Un nuevo estudio perfila a CogniFit como distribuidor clave para el futuro de las evaluaciones escolares (K-12)

  • Un nuevo informe de investigación de mercado perfila a CogniFit como una de las soluciones tecnológicas clave que podría transformar e impulsar el futuro de los test y evaluaciones escolares (K-12) para los que se prevé un crecimiento del 8.19%
  • La altísima calidad de las baterías clínicas, su fiabilidad, y la seguridad de las escuelas de contar con la última tecnología disponible, ha ayudado a que CogniFit se posicione, una vez más, como tecnología líder en el campo de la neuroeducación y los test y evaluaciones K-12.
  • La demanda de herramientas innovadoras que permitan realizar evaluaciones neuropsicológicas digitalizadas (online) y generar informes automatizados con el perfil cognitivo de cada alumno se convierte en una necesidad creciente. El número de colaboraciones entre escuelas y CogniFit está creciendo rápidamente.
  • El IoT (Internet of Things) está transformando la educación. El monitoreo remoto de la salud o evolución cognitiva de los alumnos a través de CogniFit, garantiza una mejor atención al al alumnado y puede ayudar a minimizar el fracaso escolar, a reducir tiempo, espacio y costes.
  • Las nuevas evaluaciones cognitivas computarizadas y las tecnologías de aprendizaje que ofrece CogniFit se han convertido en un apoyo fundamental para el profesorado y centros educativos. Incorporar estas evaluaciones supone una iniciativa de futuro que permite ofrecer servicios más competitivos a los alumnos, así como puede ayudar a prevenir el fracaso escolar, abordar la diversidad en el aula, nuevas estrategias de educación, etc.

K-12 Educación

CogniFit se ha convertido en un proveedor imprescindible de tecnologías para la evaluación y estimulación cognitiva de alumnos de todo el mundo. Y también es utilizado por millones de familias, hospitales, centros médicos, de investigación y usuarios particulares de todo el mundo.

El K–12 es un término utilizado en algunos sistemas educativos (Estados Unidos, Canadá, Turquía, Filipinas, Australia y Ecuador) para denominar a la escolarización primaria y secundaria.

La tecnología innovadora de CogniFit lo convierte en una “herramienta del futuro” para el K-12. Las baterías digitalizadas para examinar el perfil cognitivo de los alumnos terminarán sustituyendo a los tradicionales test de lápiz y papel utilizados hasta ahora en las pruebas y evaluaciones escolares K-12. Los programas digitales para evaluación cognitiva ofrecen importantes oportunidades para optimizar recursos y resolver problemas existentes en el sector educativo.

El proceso de informatización y digitalización ya ha llegado a todos los sectores. Y el sector de la educación es uno de los que ya está aprovechando estas herramientas para optimizar recursos y ofrecer una mayor calidad de enseñanza.

“Cada vez hay más sectores conscientes de la necesidad de aplicar estas soluciones tecnológicas. Un ejemplo de esto, son los múltiples centro educativos  que han incorporado la tecnología a la enseñanza y reclaman recursos científicos de neuroeducación.”  explica el CEO de CogniFit, Tommy Sagroun.

En este sentido, CogniFit pone a disposición del sistema educativo baterías de evaluación neuropsicológica y programas personalizados de entrenamiento cerebral dirigidos a mejorar los procesos cognitivos implicados en el aprendizaje.

Tanto para los docentes como para los alumnos es importante poder utilizar estas herramientas en su lengua habitual por eso CogniFit ofrece todas sus baterías de evaluación y programas de entrenamiento cognitivo en más de 15 lenguas. 

Alguna de las herramientas que mejor acogida están teniendo son el Test Dislexia, Test TDAH o el Test Discalculia, que permiten a los docentes, o usuarios particulares, detectar fácilmente el riesgo de padecer estas dificultades.

test tdah

La batería clínica de evaluación de TDAH de CogniFit: Una herramienta fundamental para colegios y familias

Muchas escuelas ya están implementando tecnologías de neuroeducación en sus procesos formativos para optimizar los procesos de enseñanza. En este sentido, CogniFit es el programa informático de neuroeducación más innovador y utilizado.

CogniFit neuroeducación es una herramienta educacional diseñada por especialistas en neuropsicología infantil con el objetivo de ayudar a los educadores no especializados en psicopedagogía a analizar y optimizar los procesos de aprendizaje y del desarrollo infantil y juvenil en el ámbito escolar.

La herramienta de neuroeducación de CogniFit, permite evaluar múltiples áreas cognitivas. Esta información, puede ayudar al docente a identificar alguna de las causas neurológicas relacionadas con el fracaso escolar. Además, a través del entrenamiento cognitivo personalizado que propone CogniFit, los niños pueden trabajar online tareas que mejoren sus funciones ejecutivas, memoria, atención, concentración y atención, planificación y otras áreas cognitivas fundamentales para el aprendizaje y desempeño de las diferentes asignaturas.

