Archivo de la etiqueta: inteligencia

Lenguaje corporal. Aprende 9 trucos de los políticos y ¡conquista el mundo!

Conocer el lenguaje corporal es imprescindible para ser un buen comunicador. ¿Sabías que más del 90% de lo que decimos lo expresamos con el cuerpo, y sólo un 10% lo acaparan las propias palabras? Conocer estos 9 trucos de lenguaje no verbal te ayudará a mejorar tanto tu lenguaje corporal, como aprender a descifrar correctamente lo que quieren decir los demás en realidad.

Lenguaje corporal: Aprende los trucos de los líderes políticos

Cierra los oídos y ¡Abre los ojos!

Habitualmente damos excesiva importancia al lenguaje verbal, prestando escasa o nula atención al lenguaje no corporal. Craso error. Cuando aprendamos el valor que hay en estos conocimientos, dejaremos de oír para ver, y de escuchar para sentir.

¿Cuántas veces has sentido que una persona no te inspira confianza, pero no sabes explicar por qué? Querido amigo; eso es tu intuición que te está mandando señales de alarma. Y habitualmente son muy certeras.

Esto ocurre cuando entre lo que dice una persona y lo que expresa su cuerpo hay contradicciones. Y tu intuición lo percibe, y lo que es más importante, lo rechaza. Podemos estar oyendo a una persona hablar con un discurso coherente e interesante para nosotros, pero no nos cala. Por otro lado, podemos estar ante un discurso que rechazamos, pero completamente cautivados por esa persona. ¿Qué es lo que está influyendo tanto en nosotros? El lenguaje corporal.

A través de este artículo descubriremos algunos trucos de lenguaje corporal de los líderes más carismáticos

La importancia de la comunicación no verbal

Los gestos, las miradas, la manera de andar y sentarse, el tono de voz…. Todo ello constituye el lenguaje no verbal. Este lo utilizamos de una manera absolutamente inconsciente, pero dice mucho más de nosotros de lo que pensamos.

Saber qué decir es tan importante como la forma de hacerlo. En menos de 30 segundos ante un desconocido, ya te has formado una primera impresión de él. Y generalmente, suele ser muy certera.

El lenguaje corporal es un lenguaje universal, de ahí que podamos extraer muchas conclusiones de una persona aunque esté hablando en polaco y no entendamos ni palabra de lo que dice. Como nuestro cerebro no se centra en escuchar el mensaje, se vuelve mucho más receptivo a cualquier movimiento que nos ofrezca información. Este es un proceso muy primitivo, y lo hemos heredado de nuestros antecesores.Si ellos no eran capaces de prestar atención al cuerpo del adversario, no estarían preparados para un ataque sorpresa…

Líderes como Kennedy, Nelson Mandela, Martin Luther King e incluso Hitler, han sabido manejar con perfección el lenguaje no verbal, para influenciar y persuadir a masas

Nuestros líderes saben jugar con el lenguaje corporal perfectamente, transmitiéndonos a cada momento sensaciones. Asesorados por sus gabinetes de imagen, cada movimiento que hacen está meditado y tiene un fin (Aunque como en la vida, unos lo hacen mejor que otros, y algunos ni con asesoramiento…)

9 Trucos de lenguaje de corporal y comunicación no verbal

Las manos y los movimientos que hacemos con ellas son un factor clave en nuestro lenguaje no verbal. Nos ponemos nerviosos cuando no podemos ver las manos de la gente. Desde un punto de vista evolutivo, es de sentido común: Teníamos que vigilar que la persona no llevara un arma en ellas…

1. Truco de lenguaje corporal: La cúpula

Juntar los dedos de ambas manos formando una cúpula es un gesto muy utilizado. Transmite que le persona está concentrada en el discurso. El triángulo que forma el antebrazo le da un aire de misticismo con efectos positivos en los oyentes.

2. Truco de lenguaje corporal: Dar palmaditas

Cuando colocamos la mano en el hombro o la espalda del otro, y le damos unas amistosas palmaditas, estamos mostrando condescendencia y dominio. Los líderes lo utilizan como truco de dominación. Es habitual ver entre saludos de ellos como el que va a recibir la palmadita retira el brazo casi imperceptiblemente hacia atrás y cuadra los hombros.

Truco de lenguaje corporal: Dar palmaditas

3. Truco de lenguaje corporal: Palmas hacia arriba o hacia abajo

Si en un discurso diriges las palmas de tus manos hacia abajo estás mostrando un control absoluto sobre tu discurso. Transmites decisión y poder.

Si por el contrario quieres transmitir confianza y cercanía, muestra las palmas de las manos, y eleva ligeramente el dedo pulgar. Infunde un sentimiento a los oyentes de honestidad. “¿Por qué iba yo a mentirles?” “No tengo nada que esconder”

Gesto muy característico de Obama, que además lo acompaña con camisas con las mangas muy ajustadas, con las que puede mostrar además parte de la muñeca.

Nunca dejes caer la mano hacia atrás doblando la muñeca, transmite inseguridad y debilidad y se carga el discurso.

4. Truco de lenguaje corporal: Abrazar a la audiencia

Con tus palmas vueltas hacia arriba, llévalas hacia afuera y hacia los lados para luego volver sobre tu torso. Este gesto batuta es muy utilizado en discursos cuando se quieres conectar a nivel emocional con la audiencia.

5. Truco de lenguaje corporal: Apretón de manos

Para los políticos es toda una competición. De cara al público y a la prensa, gana el que se le ve la mano en el apretón. Al que no se le ve, pierde.

6. Truco de lenguaje corporal: La importancia del cuerpo

Una anécdota que se cuenta acerca de Bush es como pasaba olímpicamente del protocolo y cuando recibía invitados en la Casa Blanca, se ponía a la izquierda de ellos en vez de a la derecha. Con esto conseguía acaparar todas las miradas y flashes él, mientras que al invitado lo forzaba a dar la espalda al público. Claro que luego también a él le pasaban cosas imprevistas…

7. Truco de lenguaje corporal: Las pequeñas olas

Gesto antiguo donde los haya, pero lo siguen realizando multitud de políticos. Al entrar o salir del atrio, hacen un gesto de reconocimiento o un guiño a la audiencia, de manera que visualmente se transmite un apoyo muy grande por parte del público hacia él.

8. Truco de lenguaje corporal: Jugar con los ojos

Ábrelos para resaltar lo que estás diciendo, y entreciérralos para mostrar decisión y firmeza. También sirve para retar a los oponentes de que no existe discusión alguna sobre ese punto.

9. Truco de lenguaje corporal: Las posturas congruentes

Una forma de análisis corporal divertida es fijarte en la posición corporal cuando hay un debate. Los líderes tienden a “igualar” sus posturas corporales cuando están de acuerdo, y te darás cuenta de que lo hace en forma de espejo.

El principio del todo: Los inicios del lenguaje no verbal

Este debate ha sido el primer debate político televisado en la historia. En 1960, J.F Kennedy y R. Nixon, protagonizaron lo que en su día impuso las bases de la política y el lenguaje no verbal. Nixon subestimó a J.F.K, se negó a maquillarse, se presentó con un traje gris que en aquellos entonces, con la televisión en blanco y negro no resaltaba nada, quedando así en segundo plano tras un Kennedy moreno del sol, con un traje oscuro, y con una pose y gestualidad muy estudiada. Hasta el punto de que consiguió la victoria. Tras la derrota, Nixon afirmó lo siguiente:

“Confiad plenamente en vuestro productor de televisión, dejadle que os ponga maquillaje incluso si lo odiáis, que os diga como sentaros, cuales son vuestros mejores ángulos o qué hacer con vuestro cabello. A mí me desanima, detesto hacerlo, pero habiendo sido derrotado una vez por no hacerlo, nunca volví a cometer el mismo error”

Os animo a que lo veáis y juguéis a encontrar algunos trucos de los que hemos visto anteriormente.

La clave siempre está en ser, hacer, y parecer….

Vampiros emocionales: Descubre quién son y ¡hazles la cruz!

“Al principio, parecen mejores que las personas corrientes. Son brillantes, encantadores… Os caen bien, confiáis en ellos, esperáis más de ellos que de otras personas. Esperáis más, pero recibís menos y al final os capturan. Rara vez os dais cuenta del error hasta que han desaparecido, dejándoos vacíos, las carteras vacías o, quizá, el corazón roto. Aún entonces os preguntáis… ¿Serán ellos o yo? Son ellos. Vampiros emocionales”

Vampiros emocionales

Ya están aquí. Entre nosotros. Los vampiros emocionales. Y os aseguro que son mucho más peligrosos que el Drácula de Bram Stoker. De poco te sirve comer ajo (que también). Están a tu alrededor, en la mesa de al lado, en tus miles de whatsapp del móvil. Disfrazados de colegas, compañeros de trabajo, (¡parejas!) Acechando. Esperando su oportunidad. Se alimentarán de tu energía positiva hasta dejarte seco, y desaparecerán, a por otra presa.

¿Cómo reconocer a un vampiro emocional? Vampiro a la vista….

No tienen integridad, por lo que están muy lejos de conocerse a sí mismos. El problema es su inmadurez, y su incapacidad para aceptar las responsabilidades de sus actos. Realmente no son malos, pero no te dejes engañar. Algunos tipos de vampiros son conscientes del poder que tienen sobre ti y no dudarán en utilizarlo para su propio beneficio. ¡Alerta permanente!

Hacen gala del egoísmo más infantil, por lo que puede ser una buena técnica de identificación. Si su objetivo es diferente que el tuyo, prepárate, porque pasan de ser la persona más encantadora del mundo a sacar los colmillos.

Te dejarán confuso y meditabundo. Y ahí es cuando empiezan a succionarte tu energía.

¿Cómo reconocer a un vampiro emocional?

No llevan capa negra, ni salen solo de noche, pero sí que les gusta la oscuridad. Buscarán cualquier grieta en tu alma para penetrar hasta lo más oscuro de tu ser.

Ante la duda de si estás ante un vampiro emocional, nunca le abras la puerta. No le dejes entrar en tu vida, porque desde ese momento, se instalará cual parásito en ella. Y entonces ponte a echarlo…

Ellos jamás de los jamases se confunden. Al contrario, son víctimas del sistema injusto que les ha tocado vivir. Si eres una persona empática, doblega tu vigilancia. Sois las víctimas preferidas de estos seres de las tinieblas, que no dudarán en arrimarse a ti puesto que eres más “duradera” (pueden extraerte energía durante muuucho más tiempo) que a otro tipo de personas. Al menor signo de agotamiento, toma distancia.

Los vampiros emocionales los tienes de todos los tipos y tamaños, a gusto del consumidor. A continuación te presento los tipos más peligrosos de estos chupópteros de energía.

Tipos de vampiros emocionales

1.Vampiros emocionales del tipo antisociales

O también conocidos como truhanes adorables. Sólo buscan la satisfacción de sus deseos, aquí y ahora. Con un complejo de Peter Pan enmascarado, estos adorables vampiros te dejarán tan cautivado que lamentarás no haberlos conocido antes.

Su afán de aventuras y adrenalina te hipnotizarán, pero aparte de eso, poco más tienen que aportar.

  • Dentro de este grupo, los más típicos son los vampiros intrépidos, que te prometerán mil y una aventuras, cuando el pasatiempo real eres tú. Sexys, emocionantes, y decididamente malos para tu salud.
  • Los vampiros vendedores de coches usados, mienten más que hablan. con este tipo de vampiros recuerda siempre leer la letra pequeña. Tú tienes algo que necesita. Él lo quiere. ¿A que adivinas el final?
  • Los vampiros bravucones son los que más molan. Grandes, temibles y estúpidos. Son tan simples que adoran el poder, pero no lo entienden. Creen que la mayoría de los problemas se pueden resolver a puñetazos. Y cuidado porque tú puedes ser el problema el día menos pensado…

2. Los vampiros emocionales de tipo histriónico o teatrales

Bienvenidos al mundo del espectáculo. Por favor, tomen asiento que comienza la función.

Son peligrosos porque todo lo que ves de ellos es una puesta en escena maravillosa. Dentro de los vampiros emocionales de tipo teatral encontramos a:

  • La típica amiga reina del drama: Cuando te suene el móvil, prepárate. Surcarás los mares junto a ella, navegando de crisis en crisis. Su frase de presentación es algo parecido a “No sabes lo que me pasó ahora…” evita unirte a su reparto o acabarás como ella.

