Problemas de memoria: Qué son y cuándo debemos preocuparnos

 

¿Qué son los problemas de memoria? Todos tenemos olvidos de vez en cuando: Nos angustiamos al no recordar dónde dejamos las llaves, al olvidarnos del cumpleaños de una persona importante, al despistarnos y confundir la hora a la que salía el tren, o qué día habíamos quedado con nuestro amigo. ¿Qué sucede en nuestro cerebro cuando se nos olvidan las cosas? ¿Cuáles son las causas de los problemas de memoria? 

¿Crees que puedes tener dificultad para recordar las cosas? ¿Cuando debemos preocuparnos por un problema grave de memoria? Descubre en este artículo todo sobre los problemas de memoria

Problemas de memoria

Problemas de memoria

¿Crees que puedes tener problemas de memoria? Responde a estas 14 sencillas preguntas relacionadas con los síntomas asociados a problemas de memoria.

1. ¿Sientes que tu memoria ha empeorado?
2. ¿Tienes que releer varias veces un texto para comprenderlo?
3. ¿Pierdes objetos como por ejemplo llaves, dinero, gafas,… de manera frecuente?
4. ¿Crees que cuando mantienes alguna conversación tienes problemas para encontrar las palabras adecuadas?
5. ¿De manera frecuente se te olvidan cosas como por ejemplo lo que comiste ayer?
6. ¿Tu trabajo es similar, pero últimamente encuentras más dificultades para desempeñarlo adecuadamente?
7. ¿Te olvidas de los planes que tienes que hacer a corto plazo? Por ejemplo, ¿sabes que tienes que ir al médico pero se te ha olvidado qué día tenías cita?
8. ¿Has tenido dificultades utilizando algún objeto o dispositivo que antes si sabías utilizar?
9. ¿Has notado dificultad a la hora de realizar tareas que exigen concentración y atención?
10. ¿Tus seres queridos han notado que tu memoria últimamente está fallando?
11. ¿Te notas más desorientado de lo habitual, incluso en lugares que frecuentas?
12. ¿Dudas sobre si has hecho o no una determinada acción?
13. ¿Crees que confundes palabras o te cuesta más trabajo recordar nombres de películas, personas famosas, etc?
14. ¿Te cuesta trabajo recordar a todas las personas de tu entorno más cercano?

Si ya has contestado todas las preguntas y tu respuesta ha sido SÍ en 7 o más síntomas, es posible que estés sufriendo problemas de memoria. Aunque en ningún caso se deben interpretar los resultados de este test como un diagnóstico.

Mairena Vázquez, psicóloga, te explica qué son los problemas de memoria, cuáles son sus causas y cuándo debemos preocuparnos.

Qué son los problemas de memoria

La memoria puede definirse como la capacidad de almacenar y evocar información. La memoria es el conjunto de sistemas que permiten adquirir, retener y recuperar información. Los problemas de memoria son la principal queja cognitiva y motivo de preocupación de las personas que sufren daño cerebral adquirido y de sus familiares.

Los problemas de memoria son una de las causas más frecuentes de consulta neuropsicológica. No debemos asociarlos únicamente a adultos mayores, ya que los fallos de memoria pueden ocurrir a cualquier edad.

Los olvidos leves, o pequeños fallos de memoria son, a menudo, parte del proceso de envejecimiento normal. Los adultos mayores pueden necesitar más tiempo para recordar o aprender algo nuevo. Sin embargo, todos tenemos en ocasiones dificultades para recordar un determinado nombre, o palabra, todos hemos perdido algunas vez las llaves, y olvidado una cita importante.

Con frecuencia muchas personas mostramos olvidos cotidianos. No todos los fallos de memoria son síntomas de deterioro cognitivo, enfermedad de Alzheimer o cualquier otro tipo de demencia. Estas patologías suelen presentarse con fallos de memoria progresivos en frecuencia y gravedad. Si la pérdida de memoria es detectada por familiares o ser amigos cercanos, y comienza a interferir en con las actividades diarias (trabajo, relaciones sociales, etc… ) es importante realizar una evaluación neuropsicológica profesional y buscar asesoramiento profesional cualificado en demencias y problemas de memoria.

Los problemas de memoria afectan a cualquier tipo de población, no solo a personas de más de 50 años. De hecho, según afirma el neuropsicólogo Álvaro Bilbao, cada vez es más frecuente encontrar problemas de memoria en gente joven o incluso en niños, lo que les puede provocar problemas de atención. A pesar de todo, los problemas de memoria son una de las quejas más frecuentes en las personas de la tercera edad.

“El recuerdo es el único paraíso del cual no podemos ser expulsados” (J.Paul; Fr. Richter).

