¿Problemas de pareja? Cómo acabar con el estrés asociado al rendimiento sexual

Las relaciones sexuales pueden producir estrés tanto a hombres como a mujeres, y está causado por muchos factores como miedo injustificado a embarazos, enfermedades o vergüenza, y a ser demasiado exigente con uno mismo. Estos pensamientos hacen que nuestro organismo libere hormonas de estrés que pueden dificultar las relaciones íntimas. Te explicamos cómo acabar con el estrés asociado al rendimiento sexual para que puedas llevar una vida sexual más sana y feliz.

Cómo acabar con el estrés asociado al rendimiento sexual

Cómo acabar con el estrés asociado al rendimiento sexual

Déjate disfrutar de las relaciones sexuales

-Habla con tu pareja sobre lo que te preocupa: no te guardes tus pensamientos negativos para ti mismo, comenta tus ansiedades con tu pareja y trabajad juntos para superarlas.

-Confía en tu pareja y en ti mismo: algunos profesionales creen que la ansiedad sexual puede tener su origen en la ansiedad social. Los pensamientos que se asocian al fracaso sexual están relacionados con el miedo a lo que piensan los demás de nosotros, confiar en tu pareja es la mejor forma de evitar estos miedos.

También puedes sentirte inseguro por algún aspecto de tu cuerpo o tu apariencia. Ante estos problemas lo principal es aceptarse a uno mismo y ver las buenas cualidades que tienes y que hacen que gustes a tu pareja.

-No te sientas cohibido: quizás te avergüencen algunas fantasías o deseos sexuales, está bien tenerlos. Puedes hablar con tu pareja sobre ellos y practicarlos de forma segura.

Cambia tu forma de tener relaciones sexuales

-Respira hondo: antes de empezar con el sexo puedes tomarte un momento para respirar profundamente y liberar tu mente de pensamientos negativos. En el caso de que te resulte imposible, puedes probar a tener relaciones un día que haya sido menos estresante.

-Tómatelo con calma: ir con más tranquilidad en los preliminares puede ayudarte a mentalizarte para el sexo poco a poco.

-Céntrate en tu pareja: piensa en cómo conectas con ella cuando estáis teniendo relaciones y en cómo la haces sentir. Disfruta de estos momentos de unión con tu pareja y permítete ser feliz.

-Elimina las expectativas: no tener expectativas en cuanto al sexo es muy útil para evitar la presión que sientes en el momento de tener relaciones.

-Haz una pausa de vez en cuando: si no puedes superar la tensión mientras tienes relaciones, puede que te haga falta parar un rato y descansar. Muchos terapeutas recomiendan hacer una pausa hasta que la ansiedad disminuya.

Saber cuándo acudir a un especialista

Hay muchas señales que indicas que sufres un estrés excesivo relacionado con las relaciones sexuales. Si experimentas estos síntomas de forma constante y no logras superarlos, conviene que acudas a un especialista.

-Dudas recurrentes respecto a tu rendimiento sexual y tu atractivo.

-No poder evitar imágenes mentales de anteriores fracasos.

-Problemas para respirar y controlar tus sensaciones corporales.

-Disfunción erectil en hombres y falta de lubricación en mujeres.

-Preocupación constante y exagerada por tu rendimiento sexual.

También tienes que tener en cuenta que pasar una temporada sin tener relaciones sexuales puede afectar a tu rendimiento. Algunas enfermedades y medicamentos también pueden hacerlo, así que en el caso de que estés siendo medicado por algo deberías consultar con tu médico antes de preocuparte en exceso. Tienes que saber que estos problemas son frecuentes y con la ayuda de un especialista se acaban superando, así que relájate y piensa que tarde o temprano volverás a disfrutar de tus relaciones, sólo es cuestión de tiempo y esfuerzo.

This post is also available in: Inglés