Fundamentalmente melodramáticos y expertos en llanto, te arrastrarán a su mundo de huracanes emocionales en los que más vale que estés bien anclado al suelo.

A estos vampiros actorcetes, reconóceles sus méritos, halágalos, y mándalos de gira. Tan lejos como puedas.

  • Los pasivos- agresivos: también tienen su aquél, no te creas. Son tan terroríficamente perfectos que creen que nada en ellos puede hacerte daño. Buscarán siempre tu aprobación, haciendo lo que deben hacer, pensando lo que deben de pensar, y sintiendo como se suponen que deben sentir. En su papel de niñ@s buen@s, se consideran tan deliciosamente agradables como para que resulte imposible no quererlos. Eso es lo que los hace peligrosos.
Tipos de vampiros emocionales: La reina del drama

3. Los vampiros emocionales de tipo narcisista

Ellos viven en sus mundos de Yupi, en donde son las personas más buenas, guapas e inteligentes. No es que se crean mejores que tú, es que sencillamente no piensan en ti. El egoísmo es su motor, y tú su gasolina. En este grupo encontramos:

  • Los vampiros leyenda se forjan cuando hartos de no poder convertir sus aspiraciones en éxitos reales, deciden crear (¡criaturitas!) una realidad paralela en la que son los reyes del mambo, rodeándose de personas débiles y apartando a los fuertes.

Caracterizados por sus “rabietas de culpabilidad” cuando ven que por enésima vez no consiguen sus objetivos se deshacen en una espiral de auto-reproche. Y si estás cerca cuidadito que te cogen de la mano.

  • Los vampiros superestrella: Show must go on

Están plenamente convencidos de que son las personas más importantes del planeta. No les vale con que les quieras, tienes que adorarlos. Aman los trofeos, los juguetes caros. Así que si alguna vez te ves entre un vampiro de estos y su próximo trofeo, ¡huye!

Como líderes, te van a hacer sentir a cada oportunidad que tengan como un ser insignificante. Se les respeta, pero no se les quiere.

Mucho cuidadito porque son embaucadores natos. Pueden arrastrarte a su mundo, y muchos no han vuelto…

4. Vampiros emocionales del tipo obsesivo-compulsivo

La seguridad y el control es su sangre más preciada. No quieren hacerte realmente daño, pero no te interpongas en sus objetivos o resultarás muy mal parado. Al mínimo error, te negarán su aprobación, cambiando su actitud suave por pequeñas críticas.

  • Los vampiros perfeccionistas quieren controlar tus acciones. Son súper fáciles de reconocer; no pasará mucho tiempo sin que se sientan ofendidos por algo. Su rabieta más bestia puede ser un simple suspiro, pero a ti te dejará más chafado que la peor de las broncas.
  • Los vampiros puritanos quieren controlar tu alma. Porque sí. Porque ellos lo saben todo y tú nada. Convertirán tu vida en un infierno con la intención de llevarte al cielo. Mezquinos por naturaleza, creen en el castigo y la censura para la purificación del alma. Dan auténtico pavor porque realmente creen que lo están haciendo por tu bien.

Vade retro a estos vampiros moralistas, o corres el peligro de perder tu identidad.

5. Vampiros emocionales del tipo paranoico

Por último y no por ello menos importantes, están los vampiros paranoicos. En busca de la auténtica verdad, harán de tu vida un auténtico tormento. Buscarán hasta debajo de las piedras para pillarte en falta y reza para que no lo haga porque un vampiro paranoico te la encuentra.

Pueden rasgarte el corazón y romperlo en pedazos si no eres leal. Con ellos nada de medias tintas; o todo o nada. Raramente perdonan. Su vida es una traición imaginada detrás de otra.

Es la cita perfecta para Halloween; provócale con una mentira y prepárate para una noche de auténtico terror: lágrimas, gritos, preguntas enrevesadas, celos y angustias te harán recordar esa noche como la más terrorífica de tu vida. Porque amigo mío, sí: una rabieta de un vampiro paranoico durará hasta el amanecer.

¡Saca las estacas y hazles la cruz!

Una vez que conocemos estos vampirillos tan adorables que pululan a tu alrededor, tienes dos opciones: O esconderte debajo de la cama hasta el fin de tus días, o inevitablemente tendrás que interactuar con ellos de vez en cuando.

Afila tus estacas, agudiza tu olfato para verlos venir de lejos, o imprímete esta pequeña guía y llévala en el bolsillo para reconocerlos.

Si todo esto no funciona, come ajo.

Mal que te pese, alguno huirá por propia voluntad…

Seguir leyendo Vampiros emocionales: Descubre quién son y ¡hazles la cruz!

¿Qué son las emociones?, ¿Es malo sentir ansiedad, miedo, ira…?, ¿Podemos controlarlas?

La mayoría de nosotros ha oído hablar de las emociones y ha leído sobre ellas, pero, ¿qué son exactamente las emociones? Las emociones son una respuesta que aparece en las personas ante situaciones que consideramos importante. ¿Podemos controlar nuestras emociones negativas? ¿para qué sirven? ¿Son perjudiciales? ¿Cómo podemos regularlas? Descúbrelo en este post:

Supongamos que de repente nos llama nuestro jefe para decirnos que mañana tenemos que exponer ante 400 personas un tema relacionado con el trabajo. Ante esta situación aparecerá una emoción llamada ansiedad que nos está indicando la existencia de una situación amenazante.

Qué son las emociones

¿Cómo se manifiestan las emociones en nosotros?

Siguiendo con el ejemplo anterior, la emoción de ansiedad  se va a manifestar en nosotros de tres maneras. En primer lugar tendrá lugar la activación de nuestro cuerpo, de tal modo que es posible que sintamos un aumento de la tasa cardíaca, junto a un aumento de la frecuencia respiratoria, sudoración, tensión muscular…etc; por otro lado, aparecerán pensamientos negativos relacionados con lo que va a ocurrir en un futuro: “me voy a quedar en blanco”, “me voy a poner rojo y se van a reír de mi”….y por último, a nivel conductual, es posible que llevemos a cabo conductas estereotipadas (movimientos repetitivos con alguna parte de nuestro cuerpo u objeto) o nos pongamos a hacer cosas de forma compulsiva.

¿Son malas las emociones negativas?

La mayoría de nosotros considera que emociones negativas tales como, ansiedad, miedo, ira, tristeza…etc. son malas, pero ¿es realmente cierto?, ¿son malas las emociones negativas? La respuesta es no. Las emociones, tanto negativas como positivas, son adaptativas ya que nos ayudan a responder de la manera más adecuada ante las situaciones que se nos plantean en la vida. Imaginad que estamos en medio del bosque y de repente aparece un tigre, ante esta situación la mayoría de nosotros sentirá la emoción de ansiedad o miedo, y en nuestro organismo tendrán lugar unos cambios (aumento de la tasa cardíaca, aumento de la frecuencia respiratoria, tensión muscular) que nos preparan para la huida, siendo esta la respuesta más adecuada para nuestra supervivencia.

¿Qué ocurre con el resto de emociones negativas? ¿Para qué sirven?

La ira es otra emoción negativa que aparece cuando consideramos que terceras personas están impidiendo que consigamos nuestros objetivos, en este caso dicha emoción nos impulsa para llevar a cabo acciones de ataque o defensa que nos permitan eliminar esos obstáculos que nos alejan de nuestras metas.

El asco es una emoción que aparece ante estímulos potencialmente peligrosos y desagradables y nos impulsa al rechazo de los mismos con el objetivo de preservar nuestra vida.

La tristeza aparece ante situaciones de pérdida y se acompaña de una expresión facial característica, la cual nos permite reclamar ayuda, aumentar la cohesión con otras personas, apaciguar posibles reacciones de agresión  y por otro lado nos sitúa en una situación idónea para la reflexión.

¿Las emociones negativas pueden resultar perjudiciales?

Todas estas emociones son consideradas buenas y adaptativas, sin embargo puede tener lugar un desajuste en cuanto a la frecuencia, la duración o la intensidad de las mismas. En ese caso estaríamos hablando de emociones perjudiciales. Volviendo al ejemplo del trabajo, supongamos que tenemos que preparar la exposición  para las 400 personas, ante esta situación unos niveles medios de ansiedad serían los óptimos para que podamos rendir en la preparación y exposición de trabajo, sin embargo unos niveles extremos de dicha emoción posiblemente nos imposibilitasen la preparación y la exposición del trabajo.

¿Qué podemos hacer para regular nuestras emociones?

  • 1- Es importante que identifiquemos le emoción que estamos sintiendo, el significado de la misma y su función, tanto en nosotros como en los demás.

  • 2- Para regular nuestras emociones es importante que nos centremos en cuidar aspectos relacionados con la alimentación, el sueño, el ejercicio físico, las amistades y el apoyo social.

  • 3- Es importante que aceptemos las emociones, y nos demos cuenta de que nosotros no somos la emoción que sentimos, por tanto no tenemos por qué actuar según dicha emoción. Aceptar la emoción implica que disminuya el miedo a experimentar emociones dolorosas.

  • 4- Manejar emociones negativas, actuando de manera opuesta a la emoción que estamos sintiendo.  Así, por ejemplo, ante la vergüenza, la ansiedad o el miedo actuaríamos con acercamiento, ante la tristeza con la activación, y ante la ira con la evitación.

  • 5- Es importante que construyamos una lista de objetivos vitales y de los pasos a seguir para conseguir dichos objetivos y que las emociones negativas experimentadas no sean un impedimento para llevar a cabo las acciones que nos acercan a nuestras metas.

 

Test de inteligencia: Historia, tipos y los mejores test para medir la inteligencia

El estudio de la inteligencia ha ido desarrollándose durante muchos años y ha ido modificándose hasta el punto de que hoy en día los test de inteligencia se aplican en multitud de situaciones. Descubre en este artículo qué son los test de inteligencia, su historia, los tipos de test que existen y la mejor forma de medir el CI de intelectual de una persona.

Test de inteligencia CI

A lo largo del tiempo ha habido un concepto que a todos los seres humanos les ha parecido de gran importancia y valoración, se trata de la inteligencia. Hoy en día muchas personas quieren saber el coeficiente intelectual que tienen y que grado de inteligencia poseen.

Un test de inteligencia es una prueba más, que mide en concreto los conocimientos, aptitudes y funciones. Su característica principal es hallar el coeficiente intelectual, a través de pruebas que midan la capacidad de asimilar, entender y elaborar información de una manera adecuada. Hay mucha gente que posee una gran capacidad de razonamiento pero que le cuesta mantener la atención, o personas que poseen altas habilidades para los idiomas y sin embargo no destacan en absoluto en otras áreas. Es por este motivo por el que en este articulo se quiere dejar claro que los test de inteligencia son concretos de las pruebas que se pasan para obtener los resultados.

Una mala puntuación en estas pruebas no siempre indica un coeficiente intelectual bajo, algunas veces pueden deberse a que los sujetos que han sido sometidos a la prueba destacan en otras áreas que no miden estos test de inteligencia. Por lo tanto, cabe recalcar la importancia de que los test de inteligencia se encargan de medir una serie de aspectos determinados para ofrecer una resolución de la información en donde puede hallarse el coeficiente intelectual, de acuerdo a las respuestas positivas dadas por el sujeto en relación a las pruebas de inteligencia que ha respondido y no a otras áreas que no se han evaluado. Descubre los diferentes tipos de inteligencia que existen.Un test de inteligencia es una prueba más, que mide en concreto los conocimientos, aptitudes y funciones. Su característica principal es hallar el coeficiente intelectual, a través de pruebas que midan la capacidad de asimilar, entender y elaborar información de una manera adecuada. Hay mucha gente que posee una gran capacidad de razonamiento pero que le cuesta mantener la atención, o personas que poseen altas habilidades para los idiomas y sin embargo no destacan en absoluto en otras áreas. Es por este motivo por el que en este articulo se quiere dejar claro que los test de inteligencia son concretos de las pruebas que se pasan para obtener los resultados.

