publicaciones que ayuden al público en general. Consejos, terapias, curiosidades, tratamientos…

This post is also available in: Francés