Causas de la pérdida de memoria

Se pueden dar problemas de memoria de diferentes tipos, bien problemas que impidan los recuerdos del pasado (“¿Qué comí ayer?” – amnesia retrógrada), bien problemas en el recuerdo de nuevos acontecimientos como los planes que tenemos para la próxima semana (amnesia anterógrada). Al mismo tiempo, también se pueden producir problemas en la memoria si sufrimos algún daño cerebral adquirido. Independientemente de cuál sea la causa que provoca los problemas en la memoria o de qué tipo de problemas hablemos, la persona que los sufre puede sentir ansiedad por el olvido.

De un modo u otro, los problemas de memoria muchas veces son reversibles y posibles de solucionar. En estos casos los problemas de memoria se producen por causas que de alguna manera podemos controlar, aunque siempre es recomendable acudir a un médico con el fin de dar una posible solución o evitar un futuro deterioro cognitivo.

Carlos Regazzoni (neurólogo) afirma que algunas posibles causas por las que se pueden producir problemas en la memoria pueden deberse a “presión arterial, problemas de azúcar en la sangre y la mayoría de las veces, al estrés por exceso de trabajo”. Es por esta razón por la cual cada vez más personas jóvenes sufren problemas en la memoria y no se debe de asociar siempre a la temida palabra demencia. Para recordar es imprescindible almacenar la información en la memoria y para ello, debemos prestar mucha atención. Muchas veces los fallos en la memoria se producen simplemente por no haber prestado la atención necesaria o incluso porque nuestro cerebro a veces distorsiona la realidad.

Nuestra memoria puede fallar por diferentes y variados motivos. Entre las principales causas que pueden provocar problemas en la memoria podemos encontrar:

  • Estrés y cansancio
  • Efectos secundarios de algún tipo de medicación o incluso efecto de tratamientos para algunas enfermedades como el cáncer
  • Períodos de cambios en nuestras vidas, presiones laborales
  • Fumar o la intoxicación con alcohol u otras drogas puede dañar la actividad cerebral afectando a la capacidad y calidad de la memoria. Cerebro y alcohol.
  • Depresión u otros trastornos mentales (por ejemplo esquizofrenia o trastorno bipolar)
  • Infecciones, tumores o lesiones en el cerebro
  • Falta de sueño: Cuando dormimos se activan las zonas del cerebro relacionadas con la memoria y por el contrario, si dormimos poco, estas zonas se debilitan. Por eso es recomendable dormir una media de 8 horas diarias.
  • Enfermedades neurodegenerativas (por ejemplo esclerosis múltiple, corea de Huntington, Parkinson,…)
  • Momentos en los que estemos más nerviosos o momentos en los que vivimos emociones muy fuertes
  • Falta de vitaminas: Un déficit de vitamina B12 puede provocar problemas de memoria. Por eso los expertos recomiendan el consumo adecuado de esta vitamina en diferentes alimentos o incluso en casos de mujeres embarazadas, personas con enfermedades gastrointestinales,… suplementos vitamínicos. Incluso una dieta con alto contenido calórico (por ejemplo comer comida basura en abundancia) puede causar problemas en la memoria.

La memoria es un bien que debemos cuidar de manera minuciosa. Debemos desechar de nuestra vida diaria cualquier factor que pueda ocasionarnos algún daño como llevar una mala alimentación, fumar, beber en exceso, las drogas, la vida sedentaria o el mero hecho de no ejercitar la mente.

¿Debo preocuparme por los problemas de memoria?

Si sientes que los problemas de memoria se repiten de forma continuada, lo más recomendable es que acudas a un profesional especializado. De este modo podrás determinar si los síntomas son ocasionados por algún factor puntual que se puede revertir, si son debidos al envejecimiento normal, o si por el contrario existe algún tipo de deterioro cognitivo o demencia que debe ser tratado.

Es recomendable intentar tener siempre una actitud positiva y ser consciente de lo fundamental que es trabajar con nuestra memoria. Si lo que nos produce los problemas en la memoria es el estrés laboral o el ajetreo que llevamos día a día, no debemos preocuparnos pero sí que debemos ocuparnos de intentar mejorar nuestra memoria a través de diferentes estrategias. Se pueden realizar actividades como leer, estudiar, resolver juegos de ingenio o también puedes estimular tu cerebro con programas clínicos de entrenamiento cognitivo o juegos de memoria.

Los ejercicios y juegos para la memoria de CogniFit han sido validados para que tanto niños, adolescentes, adultos como personas mayores o de la tercera edad puedan activar y fortalecer su capacidad de memorización, y comparar su estado cognitivo con el resto de la población mundial.