A continuación se reflejan los rangos a los que pertenecen las puntuaciones de coeficiente intelectual de los distintos test de inteligencia:

CI de 130 o más Muy superior (superdotado)
CI entre 120 y 129 superior
CI entre 110 y 119 Medio-alto
CI entre 90 y 109 medio
CI entre 80 y 89 Medio-bajo
CI entre 70 y 79 bajo
CI de 69 o menos Deficiente
CI entre 50 y 69 Deficiente ligero
CI entre 35 y 49 Deficiente moderado
CI de 35 o menos Deficiente grave

Historia de los test de inteligencia (CI)

1- Los test de inteligencia de Francis Galton

La historia de los test de inteligencia se remonta a Galton. Comenzó a estudiar la relación que existía entre la herencia y la capacidad humana. Además resulto ser el primero en utilizar las estadísticas para medir las características y las capacidades humanas, donde se incluyó la inteligencia comprensiva, es por ello que se le reconoce como el padre de las pruebas psicológicas. Partiendo del supuesto de que la información recibida por los sentidos y tratada eficazmente incide en un buen desarrollo de las habilidades intelectuales, desarrolló los test de inteligencia.

Estos primeros test no fueron válidos pero incitaron al desarrollo de nuevos test de inteligencia que sí han sido validados y se utilizan en la actualidad.

2- Test de inteligencia Lewis Terman y Alfred Binet.

Terman desarrollo durante la Primera Guerra Mundial un test de inteligencia para ayudar al Ejercito a elegir a los nuevos reclutas. Él, junto a Binet, desarrollaron el IQ Test Satanford-Binet, la prueba de coeficiente intelectual estándar en los Estados Unidos que se utiliza hasta la actualidad. Binet por su parte, desarrollo una prueba para medir la inteligencia en niños de edad escolar. Sus pruebas no se hicieron conocidas hasta la aparición de del IQ Test, base para futuras pruebas de coeficiente intelectual.

El IQ Test tubo una gran repercusión a nivel mundial gracias a estos dos autores que para crearlo fueron más allá de lo que se había hecho hasta la fecha. A diferencia de Galton, Binet y sus colaboradores, entre los que se incluye a Terman, se orientaron a medir procesos intelectuales más complejos como la capacidad de juicio,  la memoria, la comprensión y el razonamiento, poniendo énfasis en el lenguaje como principal desarrollador cognoscitivo, algo que no se había hecho hasta el momento.

Las  escalas creadas por Binet en Francia, fueron traducidas posteriormente por Terman en Estados Unidos. Este autor no solamente tradujo el idioma sino que adaptó la escala a la cultura americana. Así el test de inteligencia Terman-Binet se convirtió durante muchos años en la escala más empleada para medir el coeficiente intelectual hasta hoy en día.

CogniFit: Tecnología líder en evaluación y estimulación cognitiva adecuada a cada individúo

3- Test de inteligencia de David Wechesler

Fue en 1930 cuando Wechsler realizo una importante contribución al campo de la evaluación intelectual. Este autor poseía grandes conocimientos acerca de las habilidades clínicas y de la estadística, debido a los estudios realizados anteriormente. Además tenía una basta experiencia en evaluación intelectual ya que él también contribuyó con sus trabajos durante la Primera Guerra Mundial. En el trabajo de Wechsler tiene gran peso el sistema ideado por Stanford Binet y el de otros autores muy conocidos. Wechsler diseño una serie de pruebas:

  1. Escala de Inteligencia Wechsler Bellevue (1938).
  2. Escala WAIS (1939).
  3. Escala de Inteligencia Wechsler Bellevue II (1946).
  4. Escala WISC (para niños de 5 a 15 años de edad) (1949).

La aportación más importante que realizó este autor fue la posibilidad de conjuntar en un solo instrumento las mejores medidas de inteligencia de sus época. Cabe destacar la importancia del test de inteligencia WAIS. Este test de inteligencia nos permite calcular el citado coeficiente intelectual en la población adulta (entre los 16 y los 64 años). Hasta la fecha se ha convertido en la prueba más usada en la clínica gracias a su alta fiabilidad y validez.

4- Test de inteligencia de Henry Goddard

Otro autor que cabe destacar es Henry Goddard. Este autor era el director de la escuela en Nueva Jersey y utilizaba la prueba del coeficiente intelectual de Binet como un examen de ingreso para poder acceder a la escuela. Para él ese examen tenía mucha importancia ya que consideraba que una persona con una baja puntuación en su coeficiente intelectual poseía una incapacidad para aprender. Llevo tan al extremo esta clasificación que el dependiendo de los resultados de la prueba clasificaba a los individuos como  ‘moron’ para aquellos con un CI entre 51-70, imbécil para aquellos entre 16-50 e idiota para aquellos entre 0-25 en función de su coeficiente intelectual.

Es necesario señalar el punto de vista de este autor para poder volver a recalcar la importancia de que los test de inteligencia son un instrumento de medida de ciertas habilidades que se evalúan en dichos test pero que no llegan a evaluar todas las habilidades que una persona posee. Por lo tanto su resolución debe tomarse siempre de una forma específica de dichas áreas y no de todo el individuo en general.

Algunas pruebas de inteligencia

Anteriormente en otros artículos de Cognifit se ha hablado acerca de los test de inteligencia y concretamente en el articulo Tipos de test de inteligencia, se repasa con cautela todos los test de inteligencia con las diferentes medidas y utilidades. Es por ello que en este articulo se añadirán test de inteligencia que no se han mencionado anteriormente para que los lectores podáis tener más referencias sobre los distintos test de inteligencia. Se hará una breve mención a los test de inteligencia que se habló en el anterior articulo citado.

1- Test de inteligencia Stanford-Binet

El test de inteligencia Stanford-Binet es una revisión del test de Binet-Simon. Se aplica principalmente a niños  aunque también se puede utilizar en personas adultas. La duración varia de 30 minutos en niños a una hora y media en adultos.  Este test de inteligencia tiene un fuerte componente verbal y permite obtener un CI en cuatro áreas o dimensiones.

2- Test WAIS

La escala de inteligencia Wechsler para adultos permite obtener el CI, y además ofrece independientemente el CI manipulativo y el CI verbal. Tiene una duración de 90-120 minutos. Se aplica a partir de los 16 años.

3- Test WISCH

El WISC, es otro test de inteligencia desarrollado por el mismo autor que la escala anterior, David Wechsler, como una adaptación del Test WAIS para aplicarlo en niños. No permite obtener puntuaciones en tres escalas: la verbal, la manipulativa y la total.

4- Batería de Kaufman de Evaluación para Niños (K- ABC)

Esta batería de inteligencia fue diseñada con el propósito de evaluar las habilidades de los niños de entre 2 años y medio a 12 años y medio. Se resuelven problemas que requieren un procesamiento mental simultáneo y secuencial.  Las pruebas pueden administrarse en un tiempo muy variable de 35 a 85 minutos.

5- Test de Raven

El test de inteligencia de Raven tiene como finalidad medir el CI. Es un test no verbal, donde el sujeto debe describir piezas faltantes de una serie de láminas impresas. Se aplica en niños, adolescentes y adultos.

6- Pruebas Woodcock-Johnson III de Habilidades Cognitivas (WJ III)

La principal característica de el test de inteligencia WJ III es que tienen un amplio rango de edad, pues se pueden utilizar para todas las edades a partir de los dos años. El test de inteligencia consta de una batería estándar para evaluar 6 áreas, y 14 áreas en la batería ampliada.

7- Matrices

Es un test de inteligencia diseñado para medir la inteligencia en general en toda la población (niños, adolescentes y adultos). Es una prueba de razonamiento inductivo que se basa en estímulos no verbales y nos ayuda a estimar la inteligencia fluida y la capacidad general (o factor G). Su rango de edad va desde los 6 años hasta los 74. Esta prueba tiene gran importancia al pasarla a usuarios que no dominen el idioma, tengan problemas de audición o en la comunicación en general. Esto es debido a que además del carácter no verbal de la misma, se apoya en gestos e ilustraciones. Se puede aplicar de manera individual o colectiva y tiene una duración de 45 minutos.

8- BPR. Batería de pruebas de razonamiento.

Este test de inteligencia permite evaluar la capacidad de razonamiento en niños y adolescentes mediante el razonamiento abstracto, verbal, numérico, práctico, espacial y mecánico. Dispone de tres niveles en total dependiendo de la edad de los sujetos en un rango de 9 a 18 años. La duración de la prueba esta estimada entre 45 y 60 minutos.

9- RIAS. Escala de inteligencia de Reynols.

El RIAS es un test de inteligencia ideado para ganar tiempo a la hora de medir la inteligencia ya que puede aplicarse en una duración de tan solo 40 minutos proporcionando una información completa y fiable sobre la evaluación de la inteligencia y la memoria. Además el rango de edad al que se aplica es muy grande ya que puede comenzar a aplicarse desde los 3 hasta los 94 años. Se compone de seis subtest y ofrece información acerca de la inteligencia general, inteligencia verbal, inteligencia no verbal y memoria general.

10- CogniFit: Evaluación neuropsicológica

Los últimos descubrimientos sobre neuroedicación y el cerebro, muestran que es imposible que un test de inteligencia mida las capacidades cognitivas de una persona con un solo parámetro. El cerebro humano es muy complejo, hay gente que tiene muchísima capacidad de planificación, pero mala memoria. Otros pueden tener un talento especial para hablar idiomas, pero sin embargo el arte se les de mal.

Por tanto, si lo que buscas es evaluar de forma profesional y precisa tus funciones cerebrales, debes elegir programas científicos. CogniFit es la plataforma neurocientífica de evaulación y entrenamiento cerebral líder.

CogniFit es muy fácil de utilizar y está dirigido tanto a profesionales del sector salud, o investigación, como al público en general no especializado. La batería de evaluación y rehabilitación cognitiva cuenta con múltiples tareas validadas clínicamente que permiten medir más de 20 habilidades cognitivas fundamentales del área de la atención, planificación, memoria…

Cada una de estas pruebas está perfectamente definida, validada y sometida a un control de medida objetivo.

Muchas gracias por leer 🙂 No dudes en escribir tus comentarios acerca de este articulo y realizar todas las preguntas que desees, muchas gracias.

Test inteligencia emocional: 24 preguntas para medir tu coeficiente emocional

El cociente intelectual repercute tan sólo en el 20% del éxito laboral y profesional de las personas, sin embargo la inteligencia emocional lo hace en un 80%” ¿Te atreves a realizar este test de inteligencia emocional? 24 sencillas preguntas para descubrir tus aptitudes emocionales. 

Daniel Goleman, uno de los estudiosos de las emociones, publicó en 1995 su bestseller titulado “Inteligencia emocional”, ¿Por qué se convirtió este libro en un bestseller? Porque desveló que los factores que determinarán el éxito de una persona no dependen tanto de su coeficiente intelectual, si no de sus aptitudes emocionales.

Esta información causó admiración y revuelo para muchos, y supuso poner en entredicho las bases actuales del sistema educativo, un sistema basado en el cociente intelectual, que no contempla a la Inteligencia emocional. ¿Te gustaría medir tu inteligencia emocional? Este test, puede ayudarte a predecir tu nivel de éxito profesional 😉

Test de inteligencia emocional. Preguntas para medir tu coeficiente emocional

Test de inteligencia emocional

A continuación os muestro un test para que conozcáis vuestra inteligencia emocional y, si queréis, podéis utilizarlo también para conocer la inteligencia emocional de vuestros familiares y amigos.

El test de inteligencia emocional mide  tres dimensiones clave:

1- Atención: Soy capaz de sentir y expresar los sentimientos de forma adecuada

2- Claridad: Comprendo bien mis estados

3- Reparación: Soy capaz de regular los estados emocionales correctamente

24 preguntas para evaluar tu inteligencia emocional

En primer lugar debéis leer las siguientes afirmaciones sobre vuestras emociones y sentimientos e indicar el grado de acuerdo o de desacuerdo con respecto a las mismas.