“Todas las áreas educacionales están afectadas por este proceso de informatización. Tecnologías como Internet de las cosas (IoT), el Big Data o la inteligencia artificial,  ya están en nuestro día a día aunque a veces no nos demos cuenta. No tenemos que irnos al futuro, realidad ya está aquí”, explica Alejandra Salazar, psicóloga en CogniFit. “No incorporar estas tecnologías en la evaluación del alumnado, supone una gran desventaja respecto a a otros centros educativos”.

Gracias a los avances en neuroimagen y las investigaciones sobre cómo las habilidades cognitivas están relacionadas con el proceso de aprendizaje, CogniFit logró adaptar su software a las características cognitivas únicas de cada alumno.

Para las pruebas y evaluaciones en el ámbito de la educación K-12, CogniFit puede ayudar a los educadores a garantizar programas de evaluación justos y eficientes y ayudar a reducir la presión sobre los docentes, proporcionando a los estudiantes medios de evaluación eficientes e imparciales.

Los analistas de Technavio establecen que la última tendencia en el mercado es la Gamificación.

La gamificación está ganando popularidad entre los estudiantes y los docentes. Esta técnica de aprendizaje permite trasladar la mecánica de los juegos al ámbito educativo-profesional con el fin de conseguir mejores resultados y mejorar la implicación generando una experiencia positiva. El modelo de juego realmente funciona porque consigue motivar a los alumnos, desarrollando un mayor compromiso, e incentivando el ánimo de superación.

Por lo que la aplicación de juegos para evaluación se ha identificado como una de las tendencias clave en el mercado de evaluación y evaluación en la educación K-12. Y CogniFit se posiciona como una herramienta poderosa para involucrar a los alumnos y ayudar a mejorar la evaluación formativa.

Para Ampliar…

¿Qué es la Evaluación para Estudiantes K-12?

Las pruebas y evaluaciones para estudiantes K-12 se refieren a programas estatales de evaluación estudiantil.

La tecnología educativa se puede categorizar en dos segmentos:

  • Arquitectura tecnológica que comprende hardware, software y servicios. El hardware lo es todo, desde pantallas interactivas, computadoras personales educativas, proyectores, etc. El software es sistemas de administración de documentos, administración de aula, sistemas de información estudiantil, sistemas de evaluación de aula, sistemas de respuesta estudiantil, sistemas de gestión de contenido de aprendizaje (LCMS) y sistemas de gestión de aprendizaje. (LMS). También incluye recursos interactivos digitales como texto digital, gráficos y ayudas audiovisuales.
  • Las herramientas colaborativas son herramientas que ayudan a un uso coherente de la tecnología. Estas herramientas persuaden a las instituciones educativas a recopilar y rastrear detalles de asistencia, calificaciones, puntajes y datos demográficos para ayudar a mejorar el proceso de aprendizaje de los estudiantes.

Esto significa que impartir conocimiento se ha vuelto más sistemático y cada día es un desafío encontrar objetividad en las evaluaciones K-12 y las mediciones de evaluación.

¿Cuando se aplican las pruebas de evaluación para estudiantes K-12?

  • Antes de aprender – pruebas de diagnóstico (identificar brechas). CogniFit ofrece la posibilidad de capacitar a los niños antes de la escuela en habilidades cognitivas como atención, memoria, planificación, etc.
  • Durante el aprendizaje – pruebas formativas (contenido de la prueba). Con Battery Assessment Cognitive Battery (S-CAB), CogniFit puede ayudar a descubrir el perfil cognitivo de los estudiantes, ver cómo su perfil cognitivo se relaciona con las materias académicas, descubrir la motivación de los estudiantes para la escuela, sus aptitudes académicas, y ayudar a detectar trastornos del aprendizaje y del neurodesarrollo, como por ejemplo, la dislexia, discalculia, o el TDAH.
  • En puntos clave del aprendizaje: pruebas interinas (identificar vacíos específicos). Durante las vacaciones, la herramienta CogniFit puede ayudar a mantener a los estudiantes atentos para cuando comience la escuela entrenando diferentes habilidades cognitivas con juegos cerebrales especializados. Cada juego cerebral entrena una o más habilidades cognitivas de una manera divertida e interactiva.
  • Después de aprender, pruebas sumativas (determinar el dominio). Retener el conocimiento requiere mantener unas adecuadas habilidades cognitivas. CogniFit permite estimular y rehabilitar habilidades cognitivas fundamentales para el aprendizaje. La dificultad del programa de entrenamiento personalizado se adapta a medida que el usuario entrena, lo que puede ayudar a mejorar las habilidades cognitivas fundamentales y a mantener su plasticidad cerebral.

¿Qué transición admite la prueba y evaluación K-12?

  • Preescolar a kindergarten – exámenes de ingreso al kínder.
  • Grado a grado – evaluaciones aditivas para evaluar el conocimiento.
  • Curso por curso – evaluaciones de fin de curso.
  • De la escuela secundaria a la universidad o carrera: exámenes de salida y exámenes de ingreso a la universidad.