CogniFit es la plataforma líder más utilizada para evaluar y mejorar la memoria. Este programa pueden utilizarlo tanto profesionales médicos, como personas sin formación en este campo puesto que es muy intuitivo y accesible para personas no especializadas. Para empezar a utilizarlo solo tienes que registrarte.

Mejorar la memoria

CogniFit: Evaluar y Mejorar la memoria

Problemas de memoria ¿Qué puedo hacer para recordar mejor?

No conviene obsesionarse demasiado con los problemas leves de memoria. La memoria tiene una capacidad limitada, y para poder seguir formando recuerdos nuevos, hay que deshacerse de los recuerdos que ya no sirven. Los seres humanos recordamos lo general como las personas, hechos y lugares pero tendemos a olvidar los detalles. Por eso muchas veces, olvidamos porque nuestro cerebro necesita olvidar.

Recordamos el 5% de lo que escuchamos, el 15% de lo que vemos y el 90% de lo que hacemos. ¿Qué quiere decir esto? Que una buena manera de recordar las cosas es guardando la información con claves para recordar de una manera más fácil. ¿Qué podemos hacer para recordar mejor?

  • Darnos instrucciones en voz alta: Podemos reducir los fallos de memoria notablemente si nos damos autoinstrucciones en voz alta. Por ejemplo,“tengo que coger las llaves del coche cuando salga de casa”, “tengo que enviar un email a mi compañero”
  • Visualizarnos a nosotros mismos haciendo aquello que queremos recordar: Visualizarnos mentalmente realizando esa acción, puede ayudar a reducir esos pequeños olvidos o problemas de memoria
  • Utiliza CogniFit, el programa líder en evaluación y estimulación cognitiva: CogniFit es el tratamiento no farmacológico más utilizado en casos de problemas de memoria, deterioro cognitivo leve y demencias en su etapa temprana. La tecnología de CogniFit está normalizada y validada por la comunidad científica. Se centra en la neuroplasticiadad. ¡Solamente tienes que registrarte! La batería de ejercicios de CogniFit, permite evaluar y medir de forma precisa las debilidades y fortalezas cognitivas de cualquier persona.
  • Practica ejercicio físico: El ejercicio físico ayuda a paliar los pequeños problemas de memoria ya que oxigena el cerebro y rejuvenece las células.
  • Lleva una dieta correcta para el cerebro: Una dieta formada por frutas, verduras y cereales integrales puede ayudarte a reducir los problemas de memoria. Los antioxidantes que encontramos en estos alimentos, pueden ayudarnos a proteger nuestras neuronas. Descubre las mejores vitaminas para el cerebro.
  • Descansa adecuadamente: Un descanso adecuado es imprescindible para el óptimo funcionamiento de la memoria.
  • Planea tus actividades y haz listas: Algunas personas encuentran que recuerdan las cosas mejor si hacen listas con todas las actividades pendientes.
  • Otras recomendaciones: Si quieres aprender a recordar mejor y reducir tus problemas de memoria, descubre en este artículo cómo mejorar la memoria.

Solo necesitas paciencia, motivación, esfuerzo y ejercicio constante. Una vez que vayas viendo como tus problemas de memoria van desapareciendo, tu estado de ánimo aumentará y por tanto, te sentirás mejor y al mismo tiempo tendrás menos tendencia a olvidarte de las cosas. “Somos lo que recordamos y recordamos lo que somos”.

Neuroplasticidad y problemas de memoria

Si la causa de nuestros problemas de memoria es reversible y específica, no hay por qué preocuparse. Si por el contrario y después de una valoración de un profesional especializado, el diagnóstico que recibimos es una posible demencia o un posible deterioro cognitivo, hay que ponerse manos a la obra para ralentizar los efectos y pensar que no todo está perdido. Gracias a la neurociencia y a la neuropsicología se ha descubierto el concepto de neuroplasticidad.

A grandes rasgos, y según investigaciones recientes podemos decir que la plasticidad neuronal (o neuroplasticidad) es “la capacidad del sistema nervioso para cambiar su estructura y su funcionamiento a lo largo de su vida, como reacción a la diversidad del entorno”.

Esta capacidad del cerebro permite ralentizar la evolución de la enfermedad, y preservar, por más tiempo, las habilidades cognitivas de la persona, mejorando su calidad de vida.

 

Muchas gracias por leer, puedes dejar tus comentarios, dudas y preguntas abajo.

Psicóloga especializada en psicología clínica infanto-juvenil. En continua formación para ser psicóloga sanitaria y neuropsicóloga clínica. Apasionada de la neurociencia e investigación del cerebro humano. Miembro activo de diferentes asociaciones e interesada en labores humanitarias y emergencias. A Mairena le encanta escribir artículos que puedan ayudar o inspirar.
“Magia es creer en ti mismo”.

This post is also available in: Francés Alemán Ruso