1

2 3 4 5
Nada de acuerdo Algo de acuerdo Bastante de acuerdo Muy de acuerdo

Totalmente de acuerdo

No olvidéis que no hay respuestas correctas o incorrectas, marcad la que más se aproxime a vuestras preferencias y, !no emplees demasiado tiempo en cada uno de ellas¡

1. Presto mucha atención a los sentimientos. 1 2 3 4 5
2. Normalmente me preocupo por lo que siento. 1 2 3 4 5
3. Normalmente dedico tiempo a pensar en mis emociones. 1 2 3 4 5
4. Pienso que merece la pena prestar atención a mis emociones. 1 2 3 4 5
5. Dejo que mi sentimientos afecten a mis pensamientos. 1 2 3 4 5
6. Pienso en mi estado de ánimo constantemente. 1 2 3 4 5
7. A menudo pienso en mis sentimientos. 1 2 3 4 5
8. Presto mucha atención a cómo me siento. 1 2 3 4 5
9. Tengo claros mis sentimientos. 1 2 3 4 5
10. Frecuentemente puedo definir mis sentimeintos. 1 2 3 4 5
11. Casi siempre sé cómo me siento. 1 2 3 4 5
12. Normalmente conozco mis sentimientos sobre las personas. 1 2 3 4 5
13. A menudo me doy cuenta de mis sentimientos en diferentes situaciones. 1 2 3 4 5
14. Siempre puedo decir cómo me siento. 1 2 3 4 5
15. A veces puedo decir cuáles son mis emociones. 1 2 3 4 5
16. Puedo llegar a comprender mis sentimientos. 1 2 3 4 5
17. Aunque a veces me siento triste, suelo tener una visión positiva. 1 2 3 4 5
18. Aunque me sienta mal, procuro pensar en cosas agradables. 1 2 3 4 5
19. Cuando estoy triste, pienso en todos los placeres de la vida. 1 2 3 4 5
20. Intento tener pensamientos positivos aunque me sienta mal. 1 2 3 4 5
21. Si doy demasiadas vueltas a las cosas, complicándolas, trato de calmarme. 1 2 3 4 5
22. Me preocupo por tener un buen estado de ánimo. 1 2 3 4 5
23. Tengo mucha energía cuando me siento feliz. 1 2 3 4 5
24. Cuando estoy enfadado intento cambiar mi estado de ánimo. 1 2 3 4 5

Una vez rellenado el cuestionario llega el momento de corregirlo para que así podáis hallar vuestra puntuación en el test de Inteligencia emocional.

¡Nos disponemos a corregir el test de inteligencia emocional!

Para corregir y obtener una puntuación en los tres factores de la inteligencia emocional, debéis sumar los items del 1 al 8 para hallar la puntuación del factor atención emocional, los ítems del 9 al 16 para el factor claridad emocional y del 17 al 24 para el factor reparación de las emociones.

A continuación debéis mirar vuestra puntuación en las tablas que os presento, y tened en cuenta que debéis fijaros en las puntuaciones de la izquierda si sois hombres y en las puntuaciones de la derecha si sois mujeres.

Atención
Puntuaciones hombres Puntuaciones mujeres
Debe mejorar su atención: presta poca atención < 21 Debe mejorar su atención: presta poca atención < 24
Adecuada atención 22 a 32 Adecuada atención 25 a 35
Debe mejorar su atención: presta demasiada atención > 33 Debe mejorar su atención: presta demasiada atención > 36
Claridad
Puntuaciones hombres Puntuaciones mujeres
Debe mejorar su claridad < 25 Debe mejorar su claridad < 23
Adecuada atención 26 a 35 Adecuada atención 24 a 34
Excelente claridad > 36 Excelente claridad > 35
Reparación
Puntuaciones hombres Puntuaciones mujeres
Debe mejorar su reparación  < 23 Debe mejorar su reparación < 23
Adecuada atención 24 a 35 Adecuada reparación 24 a 34
Excelente reparación > 36 Excelente reparación > 35

¿Se puede desarrollar la inteligencia emocional?

Independientemente de la puntuación hallada, la buena noticia es que la Inteligencia emocional  se pueda desarrollar y  la podemos trabajar a lo largo de nuestra vida.

Beneficios de la inteligencia emocional

A través de numerosos estudios se ha encontrado que los beneficios de la inteligencia emocional no solo se limitan al ámbito laboral y profesional, sino que estos se extienden a una gran variedad de ámbitos.

Los investigadores han hallado que  personas con altas puntuaciones en inteligencia emocional presentan:

  1. Mayor rendimiento académico
  2. Mejores relaciones familiares e íntimas
  3. Mejores relaciones sociales
  4. Menores niveles de ansiedad y estrés
  5. Menores niveles de depresión
  6. Menor probabilidad de consumo de drogas
  7. Menor probabilidad de conflictos interpersonales

Algunas referencias sobre la utilización de la escala: Carranque, G.A., Fernández-Berrocal, P., Baena, E., Bazán, R., Cárdenas, B., Herraiz, R., y Velasco, B. (2004). Extremera, N. y Fernández-Berrocal, P. (2002). Relation of perceived emotional intelligence and healthrelated quality of life in middle-aged women. Psychological Reports, 91, 47-59. Extremera, N., Fernández-Berrocal, P., y Durán, A. (2003). Extremera, N., y Fernández-Berrocal, P. (2003). La inteligencia emocional en el contexto educativo: hallazgos científicos de sus efectos en el aula. Revista de Educación, 332, 97-116. Inteligencia emocional y depresión. Encuentros en Psicología Social, 1, 251-254. Fernández-Berrocal, P., Extremera, N. y Ramos, N. (2004). Validity and reliability of the Spanish modified version of the Trait Meta-Mood Scale. Psychological Reports, 94, 751-755. 

Procesos cognitivos: Qué son y cómo podemos mejorar nuestros procesos mentales

Detectar cambios a nuestro alrededor, recordar la lista de la compra, decidir qué apartamento queremos alquilar, atender a un amigo que nos está contando un problema… ¿Qué tienen en común todas estas acciones? Somos capaces de llevarlas a cabo gracias a nuestros procesos cognitivos o mentales. Si deseas saber qué tipos de procesos cognitivos existen, cómo intervienen en la educación, cómo mejorarlos y mucho más, te invitamos a  descubrirlo aquí.

¿Qué son los procesos cognitivos o mentales?

La definición de los procesos mentales abarca un elevado número de tareas que nuestro cerebro lleva a cabo continuamente. Son los procedimientos encargados de procesar toda la información que recibimos del ambiente. Gracias a ellos tiene lugar la cognición, que nos posibilita conocer el mundo.

Imagina es estás tranquilamente en el sofá mientras ves una película. A pesar de tu ensimismamiento con la historia, empiezas a detectar que huele a quemado. ¿¡Qué vas a hacer!? Afortunadamente, tu cerebro centrará toda tu atención en el peligro al que te enfrentas.

Recordarás que has dejado una pizza desamparada en el horno. Correrás hacia la cocina lo más rápido posible y coordinarás una serie de movimientos para sacar tu cena. Entonces decidirás si vas a comer las partes más chamuscadas o no y regresarás al salón. Los procesos cognitivos han guiado toda esta sucesión de acciones.

Una interacción armoniosa entre los procesos mentales es fundamental para que analicemos adecuadamente la realidad y respondamos en consecuencia. Gracias a ellos podemos adaptarnos flexiblemente a las demandas de cada situación. Nuestras funciones ejecutivas se encargan de coordinar estos procedimientos.

A pesar de que los procesos mentales interaccionan entre ellos; también actúan por separado. Por ejemplo, podemos observar cómo personas con alteraciones en el lenguaje o en la memoria son capaces de percibir perfectamente estímulos o resolver problemas matemáticos.

¿Quiénes estudian los procesos cognitivos?

Los procesos cognitivos son analizados desde diversas ciencias como la lingüística, la sociología, la neurología, la antropología, o la filosofía. En cuanto a la psicología, es la psicología cognitiva el campo dedicado a investigarlos y a procurar que seamos capaces de mejorar nuestros procesos mentales.

En los sesenta, gracias a profesionales de diversas disciplinas, emergió la revolución cognitiva, que propició el estudio de estos procedimientos. Los procesos mentales en psicología son investigados en profundidad. Actualmente su estudio está en auge y se investigan para aplicarlos en campos tan dispares como la psicoterapia o el marketing.

De hecho, las técnicas de neuroimagen resultan una gran ayuda a la hora de indagar en cómo procesamos la información. Podemos confiar en que presenciaremos grandes avances en la comprensión de los procesos cognitivos. En este artículo profundizaremos en ellos de forma que sepas cómo influyen en diversos contextos como tu vida cotidiana.

Tipos de procesos cognitivos ¿Cuáles son los procesos cognitivos?

Procesos cognitivos inferiores o básicos

Sensación y percepción

Las sensaciones son provocadas por los diversos estímulos existentes en nuestro entorno. Nos llegan a través de nuestros sentidos y nos permiten conocer información del mundo exterior. Son datos inmediatos que recibimos del ambiente o de nuestro propio cuerpo. En cambio, el proceso mental básico de percepción implica cierta interpretación de los elementos percibidos.

Continuamente percibimos diferentes eventos, a menudo sin realizar ningún esfuerzo. Somos conscientes del movimiento de las personas que nos rodean, los mensajes que nos envían al móvil, los sabores de los alimentos que comemos, la disposición de los muebles de una habitación, nuestras posturas corporales, etc. Nuestras experiencias previas son elementales a la hora de otorgar significado a estos estímulos.

Los psicólogos de la Gestalt realizaron grandes aportaciones al campo de estudio de la percepción. Ellos creían que “el todo es mayor que la suma de sus partes”. Es decir, consideraban que somos seres activos a la hora de procesar nuestra realidad. Asimismo, elaboraron las célebres leyes de la Gestalt, que explican fenómenos de nuestra percepción como las ilusiones ópticas.

Atención

A pesar del desorbitado número de elementos que nos acompañan en cada momento, somos capaces de atender a un gran número de estímulos y también de dirigir nuestra atención en función de nuestros intereses.

Algunas acciones como caminar o masticar prácticamente no requieren atención. En cambio, debemos centrarnos lo máximo posible en medir todas las palabras que decimos y nuestro lenguaje corporal si estamos exponiendo públicamente un proyecto trascendental ante una audiencia exigente.

Afortunadamente, logramos automatizar ciertos procesos que hemos repetido varias veces. Por ejemplo, a pesar del gran esfuerzo que cuesta coordinar todas las tareas que requiere conducir al principio, posteriormente se consigue de una forma infinitamente más fluida y sencilla.

Memoria

¿Cuál es la capital de Francia? ¿Quién fue tu mejor amigo en el colegio? ¿Cómo se toca la flauta? Nuestra memoria tiene las respuestas para estas cuestiones y para un sinfín de preguntas más. Nos permite codificar los datos que recibimos del ambiente, consolidarlos y recuperarlos posteriormente.

Tenemos diversos tipos de memoria; como la memoria sensorial, la memoria a corto plazo, la memoria de trabajo, la memoria semántica, la memoria autobiográfica, etc. Estas clases interactúan entre ellas, pero no todas dependen de las mismas partes del cerebro. Una muestra de esto son las personas que padecen amnesia y pueden recordar cómo caminar pero no quién es su pareja.

Procesos cognitivos: Inferiores o básicos y superiores o complejos

Procesos cognitivos superiores o complejos

Inteligencia

La inteligencia es un concepto escurridizo que nos ayuda a resolver diferentes tipos de problemas. Hoy en día la teoría de las inteligencias múltiples de Gardner goza de una gran aceptación. Gardner mantiene que no existe un único tipo de inteligencia y que es preferible contemplar diversas capacidades en distintos ámbitos.

La inteligencia intrapersonal, la lingüística, la lógico-matemática o la musical son ejemplos de las clases de este proceso cognitivo superior. Actualmente también se enfatiza notablemente la relevancia de la inteligencia emocional, que es esencial para que seamos capaces de manejar las coyunturas que se nos presentan en nuestro día a día.

Existen ciertas características más habituales en las personas inteligentes. Sin embargo, podemos poner en práctica estrategias para desarrollar nuestra inteligencia. Este proceso mental superior no es estático y no puede limitarse a un número obtenido en un test para medir nuestro cociente intelectual.

Pensamiento

La complejidad y heterogeneidad de nuestros pensamientos resulta fascinante. Este proceso mental superior se encarga de tareas relativas a la resolución de problemas, el razonamiento, la toma de decisiones, el pensamiento creativo, el pensamiento divergente, etc.

Para simplificar estas funciones, nuestro cerebro tiende a crear conceptos. Necesitamos agrupar ideas, objetos, personas o cualquier otra clase de elementos que se nos ocurra. Generalmente esto nos ayuda a agilizar nuestros procesos mentales. No obstante, intentamos ser lógicos y a menudo ignoramos lo irracionales que somos.

