13 trucos para mejorar las habilidades comunicativas en la esquizofrenia

Cuando un familiar es diagnosticado de esquizofrenia es inevitable que se produzcan problemas o que vivamos situaciones difíciles de gestionar. Sin embargo, no hemos de olvidar que los trastornos esquizofrénicos alteran la capacidad de comunicación y las habilidades sociales de los pacientes, con lo que a veces la relación interpersonal con ellos puede ser complicada. Por ejemplo, los pacientes con esquizofrenia tienen muchas dificultades para comprender las situaciones sociales y entender el estado de ánimo de los demás. La investigación ha demostrado que les cuesta reconocer las emociones cuando miran caras: no identifican cuando una persona está triste, está contenta o está enfadada. Pero es que además también les cuesta identificar sus propias emociones y por supuesto expresarlas a los demás de una forma adecuada. Por otro lado, suelen padecer un alto grado de ansiedad antes del contacto social que, unido a su falta de motivación, puede y suele conducir a un aislamiento social. Por eso es importante que sus familiares y amigos hagamos un esfuerzo para que la comunicación con la persona afectada de esquizofrenia sea lo más fácil posible. Para mejorar la convivencia con una persona afectada de esquizofrenia, lo primero que tenemos que conseguir es que en casa tengamos un clima emocional adecuado. Para ello, hemos de evitar la crítica constante y la descalificación de la persona con esquizofrenia pero también su sobreprotección. Un clima emocional estable, donde se estimule la autonomía del paciente cuando esté compensado, y donde se le refuerce positivamente por sus logros (que seguro que los tendrá), nos servirá de base para ir afrontando los problemas que, seguro, van a ir surgiendo. Para conseguir todo esto, hay dos grupos de habilidades que debemos aprender a desarrollar: las habilidades de comunicación y las habilidades de solución de problemas. En este post trataremos ampliamente como podemos mejorar las habilidades comunicativas con nuestro familiar afecto de esquizofrenia.

mejorar las habilidades comunicativas en la esquizofrenia

Trucos para mejorar las habilidades comunicativas con un esquizofrénico

Mantener una comunicación fluida entre la familia y la persona con esquizofrenia es muy importante para superar los sentimientos de aislamiento y discapacidad que puede experimentar el afectado, y también para evitar problemas y malentendidos debidos a una falta de comunicación.

Muchas veces tendremos que tratar temas, que pueden o no ser conflictivos, y llegar a acuerdos con nuestros familiares afectados de esquizofrenia. Por ejemplo, podemos querer que nos ayude más en casa, o que se haga más responsable de su autocuidado o proponerle que se apunte a hacer alguna actividad. ¿Cómo podemos abordar estos temas?Desarrollando unas buenas habilidades comunicativas, nos aseguraremos de que el mensaje le llega con más facilidad y seguramente nos ahorraremos algunos conflictos.

5 consejos para mejorar la comunicación cuando tratemos algún tema importante.

  1. Expresa las ideas de manera clara, simple y breve. Céntrate solo en una idea y trabaja solo con un concepto a la vez. Si lo que quieres es que te ayude en casa, céntrate en eso, no hables de si tiene que ir al médico o de si también estaría bien que se apuntase a un grupo de apoyo.
  2. Repite con frecuencia lo que dices, centrándote en las ideas principales para recalcarlas. No mezcles temas.
  3. Evita las distracciones. Cuando quieras mantener una conversación importante, asegúrate de que no haya distracciones en el lugar donde estéis: apaga la tele si está encendida o quita la música.
  4. Asegúrate de que tu familiar te está escuchando. Para esto puedes pedirle que te repita lo que le has comentado para ver si lo ha entendido.
  5. Anota el objetivo al final de la conversación. Por ejemplo, si el objetivo de la conversación era que ayudase en casa, al final de la conversación puedes pedirle que lo apunte en un papel a modo de recordatorio. Le ayudará a ser más consciente de lo que tiene que hacer.

