Ventajas de ser bilingüe: Los 10 beneficios de aprender una segunda lengua

Ventajas de ser bilingüe ¿Te has estado planteando aprender una segunda lengua pero no estás muy seguro? ¿Quieres criar a un niño bilngüe pero tienes dudas sobre su desarrollo lingüístico? La sociedad en la que vivimos es cada vez más competitiva y demanda cada vez más requisitos, entre los cuales están los idiomas. Por si no estás convencido de las ventajas que te puede aportar aprender un idioma nuevo, desde esta plataforma queremos convencerte del todo, mostrándote los muchos beneficios que te puede dar aprender otra lengua, tanto cognitivos como sociales. ¡Descubre cómo es un cerebro bilingüe!

como me beneficia ser billingue
¿Cómo me ayuda ser bilingüe?

1. ¿Más inteligentes?

Sí pero no. A pesar de que la inteligencia es un concepto muy amplio y puede que el hecho de ser bilingüe pueda favorecer ciertos aspectos de ésta, no hay ningún estudio que pruebe del todo que el hecho de hablar una segunda lengua haga a la persona que la habla más inteligente. Sin embargo, los estudios realizados hasta el momento demuestran que, si bien hablar dos lenguas no nos hace más inteligentes, sí obliga a nuestro cerebro a realizar determinados procesos que suponen un ejercicio extra y, por ende, una ventaja ante cualquier ejercicio mental. ¿Tienes hijos? Descubre las ventajas de criar a un niño bilingüe, y cómo criar a un niño inteligente y feliz.

2. Pensar de forma más eficiente gracias a nuevas estrategias cognitivas

Las estrategias cognitivas se relacionan con la elaboración de planes y programas para conseguir un objetivo. El  idioma es otra herramienta más de organización en nuestra cabeza, nos permite organizar una serie de ideas a través de la gramática y clasificar conceptos para entenderlos y asociarlos a través de la semántica y el léxico. Si una persona posee dos lenguas para organizarse, tendrá una doble ventaja respecto a las personas que solamente hablan una lengua, dotándolos de un razonamiento lógico y un sistema de clasificación mucho más amplios.

3. Ser bilingüe potencia tu memoria

Entre esas ventajas de ser bilingüe antes mencionadas se encuentra la memoria, la atención y el aprendizaje. Y es que hablar una segunda lengua obliga al cerebro a utilizar otras regiones cerebrales que no utilizan los monolingües. Esto desemboca en un cerebro más flexible y eficiente. Hablar dos lenguas favorece la creación de nuevas rutas de asociación de la información, lo que se traduce en nuevas rutas para llegar a un recuerdo. Esto significa que las personas que hablan una segunda lengua tienen más capacidad, o más bien habilidad, para recordar y, por lo tanto, tienen más memoria.

4. Ser bilingüe beneficia tu atención y concentración

Otro de los factores que se benefician de aprender una segunda lengua es nuestra capacidad de atención y concentración. Se ha comprobado en varios estudios que las personas bilingües tienen más facilidad para inhibir información irrelevante respecto a las personas monolingües. Saber captar la información relevante y omitir la irrelevante es un factor que facilita mucho la atención y la concentración en un objetivo determinado.

5. Ser bilingüe te ayuda a comprender mejor tu propia lengua

El aprendizaje de una segunda lengua va a hacer que nos demos cuenta de que nuestro idioma no es la única forma de conceptualizar el mundo en el que vivimos. Cada palabra de nuestro idioma está asociada a un concepto, a una representación mental. Sin embargo, dicha palabra puede encerrar de una forma particular un mismo concepto o pueden existir conceptos para los que no se haya asignado ninguna palabra. Por ejemplo, la expresión francesa “l’esprit de l’escalier” (el espíritu de la escalera o el ingenio de la escalera), describe el acto de pensar una respuesta ingeniosa cuando es demasiado tarde para darla, un concepto para lo que las lenguas española o inglesa por ejemplo no tienen ninguna palabra designada.

6. El cerebro tarda más en envejecer

¿Ventajas de ser bilingüe? Varios estudios han demostrado que hablar más de un idioma retrasa el deterioro de nuestro cerebro, retrasando o evitando enfermedades como la demencia o el Alzheimer.

El estudio publicado en la revista “Annals of Neurology” realizado por el Dr. Thomas Bak de la Universidad de Edimburgo, descubre algunas incógnitas sobre los beneficios del bilingüismo. En primer lugar afirma que las personas que hablan más de un idioma sufren un menor deterioro cognitivo con el paso del tiempo. Por otra parte, el estudio reflejó mejores habilidades cognitivas en los sujetos bilingües respecto a los monolingües, destacando entre ellas la lectura y la inteligencia en general (descubre los 7 tipos de inteligencia). Por último, dicho estudió reveló que el hecho de hablar dos idiomas retrasa el envejecimiento del cerebro independientemente de la edad en la que éste se haya aprendido. Así que no haber aprendido idiomas de pequeño no es excusa para no empezar ahora.

Ser bilingüe te abre nuevas oportunidades
Ser bilingüe te abre nuevas oportunidades

7. Ser bilingüe te abre oportunidades laborales

A pesar de que no sea ningún secreto, es cierto que otra ventaja de ser bilingüe es que los idiomas son una de las claves abrirse puertas en el mundo laboral. No sólo porque son muy demandados en casi todos los puestos de trabajo, sino también porque te abre las puertas a un territorio laboral más extenso, dándote la oportunidad de trabajar en el extranjero.

A veces el idioma es lo que más se echa en falta en un currículo.

conoce gente siendo bilingüe
Conoce gente siento bilingüe

8. Potencia tus relaciones sociales

Las relaciones laborales no son el único campo donde un idioma puede ser útil. Otra ventaja de ser bilingüe es que las relaciones sociales se incrementan a medida que se aprenden nuevos idiomas. Está claro que un idioma no va a solucionar problemas como la timidez pero si va a darte la posibilidad de incrementar tu vida social por dos razones. La primera es bastante básica, a más idiomas, más cantidad de personas con las que contactar. Pero quizás la segunda sea un poco más útil, ya que hablar un segundo idioma puede dar más seguridad y más confianza en uno mismo.

9. Ser bilingüe te permite conocer culturas y nuevas ideas

Otro de los beneficios de saber hablar otro idioma, es la posibilidad de conocer nuevas culturas, lo que se traduce en aprendizaje. A pesar de que no nos demos cuenta, la cultura y las costumbres del propio país son, a veces, un gran lastre para el desarrollo. Si antes hablábamos de la forma de conceptualizar el mundo que tiene nuestro idioma, cada cultura también difiere en la forma de ver el mundo.

Un nuevo punto de vista puede ser el combustible necesario para terminar de desarrollar una buena idea.

Los bilingües son más creativos
Los bilingües son más creativos

10. Dispara tu creatividad

Relacionando todo los apartados anteriores, podemos entender cómo beneficia el hecho de ser bilingües a nuestra creatividad. Al tener un cerebro más flexible, con mayor plasticidad y más ejercitado, con más acceso a los recuerdos, que presta más atención y se concentra mejor, con más rutas de asociación y con estrategias cognitivas más amplias, no es de extrañar que la creatividad se desarrolle más en un cerebro bilingüe que en uno monolingüe.

Las personas bilingües pueden resolver de forma más fluida a ejercicios más complejos, además de ser más creativos a la hora de resolver problemas. Se puede decir que el “Thinking out of the box” (pensar fuera de la caja) o, en otras palabras, el pensar de una forma menos convencional, se da más a menudo en personas políglotas.

This post is also available in: Alemán Ruso