Utilizamos atajos para no analizar toda la información y pensar rápidamente. Esto nos conduce a cometer sesgos cognitivos, que son desviaciones del proceso normal de razonamiento. Por ejemplo, a veces creemos que somos capaces de averiguar lo que va a suceder en un juego de azar.

De hecho, incluso en ocasiones los sesgos cognitivos dan lugar a las distorsiones cognitivas, que son pensamientos extremadamente negativos e irracionales como “todo el mundo me odia”. No obstante, nosotros mismos podemos detener nuestros pensamientos obsesivos.

Lenguaje

Asombrosamente, somos capaces de producir y comprender diversos sonidos y palabras, combinar un sinfín de letras y frases, expresar con precisión lo que deseamos comunicar, etc. Asimismo, acompañamos nuestras palabras de nuestro lenguaje corporal. Incluso podemos dominar más de un idioma.

El desarrollo del lenguaje se produce a lo largo de todo nuestro ciclo vital. Las competencias comunicativas de cada persona varían notablemente y se pueden mejorar practicando. Algunos trastornos del lenguaje dificultan especialmente la comunicación por diferentes causas, aunque también es posible ayudar a las personas con estos problemas.

Procesos cognitivos en la educación: Aplicaciones y ejemplos

Los procesos mentales en psicología son analizados con el fin de ayudarnos a mejorar nuestra calidad de vida. Es elemental que aprendamos a desarrollarlos y a gestionarlos desde que nacemos. En el aula nos enfrentamos a diversas actividades que ponen a prueba nuestras capacidades de interiorizar conocimientos, escuchar a nuestros compañeros o resolver obstáculos imprevisibles.

Procesos cognitivos en el aprendizaje

Existen diversas teorías del aprendizaje. Sin embargo, exceptuando algunos defensores del aprendizaje asociativo, ninguna ignora los procesos mentales. Por otra parte, ningún proceso cognitivo en el aprendizaje suele actuar de forma independiente. Nos esforzamos por integrar todos nuestros recursos para mejorar nuestros hábitos de estudio y lograr un aprendizaje significativo.

Procesos cognitivos en la lectura

Cuando nos encontramos ante un libro debemos reconocer las letras, evitar distraernos con estímulos irrelevantes, recordar las palabras que vamos leyendo, asociar lo que leemos con otros contenidos que aprendimos previamente, etc.

No obstante, no procesaremos la información de la misma manera si únicamente pretendemos encontrar un fragmento que nos interesa especialmente, si estamos estudiando para un examen o si deseamos disfrutar de una historia.

Procesos cognitivos en la escritura

En cuanto a los procesos mentales implicados en la escritura, sucede lo mismo que con los relativos a la lectura. Necesitamos ignorar los ruidos que nos dificultan redactar, procurar que nuestra letra resulte legible, recordar qué hemos escrito en los párrafos anteriores, preocuparnos por nuestra ortografía, etc.

Además, también es necesario que planifiquemos debidamente lo que deseamos escribir. ¿Esta expresión es demasiado coloquial? ¿Entenderán los demás lo que pretendo transmitir? ¿Este cero parece una o?

Consejos y actividades para mejorar procesos cognitivos ¿Cómo podemos mejorar nuestros procesos mentales?

Independientemente de si estás buscando actividades y ejercicios de desarrollo cognitivo infantil o si deseas mejorar tus procesos mentales, aquí te damos algunas recomendaciones para que puedas lograrlo. Es posible entrenar nuestras capacidades cognitivas en cualquier etapa de nuestro ciclo vital.

1. Cuida tu salud

Nuestra salud mental y física es inseparable de nuestros procesos cognitivos. Existen diversos malos hábitos que perjudican nuestra mente y empeoran nuestro rendimiento en diversas áreas de nuestras vidas. Por ejemplo, hábitos como pegarnos a nuestro móvil antes de ir la cama, infravalorarnos, descuidar nuestras relaciones sociales o alimentarnos indebidamente repercuten en nuestros procesos mentales.

2. Benefíciate de la tecnología

Hoy en día existen numerosas actividades como los juegos mentales que posibilitan evaluar y entrenar nuestro cerebro de forma divertida y sencilla. La neuroeducación nos permite conocer mejor cómo aprende nuestro cerebro y desarrollar nuestros procesos mentales.

CogniFit es la herramienta líder en evaluación y estimulación cognitiva. A través de las entretenidas actividades que propone esta plataforma se pueden mejorar capacidades como la memoria, la planificación, el reconocimiento o la exploración visual. CogniFit ofrece actividades desarrollo cognitivo para adultos y también cuenta con ejercicios para el público infantil.

3. Reflexiona sobre tus progresos

Realizar una autoevaluación cada cierto tiempo nos permite descubrir nuestros progresos y saber cuáles son nuestras carencias para continuar avanzando. Es esencial que creamos en que es posible desarrollar procesos cognitivos como nuestra inteligencia o nuestro lenguaje. Es cuestión de practicar y también de confianza en nosotros mismos.

4. Desarrolla el pensamiento crítico

Formularnos preguntas y no aceptar cualquier argumento nos ayuda a ser más competentes y autónomos. El pensamiento crítico nos permite mejorar nuestra habilidad para razonar, realizar conexiones creativas entre ideas, desarrollar nuestro lenguaje, analizar en profundidad nuestro entorno, etc. La curiosidad es fundamental para explotar nuestro máximo potencial.

Si deseas desarrollar el pensamiento crítico de los más pequeños, existen numerosas opciones para conseguirlo. Puedes preguntarles cuáles son los motivos que han conducido a una persona a comportarse de una manera determinada, pedir que nos expliquen sus argumentos cuando toman una decisión o proponer que debatan con una persona que mantenga una postura opuesta a la suya. También puedes probar tú a poner en práctica estas actividades.

5. Lee

Como hemos comentado previamente, la lectura implica numerosos procesos cognitivos. Además de producir una gran satisfacción y transmitirnos abundantes conocimientos, leer es una forma estupenda de que aprendamos a atender a una sola tarea o mejoremos nuestras capacidades comunicativas.

6. Dedica tiempo a actividades creativas

Pintar, escribir cuentos, componer canciones, crear coreografías, participar en una obra de teatro… No importa qué actividades prefiramos, lo importante es que reservemos un momento al día para nuestra creatividad. Cualquier persona nace con la capacidad de crear, es cuestión de práctica y confianza que la saquemos a la luz.

Las tareas creativas presentan innumerables beneficios para nuestros procesos cognitivos. Nos ayudan a desarrollar nuestra inteligencia, la concentración, nuestra habilidad para encontrar respuestas más originales para los problemas, centrar nuestra atención, nos permiten relajarnos, etc.

7. Evita la multitarea

En ocasiones no sabemos cómo vamos a lograr cumplir con todas nuestras obligaciones. Es lógico que intentemos hacerlo todo a la vez para acabar antes. Sin embargo, esta costumbre suele ser contraproducente. Es perjudicial que los niños aprendan a estar a demasiadas cosas al mismo tiempo y a no dedicarse a ninguna en concreto.

Resulta maravilloso que podamos coordinar varios procesos mentales. Pero cuando intentamos ver una película, contestar un mail, redactar un informe para el trabajo, recordar las actividades que anotamos en nuestra agenda y prestar atención al horno a la vez… lo más probable es que no realicemos adecuadamente en ninguna tarea.

Es preferible centrarse en el presente para poder disfrutar cada momento y ser más eficiente. Es la mejor manera de realizar adecuadamente las actividades futuras. Si te cuesta prestar atención a lo que estás haciendo y te distraes con tus preocupaciones continuamente, puedes probar el mindfulness.

8. Si deseas ayudar a los niños, deja que resuelvan solos sus dificultades

Es necesario apoyar a los pequeños y que sepan que pueden contar con nuestra ayuda. Pero si un niño se acostumbra a que los demás resuelvan sus problemas con una simple petición, no se molestará en realizar tareas que incrementen su inteligencia o en agudizar sus procesos cognitivos básicos para descubrir otras alternativas.

Es preferible que actuemos únicamente en el caso de que sea necesario. Dar pistas es una buena técnica para que los niños sean capaces de ir avanzando hacia la solución poco a poco y esforzarse mientras son conscientes de que pueden contar con nosotros.

Si te apetece saber más sobre este tema o repasar algunos conceptos que hemos tratado en este artículo, te invitamos a ver este ameno curso sobre la cognición que trata los procesos mentales en psicología.

Muchas gracias por leer este artículo. Y tú, ¿sueles ejercitar tus procesos cognitivos?

Cómo memorizar más rápido: 6 Estrategias infalibles

Cómo memorizar más rápido. La habilidad de memorizar es muy importante para nosotros: Utilizamos nuestra memoria para superar con éxito los estudios, para mejorar en nuestro trabajo, y para casi cualquier actividad de nuestra vida diaria. Hay a algunas personas afortunadas, que cuentan con la habilidad innata de recordarlo todo, sin embargo, para el resto de los mortales: la memoria es una habilidad que se puede mejorar si ejercita adecuadamente. 

Mediante el entrenamiento cerebral y el uso de técnicas memorísticas, harás de tu cerebro tu mejor aliado. En este artículo, la neuropsicóloga Cristina Martínez de Toda, te invita a que descubras las últimas investigaciones en capacidad memorística, y unas estrategias inteligentes para hacer que seas capaz de memorizar más rápido. ¿Estás preparado? ¡Allá vamos!

Cómo memorizar más rápido

Para empezar, tienes que tener en cuenta que la memoria no es un elemento en sí, sino que es un constructo muy complejo, que forma parte de nuestras habilidades cognitivas. De esta manera, el término memoria no podría entenderse sin una serie de capacidades que la conforman. La memoria está formada por una serie de funciones cerebrales que se complementan e interrelacionan entre sí dando lugar al proceso de memoria.

Elementos como la memoria verbal, la capacidad de denominación, la memoria visual, la memoria ecoica, la memoria de trabajo, la memoria contextual, la memoria visual, la atención dividida, selectiva, sostenida y voluntaria, el enfoque y la planificación son fundamentales para un buen funcionamiento de nuestra memoria en general, y de un buen proceso memorístico en particular.

Cada persona es única, y por consiguiente su proceso memorístico también lo es. Hay personas que son capaces de retener una información simplemente oyéndola por la radio. Otros, por el contrario, prefieren escribir la información que quieren almacenar, o repetirla en voz alta. Algunos otros optan por esquemas y colores para grabar en su memoria datos importantes.

El primer paso que debes dar si quieres aprender a memorizar más rápido es encontrar y definir tu estilo memorístico. Es decir, tienes que saber detectar cuál es tu punto fuerte a la hora de memorizar, con el fin de aprender técnicas adecuadas conforme a tu estilo memorístico. ¿Eres más de escribir, o por el contrario das vueltas por el salón repitiendo en voz alta lo que te interesa memorizar?

“La memoria es el centinela del cerebro. William Shakespeare”

Hay tantos estilos memorísticos como personas. Recuerdo a una compañera de la facultad que se grababa los temas leídos por ella en una grabadora, y se los ponía continuamente en casa mientras hacía las tareas domésticas. Ella aseguraba que le funcionaba genial.

Quizá descubrió que su memoria funcionaba mejor y retenía de manera más eficaz y sin esfuerzo la información por medio del canal auditivo, es decir, escuchando y prestando atención a lo que oye.

Cómo memorizar más rápido: Las mejores estrategias

Por eso, no existen trucos universales para memorizar más rápido, ya que la memoria de cada persona es un proceso único y personal. Pero si existen una serie de métodos avalados científicamente para que seas capaz de potenciar tu memoria y en consecuencia saber cómo memorizar más rápido.

La concentración también es un elemento crucial a la hora de memorizar más rápido. Si quieres mejorar tu concentración te invito a que leas mi artículo: Juegos de concentración mental: 10 ejercicios imprescindibles para tu día a día.

Cómo memorizar más rápido: 6 estrategias inteligentes

Estrategia 1:El muñeco alienígena, una investigación puntera para memorizar cualquier cosa más rápido

Hace apenas dos meses se ha publicado un estudio en la Revista Psychological Science, en el que dos investigadores parecen que han descubierto el método más eficaz para potenciar tu memoria, y apuestan por el muñeco alienígena.