mejorar las habilidades comunicativas con esquizofrenicos

5 trucos para mejorar tu comunicación no verbal

La comunicación no verbal es el lenguaje de nuestro cuerpo, el lenguaje en el que no utilizamos palabras pero a través del cual también decimos muchas cosas. Nuestra postura, nuestra expresión facial, nuestros gestos comunican muchas cosas, y debemos procurar que no hayan discrepancias entre lo que decimos con nuestro cuerpo y con nuestras palabras. Aprender a comunicarnos de forma efectiva con nuestro cuerpo es tan importante como hacerlo a través de nuestras palabras, ya que a veces la mejor forma de comunicarse es simplemente estar juntos, sin decir nada, pero sintiéndose cómodos y a gusto.

    1. Mantener la mirada, con una expresión amistosa y cercana. Con ello conseguiremos captar la atención de nuestro familiar de un modo adecuado.
    1. Trato cálido y cariñoso. Muchas veces detrás de alguien apático, aislado y taciturno se esconde alguien que sufre y lo pasa mal. Muchas veces los pacientes con esquizofrenia se sienten solos y sin afecto, derrotados por la enfermedad y el estigma que conlleva. Para atender las necesidades afectivas de nuestro familiar, debemos de aceptarlo tal cual es y fomentar sus aspectos positivos.
    1. Preserva la dignidad de la persona. Desgraciadamente a veces olvidamos que las personas con esquizofrenia también son personas adultas y las tratamos como niños o como si no estuviesen presentes. Dejamos de tenerlos en cuenta en las pequeñas decisiones del día a día o desvaloramos sus opiniones. Para evitar este tipo de conductas puedes:
        • Llámalo siempre por su nombre.
        • No abordes sus problemas delante de terceras personas. Ten tacto y ponte en su lugar. seguro que a ti tampoco te gustaría que hablasen de ti a terceras personas como si no estuvieses presente.
        • Evita supervisar todos y cada uno de sus actos.
      • Hazle participar de las decisiones familiares y valora su opinión. Haz que se sienta una parte importante de la familia.
    1. Promueve la toma de decisiones. Muchas veces nuestro familiar puede mostrarse apático y sin ganas de nada. Normalmente les cuesta tomar decisiones y puede que nos digan que les da igual todo. Sin embargo, no está de más que les demos un pequeño empujoncito, sin atosigar, y les animemos a que tomen pequeñas decisiones como por ejemplo por dónde ir a pasear, qué película ver o qué camiseta le gusta más.
  1. Refuerza las conductas positivas. Estimula las conductas o actitudes que merezcan la pena seguir manteniendo. Por ejemplo, quizás tome la costumbre de hacerse la cama todos los días o de ayudarte a hacer la compra semanal. Valóraselo y dale las gracias por ello.

3 consejos para comunicarnos ante conversación inconexa o delirante

A veces, sobretodo en períodos de crisis, nuestro familiar puede tener delirios, hablar solo o tener un habla un poco confusa. En estos períodos, hay que intentar no contradecirle ni corregirlo porque podría ser contraproducente y alterarle todavía más, pero tampoco tenemos que alentar ni promover el contenido de su discurso. ¿Qué hacemos entonces?

    1. Reconocer el sentimiento o la emoción que la persona tiene en lo que dice, pero ignorando el contenido de su conversación. Por ejemplo, podemos decirle que nos damos cuenta de que esto le irrita/ molesta/ asusta/ deprime y que sentimos que lo esté pasando mal.
    1. Manifestar nuestro desacuerdo con lo que dice pero desde una posición de respeto, sin hacer comentarios jocosos. A no ser que el contenido sea un tema altamente sensible para él y esté muy afectado y alterado, se le puede proporcionar información sobre qué es lo que ocurre en realidad.
  1. Distraerlo. Intentar distraerlo con otras cosas y que salga del bucle en el que se ha metido. Haz que preste atención a otra cosa que esté pasando su alrededor.