Estos investigadores realizaron un estudio de campo en una cafetería de EE.UU, dando a la mitad de los clientes un descuento con su próxima consumición en los días siguientes. A la mitad de ellos se les dijo que en las cajas de pago estaría expuesto un mueco de la película Toy Story, el peluche alienígena, a la otra mitad simplemente se les dio el ticket descuento sin decirles nada.

Sorprendentemente, a los clientes que se les había avisado del muñeco alienígena solicitaron mucho más el descuento que a los que simplemente se les dio el ticket.

La conclusión de este experimento es que la mejor manera de potenciar tu memoria consiste en el uso de recordatorios por asociación.

¿Cómo podemos extrapolar estos datos y memorizar más rápido en nuestra vida diaria?

Los experimentadores te animan a que juegues con cualquier estímulo que para ti sea relevante: un olor, una imagen, un sonido…. (Recuerda tus puntos fuertes) para realizar la asociación entre lo que queremos recordar cuando ese estímulo esté presente. Mientras mas inusual sea, mucho mejor.

Así puedes desterrar viejas costumbres como escribirte cosas en la mano, las alarmas en el móvil, o los miles de post-it urgentes inundando tu mesa.

¿Te atreves a probarlo?

Estrategia 2: La técnica del Chunking para memorizar más rápido

La técnica del Chunking o grupos consiste en memorizar en pequeños grupos o unidades informaciones más complejas. Es especialmente útil en la memorización de números, pero no tanto para conceptos complejos o textos.

El agrupar visualmente números hará más fácil tu retención y posterior evocación del recuerdo.

Ejemplo: El número de la Casa Blanca esta optimizado para su memorización en grupos; siendo el Chunking los números 202, 456 y 1111, en vez de un solo número más complejo: 2, 024, 561,111.

Estrategia 3: La técnica del encadenamiento para memorizar más rápido

Cuando tienes que memorizar una serie de conceptos que no tienen nada que ver entre sí, esta técnica es la ideal.

Consiste en la agrupación de conceptos muy diferentes entre sí formando una frase, de manera que al memorizar esa frase puedas retener cada uno de esos conceptos sin que se te olvide ninguno.

Lo divertido es que mientras más extraña sea la frase que te inventas, mayor será la probabilidad de recordarla.

Estrategia 4: Las técnicas mnemotécnicas para memorizar más rápido

Una regla mnemotécnica consiste en formar una palabra con las iniciales o primeras sílabas del material a memorizar. Es la técnica perfecta para memorizar listas de palabras.

Ejemplo: Si necesitas memorizar la lista de la compra, y tienes que comprar SUavizante, PERfume, MERmelada, CArne y DOnuts, sería tan fácil como formar la palabra SU-PER-MER-CA-DO.

Te facilitará el recuerdo cuando estés dando vueltas por el súper. ¡Pruébalo!

Estrategia 5: Técnicas de la repetición para memorizar más rápido

Repite lo que necesites memorizar. Hasta la saciedad.

Especialmente útil si tienes problemas con los nombres de las personas que te acaban de presentar.

Por ejemplo, si tienes dificultad en una fiesta en la que te presentan a 7 personas en 10 minutos, la clave consiste en repetir el nombre de la persona cuando te la presentan, mirándole fijamente a la cara. ”Encantada de conocerte María” “Y tú María, ¿a qué te dedicas?” “¿Qué opinas de la fiesta, María”?

Además de facilitar tu memorización, llamar a esa persona por su nombre puede potenciar el vínculo recién creado ya que la persona es consciente de que te has fijado en ella.

Otra técnica curiosa para memorizar una palabra corta o un nombre es repetirlo 3 veces moviendo tu cabeza: tras decir la palabra girar la cabeza hacia la izquierda. Así tres veces. (Si esto te ocurre en una fiesta, procura hacerlo donde no te vean…)

Estrategia 6:Entrena tu memoria con Cognifit para memorizar más rápido

Existe una importante diferencia entre los juegos de memoria gratis, que no evalúan ni entrenan su memoria activa, y los juegos cerebrales online científicamente diseñados y los cuales son eficaces.

También es importante la utilización de un programa que pueda entrenar los diferentes tipos de memoria y no sólo uno de ellos.

CogniFit es el programa líder en evaluación cognitiva y estimulación cerebral. Está validado por la comunidad científica y es utilizado por colegios, universidades y hospitales de todo el mundo. CogniFit permite medir y entrenar, de forma profesional y fiable, la capacidad de concentración, el nivel atencional y otras muchas áreas cognitivas fundamentales del proceso memorístico.

Los ejercicios de memoria CogniFit están disponibles online para que puedas descubrir de inmediato tu nivel actual de memoria y obtener una mejor comprensión de tu nivel cognitivo actual.

Después de realizar los juegos de memoria, CogniFit te mostrará un gráfico con tus resultados y tu evolución. No sólo podrás entrenar y potenciar tu memoria, sino muchas otras capacidades cognitivas.

Si quieres aprender a memorizar más rápido, entrena tu memoria con Cognifit.

¡Atrévete y acepta el reto Cognifit!

Además, si quieres seguir profundizando en el tema, no te pierdas mi artículo: Cómo ser más inteligente: 10 estrategias que no te habían contado.

“Vive tu memoria y asómbrate. Jack Kerouac”

Personas inteligentes: Descubre si tienes estas características de la inteligencia

La inteligencia es uno de los rasgos más deseados. Parece que las personas inteligentes tienen más éxito. Y es que, evolutivamente, nuestra especie ha sobrevivido gracias a nuestra inteligencia. ¿Crees que eres más inteligente que la media? Descubre si posees los rasgos de las personas inteligentes en este artículo.

Personas inteligentes

La inteligencia es la habilidad de pensar, razonar y la capacidad de resolver eficazmente problemas nuevos. Y es esta la que nos ha aportado a las especie humana una gran ventaja evolutiva. Sin ella nos habríamos extinguido hace mucho.

Nuestra especie es cada vez más inteligente. Con cada generación se ve un aumento en las puntuaciones de inteligencia de las personas. A esto se le llama Efecto Flynn. La explicación que los expertos le dan a esto es que se debe a los avances en medicina, seguridad y nutrición. También puede deberse a que vivimos en unos ambientes mucho más estimulantes intelectualmente.

Nuestra herencia genética puede influir en la inteligencia, sin embargo, la inteligencia es un rasgo que se puede desarrollar.  ¿Te has preguntado cómo ser más inteligente? Existen muchas estrategias para potenciar el desarrollo intelectual y criar a niños inteligentes. Lo más importante es mantener la mente activa. Recuerda que no hay un único tipo de inteligencia. Descubre los 8 tipos de inteligencia de Gardner.

Rasgos singulares (y curiosos) de las personas inteligentes

Según un estudio, liderado por Satoshi Kanazawa, es más probable que las personas inteligentes tengan ciertos rasgos, gustos y creencias. En concreto estas personas tendrán rasgos evolutivamente diferentes a los de nuestros ancestros. Estos investigadores explican que la inteligencia le dio a nuestros ancestros una ventaja a la hora de resolver problemas evolutivamente nuevos (problemas que nuestra especie nunca tuvo que enfrentar). Por tanto, las personas inteligentes estarán más predispuestas a hacer cosas (incluso cosas estúpidas) para las que no están evolutivamente diseñadas. Es decir, desafiarán lo establecido.

1. Se acuestan más tarde

Según el estudio de Satoshi Kanazawa las personas inteligentes suelen ser más nocturnas. Se acuestan más tarde y se levantan más tarde. Por el contrario, las personas menos inteligentes se acuestan más pronto y se levantan antes. Nuestros ancestros se levantaban al amanecer y se acostaban con la puesta de sol. En nuestro mundo, en el que existe luz artificial, las personas con inteligencia superior ignorarán sus impulsos y se mantendrán despiertos hasta altas horas de la noche. Los investigadores encontraron los siguientes resultados:

Baja inteligencia (CI < 75)
Día de diario 11:41 P.M.-7:20 A.M.
Fin de semana: 12:35 A.M.-10:09 A.M.

Inteligencia normal (90 < CI < 110)
Día de diario: 12:10 A.M.-7:32 A.M.
Fin de semana: 1:13 A.M.-10:14 A.M.

Alta inteligencia (CI > 125)
Día de diario: 12:29 A.M.-7:52 A.M.
Fin de semana: 1:44 A.M.-11:07 A.M.

2. Son hijos únicos o con pocos hermanos

Se ha encontrado, según un estudio, que no es el orden de nacimiento lo que influye en la inteligencia, sino el tamaño de la familia. Durante mucho tiempo se ha dicho que las personas más inteligentes tienden a ser hermanos mayores. Sin embargo, la investigación de  Satoshi Kanazawa ha mostrado que lo que de verdad influye en la inteligencia es el tamaño de la familia. Sin contar con el orden del nacimiento, los hijos de familias mayores (con un gran número de hermanos) son menos inteligentes que los de familias más pequeñas.

Esto también tiene que ver con que la inteligencia se hereda fundamentalmente de los padres y los padres más inteligentes tienden a tener menos hijos. Y tener menos hijos va “en contra de lo establecido”

3. Son más atractivas

En general, percibimos a las personas atractivas como más competentes, simpáticas y exitosas que las menos atractivas. Sin embargo, en general, se ha pensado que esto no es más que un estereotipo. Ahora sabemos que el estereotipo tiene, realmente, algo de verdad. Un estudio ha encontrado que las personas calificadas como más atractivas, de hecho, obtenían mayores puntuaciones en los test de inteligencia, al contrario que las menos atractivas.

Sin embargo, hay que tener cuidado con este tipo de estudios, ya que la belleza es subjetiva y no a todos nos parecen atractivas las mismas personas.

4. Tienen creencias más liberales

Según Kanazawa en este artículo, las personas estamos diseñadas evolutivamente para que seamos conservadoras y que nos preocupemos de nuestra familia y amigos. Ser liberal, preocuparse por miles de personas extrañas sin relación genética con nosotros, es evolutivamente novedoso. Se ha encontrado que las personas que se definen como liberales obtienen puntuaciones de inteligencia por encima de la media. Por el contrario, los que se definen como conservadores, tienen puntuaciones por debajo.

También se ha encontrado que las personas que se consideran como poco religiosas también obtienen mayores puntuaciones en test de inteligencia.

5. Tienden a ser monógamos

Según Kanazawa en este estudio, los humanos siempre hemos sido poligínicos, es decir, un hombre podía tener muchas mujeres pero no al contrario. Por tanto, el hecho de que un hombre varón valore la exclusividad sexual con la pareja es algo evolutivamente novedoso. En las mujeres no es así, ya que a lo largo de la historia, nosotras siempre hemos tendido a la exclusividad sexual. Y, en efecto, se ha encontrado que los hombres (no las mujeres) que apoyan la exclusividad sexual son más inteligentes que los que no.

6. Tienen gatos en vez de perros

Las personas inteligentes tienen gato

Según un estudio llevado a cabo por la universidad de Carroll, las personas que prefieren los gatos son más inteligentes que las que prefieren a los perros. Según la investigadora Denise Guastello esto se debe a que estos animales requieren ambientes diferentes. Las personas con perros tienden a ser más extrovertidas, ya que querrán estar fuera con el perro y hablando con otras personas. Los dueños de gatos tienden a ser más introvertidos y sensibles, quizá porque preferirán quedarse en casa leyendo un libro. Y elegirán un gato de mascota porque no necesita que le saquen a la calle.

Es decir, no es el hecho de tener un perro o un gato los que nos hace más o menos inteligentes. Sino que las características de personalidad de cada uno nos hará más propensos a elegir la mascota que más se asemeje a nosotros.

 

 

Cómo ser más inteligente: 10 estrategias que no te habían contado

Cómo ser más inteligente. ¿Podemos mejorar nuestra inteligencia, o viene configurada de serie en nuestro equipaje genético? ¿Te has preguntado alguna vez cómo podrías ser más inteligente? La neuropsicóloga Cristina Martínez de Toda echa por tierra mitos y te ayuda a conocer técnicas científicamente comprobadas que mejorarán tu cerebro y te ayudarán a ser más inteligente.

Como ser más inteligente

¿Qué es la inteligencia? La inteligencia se ha considerado tradicionalmente desde un plano unidimensional, desde un punto de vista meramente cognitivo, en el que tu cociente intelectual y por ende “tu inteligencia” era un número obtenido que determinaba tu futuro. El famoso IQ o IC en español era como un tatuaje de por vida.

Por suerte, hoy en día y gracias a la investigación científica podemos afirmar que las personas inteligentes poseen un compendio de muchas habilidades, tanto innatas como aprendidas.  En general, y sin entrar en diferentes constructos teóricos, podemos definir la inteligencia como la capacidad que tiene el ser humano para adaptarse al medio y resolver problemas.

Ahora bien, lejos del concepto tradicional de inteligencia como un único factor, actualmente se diferencian hasta ocho tipos de inteligencias diferentes; y son una serie de inteligencias interrelacionadas propuestas por el psicólogo Howard Gardner. De esta manera, Gardner diferencia entre:

–          Inteligencia lingüística

–          Inteligencia lógico-matemática

–          Inteligencia espacial

–          Inteligencia musical

–          Inteligencia corporal- cinestésica

–          Inteligencia naturista

–          Inteligencia intrapersonal

–          Inteligencia interpersonal

¿Cómo ser más inteligente? Gracias a esto, por fin podemos desterrar el mito de que el que es bueno en matemáticas es necesariamente más inteligente que los demás. Y viceversa. Una persona que tiene una habilidad sorprendente tocando un instrumento musical, puede tener dificultades para expresarse con un vocabulario rico y variado. Si quieres conocer más acerca de la Teoría de las Inteligencias Múltiples no te pierdas este artículo: ¿Conoces la teoría de las Inteligencias Múltiples? 8 tipos de inteligencia según Gardner.

No podemos olvidar la Inteligencia Emocional, que también juega un papel fundamental en nuestra adaptación al medio y solución de problemas. Para que profundices en este concepto tan importante y aprendas un poquito más sobre él te invito a que leas mi artículo: 15 claves para mejorar la Inteligencia Emocional: Una guía imprescindible.

En definitiva, nuestra inteligencia es un constructo complejo formado por una serie de habilidades y talentos que nos permiten adaptarnos al medio de una manera eficaz, garantizando nuestra supervivencia.

“Todos somos genios. Pero si juzgas a un pez por su habilidad para trepar árboles, vivirá toda su vida pensando que es estúpido. Albert Einstein”

Además, la investigación pone de relieve que la inteligencia no es un constructo estático e inmutable, sino que puede variar, tanto para bien como para mal. Gracias a la plasticidad cerebral, nuestro cerebro puede reforzar o dejar en desuso conexiones entre neuronas según su uso.

Gracias a la plasticidad cerebral o neuroplasticidad podemos potenciar nuestra inteligencia, el cerebro puede cambiar su estructura y funcionamiento. La plasticidad cerebral nos permite crear nuevas conexiones cerebrales y aumentar los circuitos neuronales, mejorando su funcionalidad.

Si algo nos ha enseñado la neurociencia y el estudio de la plasticidad cerebral es que cuanto más usamos un circuito neuronal, más fuerte se hace.

“Estamos aquí para darle un mordisco al Universo. ¿Sino, para qué estamos aquí? Steve Jobs.

¡Vamos a por una serie de consejos para aprovecharnos de esta plasticidad cerebral y sacar el máximo potencial a nuestra capacidad intelectual!

Cómo ser más inteligente: 10 consejos que nunca te han contado

1-  Para ser más inteligente ten un cerebro hambriento

¿Te has preguntado alguna vez cómo ser más inteligente? Perfecto, ese es el primer paso. Desea el conocimiento. Se curioso. Si no sabes cómo vuela un avión, documéntate acerca de ello. Si te fascinan los trucos de magia, intenta aprenderlos y descubrir el truco. Devora documentales.

Alimenta a tu cerebro de información y conocimientos interesantes para ti, no ya por obtener sabiduría, sino por el simple hecho de sentirte bien contigo mismo.

Recuerda que tu cerebro necesita fomentar y utilizar las conexiones neuronales para estar en su pleno rendimiento, por lo que  cualquier información nueva ayudará a tu agilidad mental en memorización y recuperación.

Nunca te vayas a la cama sin haber aprendido algo nuevo.

2-  Para ser más inteligente lee más, ¡mucho más!

Está científicamente demostrado que la lectura, además de enriquecer nuestro vocabulario y por consiguiente aumentar nuestra inteligencia lingüística, nos ayuda a desarrollar nuestra imaginación y nuestro cerebro vuela, sumergiéndonos en las historias, y sintiendo y empatizando con los personajes, no sólo mejora nuestra inteligencia lingüística, sino también la inteligencia intra-personal y la inteligencia emocional. Si quieres ser más inteligente, devora libros. Leer es una de las actividades de gimnasia cerebral más recomendadas.

3- Mejora tus técnicas de asertividad y mejorará tu inteligencia

¿Cómo ser más inteligente? Como ya sabes, la inteligencia emocional es como mínimo tan importante para el éxito en la vida como la inteligencia racional. Trabajar y mejorar tu inteligencia emocional mejorará notablemente tu capacidad intelectual para adaptarte al medio y resolver los problemas que te surjan de la manera más eficaz.

No te pierdas mi artículo técnicas de asertividad para mejorar tus habilidades sociales, en el que aprenderás una serie de trucos para manejar tu vida personal con una alta inteligencia emocional.

4- Para mejorar tu inteligencia haz las cosas de manera difícil

¿Cómo ser más inteligente? Te parecerá una tontería, pero cepillarte los dientes con la mano contraria es una buena forma de entrenar tu cerebro. Cuando hacemos cualquier rutina de una manera diferente, obligamos a nuestro cerebro a obtener rutas diferentes para obtener el mismo resultado. De esta manera evitamos la oxidación neuronal y conseguimos habilitar y fortalecer nuevas conexiones.

5-  No delegues tanto en la inteligencia en subcontratada

La inteligencia subcontratada es aquella en la que estamos inmersos hoy en día. Con sólo pulsar un botón obtenemos 83645776 definiciones y maneras de hacer las cosas y resultados.

¿Cómo ser más inteligente? Debes evitar dejar toda tu actividad intelectual en mano de los traductores, gps, calculadoras, o buscadores de internet. Deja de ser un vago intelectual, aunque la sociedad te lo ponga tan fácil.

¿Hace cuanto que no haces una operación matemática, por ejemplo dividir el precio de la cena entre los amigos de cabeza?

6- Entrena tu cerebro con CogniFit

Este programa de estimulación cerebral está validado por la comunidad científica, y ha sido diseñado por un completo equipo de neurólogos, y psicólogos cognitivos, que estudian los procesos de plasticidad sináptica y neurogénesis. Únicamente son necesarios 15 minutos al día (2-3 días por semana) para estimular las capacidades y procesos cognitivos.

CogniFit es una herramienta profesional de entrenamiento cerebral accesible vía online y muy fácil de utilizar. A través de diferentes juegos clínicos, la herramienta evalúa las debilidades y fortalezas cognitivas de la persona, y propone automáticamente un régimen de entrenamiento cognitivo adaptado a la las necesidades únicas de cada individuo.

¡solamente tienes que registrarte! todos sus juegos están basados en estudios clínicos y baterías profesionales de estimulación y rehabilitación neuropsicológica. Han sido creados por profesionales para ayudarte a poner a prueba tu capacidad mental y retar a tu cerebro. Los diferentes ejercicios interactivos, se presentan como entretenidos juegos mentales que puedes practicar a través del ordenador. Después de cada sesión, CogniFit presentará un gráfico detallado con la evolución de tu estado. ¡Empieza hoy mismo!

7- Para ser más inteligente habla contigo mismo

Aunque tradicionalmente se ha asociado a las personas que murmuran (o gritan) solas como dementes, la ciencia ha demostrado que el auto-diálogo es muy beneficioso para tu actividad cerebral. Cuando nos dirigimos auto-instrucciones a nosotros mismos, conseguimos simplificar y resumir la tarea que tenemos entre manos, optimizando nuestros recursos y habilidades para resolver el problema de una manera eficaz.

¿Cómo ser más inteligente? No lo dudes y háblate de vez en cuando. Tu cerebro te lo agradecerá.

8- ¿Cómo ser más inteligente? Utiliza Twitter

Como lo lees. Estudios recientes han demostrado que twittear ayuda y mejora nuestra capacidad de síntesis. En Twitter, tenemos que resumir y sintetizar nuestra opinión sobre algo de una manera concisa y coherente en tan sólo 140 caracteres.

Si no quieres utilizar Twitter, puedes simplemente coger papel y lápiz y plantear un pensamiento con esa limitación de espacio. Si lo haces a menudo te sorprenderás de como poco a poco consigues decir en pocas palabras lo que pasa por tu mente.

9- Para ser más inteligente, aprende otro idioma

Sí, es un consejo muy manido, pero yo lo reitero porque realmente te va a ayudar. Ser bilingüe tiene muchas ventajas. Lo ideal es aprender un segundo idioma desde niños.

Cuando aprendes un nuevo idioma, aumenta la densidad de la materia gris de tu cerebro, e intercalas tareas mentales mejor que las personas que sólo saben un idioma. Pensar en otro idioma nos ofrece otro punto de vista y por ende soluciones distintas para un mismo problema, ya que el lenguaje estructura nuestro pensamiento.

Del mismo modo, ver la televisión y leer en un idioma diferente mejora la plasticidad cerebral y te ayuda a ser más inteligente. Cómo ser más inteligente: ¿Por qué no pruebas a ponerte las series o películas en versión original?

10 – ¿Cómo ser más inteligente? Rodéate de personas inteligentes

Dicen que todo se pega, menos la belleza. Si estás rodeado de personas inteligentes, tú mismo te reforzarás para ser más inteligente: Para seguir la conversación o decir tu opinión sobre el tema del que estáis hablando. Además, el rodearte de personas inteligentes hace que cada día puedas aprender algo nuevo e interesante. Si por el contrario en tu entorno habláis de cosas tan trascendentes como el famoso de turno, probablemente tu cerebro se oxide, convirtiéndote en un zombie de cerebro lavado más. Cómo ser más inteligente: Huye de personas banales e intrascendentes, intenta ver menos la tele y leer y viajar más. Tu cerebro te lo agradecerá enormemente.

Cómo ser más inteligente: Recuerda que para ser más inteligente se requiere esfuerzo y dedicación. Mejorar tus capacidades cognitivas para ser más inteligente no es tarea fácil, pero si muy satisfactoria. Anímate poniendo en práctica estos consejos; ¡Y presume de cerebro!

Niño inteligente: 10 consejos para que tu hijo desarrolle todo su potencial intelectual

¿Cómo criar a un niño inteligente y feliz? A los padres les preocupa el desarrollo de sus hijos, y más cuando tiene que ver con su desarrollo intelectual. Todos queremos que nuestros hijos sean inteligentes, pero pocos saben cómo fomentarlo. Aquí te desvelamos una serie de consejos para criar a un niño inteligente.

La inteligencia es una cualidad muy deseada. Parece que las personas más inteligentes son las que tienen más éxito en la vida. Aunque esto no siempre es así. En el éxito intervienen otros muchos factores. Pero lo cierto es que la inteligencia nos ayuda mucho. ¿Qué podemos hacer para fomentar la inteligencia en nuestros hijos?

Cómo criar a un niño inteligente

¿Qué es la inteligencia?

La inteligencia puede definirse como la capacidad de adaptarse al medio y resolver eficazmente los problemas que nos encontramos. Es un habilidad mental implicada en el razonamiento, en el aprendizaje, en la percepción de relaciones entre las cosas.

De alguna manera, la inteligencia es una garantía de supervivencia. Los seres humanos nos habríamos extinguido de no haber sido por nuestra inteligencia.

La inteligencia es un concepto controvertido y existen multitud de teorías que la explican. Inicialmente se pensaba que existía un factor general que explicaba la inteligencia básica (factor g). En esta época se decía que “la inteligencia es lo que miden los test de inteligencia (CI)”. Esta es una definición tautológica que no aporta nada de información, y deja clara la ignorancia y el poco consenso acerca de lo que es la inteligencia.

Pero más tarde, los psicólogos establecieron que la inteligencia es un concepto mucho más complejo que eso, y no podía determinarse a partir de un método tan simplista. Algunos psicólogos dividieron la inteligencia en categorías. Una las teorías más conocidas es la de las inteligencias múltiples de Howard Gardner. Según Gardner, tenemos 7 tipos de inteligencia: musical, lógico-matemática, lingüistica, espacial, interpersonal, intrapersonal y corporal-cinestésica.

Consejos para criar a un niño inteligente

1. Cuida la alimentación

¿Como criar a un niño inteligente? El desarrollo del niño comienza en el vientre materno. Es ahí donde los genes y el ambiente uterino influido por la conducta de la madre van a tener un gran peso en el desarrollo posterior, tanto físico como cerebral y cognitivo.

La alimentación de la madre durante el embarazo influye en el desarrollo cognitivo del niño, según un estudio. Además, alimentar al bebé con leche materna es la mejor garantía de un correcto desarrollo físico y mental. Según este  estudio, alimentar a tu hijo con leche materna, realmente aumenta los niveles de inteligencia.

Además se ha visto que una malnutrición durante los primeros años del niño conduce a un menor cociente intelectual y a conductas agresivas y antisociales. Es importante cuidar el cerebro de los niños.

Niño inteligente: Cuida su alimentación

2. Promueve la actividad física

Una recomendación clave para fomentar la inteligencia del niño/a es la actividad física. El ejercicio estimula el desarrollo cognitivo. En concreto en un estudio de la Universidad de Griffith, se ha visto que los niños que aprenden a nadar con temprana edad adquieren antes un gran rango de habilidades. Además de adquirir antes hitos físicos del desarrollo (aprender a andar, control de esfínteres…), también puntuaban más alto en pruebas viso-motoras como cortar papel, colorear, trazar líneas y forma y muchas pruebas relacionadas con las matemáticas. También su expresión oral era mucho mejor.

3. Llévale a la guardería

Llevar a tu hijo a la guardería puede ayudarle a ser un niño más inteligente. Un contacto temprano con ambientes que estimulen el lenguaje, que le lleven a relacionarse con otros niños, desarrollar la sociabilidad y fomentar su independencia tienen un impacto positivo en su rendimiento e inteligencia posterior.

4. Anímale a ir a clases de música

Bastantes estudios (como este y este) apuntan a que un entrenamiento musical temprano puede incrementar el desarrollo intelectual de los niños preescolares. En concreto, influye positivamente en la memoria, en habilidades de lectoescritura, habilidades visoespaciales y espacio-temporales.

Este otro estudio enfatiza la importancia de que el niño disfrute con estas clases. Todos estos beneficios del aprendizaje musical sólo se obtendrán si es una experiencia placentera. Por ello, anímale a ir a clases de música, no le obligues.

Cómo criar a un niño inteligente: Anímale a ir a clases de música

5. Motívale

Motívale a esforzarse, a aprender de los errores y a no rendirse. Estas son una de las claves para el éxito. Enséñale que no pasa nada por equivocarse, si luego aprendemos de los errores. Prémiale el esfuerzo, no por lo resultados: “Se nota que te has esforzado y has estudiado mucho para este examen. Sigue así”. No dejes que se rinda a la primera dificultad: “Es una tarea difícil, pero si te rindes tan pronto no conseguirás lo que deseas. Prueba a hacerlo de otra manera”.

6. Lee con tu hijo

Criar a tu hijo en un ambiente estimulante es uno de los factores clave para fomentar su desarrollo intelectual. Leer cuentos con él, además de propiciar el gusto por la lectura, le va a enseñar valores, incentivará su imaginación, estimulará la adquisición del lenguaje y fomentará la reflexión. Además, no deja de ser tiempo de calidad en familia, que tiene un impacto positivo en su desarrollo emocional.

7. Selecciona juegos estimulates

¿Cómo criar a un niño inteligente? No hay mejor manera de desarrollarse cognitivamente que mediante el juego. Pero, ojo, hay juegos mejores que otros. Fomenta el uso de juegos educativos, constructivos, que fomenten el razonamiento y la imaginación. Por ejemplo, son ideales los juegos de construcción tipo lego, juegos de memoria como el juego de las parejas, puzles…  A veces los juegos más sencillos son los más divertidos. Dale una caja grande y que se imagine qué puede ser (un cohete, una casa, un barco…). Aquí puedes encontrar una lista de juegos de siempre que ayudan a estimular las capacidades psicomotoras de los niños.

Existen programas específicos que permiten, a través del juego, evaluar y estimular el cerebro de los más pequeños. La plataforma educativa de neuroeducación de CogniFit está dirigida a medir y mejorar más de 20 funciones cognitivas fundamentales que abarcan el área de la atención, memoria, planificación, etc…

Estimula el juego

8. Háblale

¿Cómo criar a un niño inteligente? Tanto si es pequeño y no ha adquirido el lenguaje todavía, como si ya lo tiene, la comunicación es esencial. Hablar con los niños más pequeños estimulan la adquisición del lenguaje y el aprendizaje de vocabulario nuevo. Cuando son mayores, hablar con ellos y preguntarles cómo están, cómo se sienten, qué es lo que más les ha gustado y lo que menos del día, les ayuda a ser más comunicativos y a expresar lo que sienten.

9. Fomenta la inteligencia emocional

Cultivar la inteligencia emocional de nuestros hijos es fundamental para un buen desarrollo. La inteligencia emocional es la capacidad de gestionar nuestras propias emociones y las de los demás.

Ayuda a tu hijo a reconocer sus sentimientos y lo que ello conlleva. Por ejemplo: “Se te ha roto el juguete, es un juguete que te gusta mucho y es normal sentirse triste y enfadado. Pero si estás mucho tiempo así no vas a poder disfrutar de los otros juguetes que tienes”. Tus palabras tienen un gran poder en ellos. Descubre el Efecto Pigmalión.

10. Un niño inteligente debe asumir responsabilidades

Dar a tu hijo pequeñas responsabilidades, siempre acordes a su edad, es muy beneficioso para el desarrollo de su independencia, capacidad de resolución de problemas, autoestima. Si acostumbras a tu hijo a dárselo todo hecho, pensará que no es capaz de hacer las cosas, aprenderá mucho más tarde a hacerlas, y crecerá siendo dependiente de los demás.

Déjale que coma solo desde el momento en que pueda sostener la cuchara, déjale que recoja sus propios juguetes, anímale a que piense para resolver los pequeños problemas a los que se enfrente…

¿Conoces la teoría de las inteligencias múltiples? 8 tipos de inteligencia según Gardner

¿Mi hijo es inteligente? Esta es una pregunta que todo padre se cuestiona. Además, todos sabemos que nuestros hijos poseen talentos, habilidades, experiencias e intereses variados. También, sabemos que algunos alumnos aprenden los conceptos con rapidez y otros necesitan más tiempo o repetición. Estas diferencias entre unos y otros son las que nos llevan a plantearnos esta cuestión. Sin embargo, cabría destacar otra cuestión que nos respondería a la anterior ¿Conoces la teoría de las inteligencias múltiples?. En este post le explicamos en qué consiste.

Inteligencias múltiples: Qué cual son según Gardner

¿Qué es la inteligencia?

La inteligencia es una facultad de la mente que nos permite aprender, entender, razonar, tomar decisiones y formar una idea determinada de la realidad. Algunos creen que solamente existe una inteligencia, observando que diferentes componentes, todos ellos presumiblemente relacionados con la inteligencia, están correlacionados. Sin embargo, todos estaremos de acuerdo en que, por ejemplo, un artista está dotado o tiene muy desarrolladas las capacidades y habilidades necesarias para alguna de las bellas artes y sin embargo puede tener problemas para realizar los cálculos más sencillos. Por ello, como decíamos antes, algunos niños poseen talentos, habilidades, experiencias e interesas variados y además, algunos niños aprenden los conceptos con rapidez y otros necesitan más tiempo o repetición. Por ello, podemos asumir que existen múltiples formas de inteligencia independientes unas de las otras.

¿Qué es la teoría de las inteligencias múltiples de Gardner?

Uno de los que apoya esta teoría de las múltiples formas de inteligencia es Howard Gardner.  Gardner creó la teoría de las inteligencias múltiples en contraposición a lo que se creía como “una única inteligencia”. Para este autor, la inteligencia no es un conjunto unitario que agrupe diferentes capacidades específicas, sino que cree en múltiples inteligencias interrelacionadas. Defiende que, así como hay muchos tipos de problemas que resolver, hay diferentes tipos de inteligencias que se pueden adaptar reticularmente a su solución. Hoy en día, Gardner y su equipo creen que cada individuo posee, al menos, ocho habilidades cognoscitivas (inteligencia lingüística, lógico-matemática, cinético-corporal, musical, espacial, naturalista, interpersonal e intrapersonal) que no presentan valor en sí mismas. Ocho inteligencias, al menos, ya que este autor después plantea la existencia de otras dos: la inteligencia existencial y la inteligencia pedagógica o capacidad de comunicar el saber. Estos 8 tipos de inteligencia (al menos) son:

  • 1- Inteligencia linguística:

    Esta inteligencia implica la capacidad para comprender el orden y el significado de las palabras en la lectura, la escritura, hablar y escuchar. Por lo tanto, esta relacionada con la capacidad de nuestros hijos para hablar y escribir eficazmente. Grandes escritores tienen muy desarrollada esta habilidad.

  • 2- Inteligencia lógico-matemática:

    Implica la capacidad para identificar modelos abstractos en el sentido estrictamente matemático, calcular numéricamente, formular y verificar hipótesis, utilizar el método científico y los razonamientos inductivo y deductivo. Ingenieros y matemáticos son los que tienen muy desarrollada esta capacidad y por tanto esta inteligencia lógico-matemática.

  • 3- Inteligencia espacial o visual:

    Capacidad para presentar ideas visualmente,crear imágenes mentales, percibir detalles visuales, dibujar y confeccionar bocetos. El perfil profesional que encaja con este tipo de inteligencia son grandes arquitectos, diseñadores…que tienen grandes habilidades para realizar creaciones visuales y visualizar con precisión.

  • 4- Inteligencia musical:

    Implica la capacidad para escuchar, cantar, tocar instrumentos así como analizar sonido en general. Esta capacidad esta relacionada con crear y analizar música y por tanto grandes compositores y críticos musicales tienen muy desarrollada esta habilidad.

  • 5- Inteligencia corporal-kinestésica:

    Inteligencia que implica la capacidad para realizar actividades que requieren fuerza, rapidez, flexibilidad, coordinación óculo-manual y equilibrio. Grandes deportistas tendría muy desarrollada esta habilidad y por tanto gran capacidad para utilizar las manos para crear o hacer reparaciones, expresarse a través del cuerpo.

  • 6- Inteligencia intrapersonal:

    Capacidad para plantearse metas, evaluar habilidades y desventajas personales y controlar el pensamiento propio. Esta capacidad está relacionada con habilidades para meditar, exhibir disciplina personal, conservar la compostura y dar lo mejor de sí mismo. Por tanto, Individuos maduros que tienen un autoconocimiento rico y profundo tendría muy desarrollada esta habilidad.

  • 7- Inteligencia interpersonal:

    Habilidades para trabajar con gente, ayudar a las personas a identificar y superar problemas y por tanto relacionada con la capacidad para reconocer y responder a los sentimientos y personalidades de los otros. Psicólogos y docentes tendrían muy desarrolladas estas habilidades.

  • 8- Inteligencia naturalista:

    Competencia para percibir las relaciones que existen entre varias especies o grupos de objetos y personas, así como reconocer y establecer si existen distinciones y semejanzas entre ellos. Los naturalistas suelen ser hábiles para observar, identificar y clasificar a los miembros de un grupo o especie, e incluso, para descubrir nuevas especies.

inteligencias múltiples

Por ello, no debemos limitarnos a considerar a nuestro hijo inteligente por el hecho de que se “le den bien los problemas de mates” o ” tenga grandes habilidades en la lectoescritura”, cada niño, como hemos dicho antes posee talentos, habilidades, experiencias e intereses diferentes y no por ello debemos considerar a unos más inteligentes que a otros. En la vida, además del CI (cociente intelectual) existen otras muchas formas de inteligencia. Actualmente, existen test cognitivos diseñados por neurocientíficos que nos permiten medir con precisión las habilidades cognitivas.