Consejos para mejorar la memoria: ¡Come chocolate!

Dulces noticias para los amantes del chocolate: un nuevo estudio vuelve a asociar el consumo de chocolate con una mejora en las funciones cognitivas. Lo novedoso de este estudio es que han demostrado esta relación controlando el efecto que podrían tener otras variables como los factores cardiovasculares, la dieta y el estilo de vida de los participantes. Chocolateros del mundo celebremos que tenemos otra nueva evidencia de “comer chocolate” es sano y, además, podemos incluirlo entre los consejos para mejorar la memoria. ¡Comamos chocolate sin sentirnos culpables y por prescripción médica!

Consejos para mejorar la memoria: ¡Come chocolate!

El Maine-Syracuse Longitudinal Study (MSLS) es el último estudio publicado que se hace eco de esta relación. El MSLS es un estudio longitudinal, epidemiológico y comunitario sobre los factores de riesgo vascular y el funcionamiento cognitivo de personas adultas de la región de Siracusa (Nueva York). En el estudio, los investigadores de la Universidad de Maine, analizaron a 968 participantes de la muestra del MSLS,  sin demencia y con edades entre los 23 y los 98 años. Los investigadores han encontrado una asociación entre el consumo de chocolate y la cognición, en concordancia con otros estudios y ensayos clínicos sobre el tema. Lo interesante de este trabajo es que además de encontrar esta asociación del consumo de cacao con las funciones cognitivas, la asociación se mantiene a pesar de ajustarla con los factores cardiovasculares (niveles de colesterol, hipertensión, diabetes…), factores dietéticos (consumo de carnes, de pescados, de frutas y verduras y/o lácteos)  y del estilo de vida de los participantes (el consumo de alcohol). Esto quiere decir que la relación encontrada se explicaba básicamente por el consumo de cacao y no por el hecho de que los chocolateros consumieran menos alcohol o más verduras o no tuvieran factores de riesgo vascular.

Beneficios del chocolate

Desde la antigüedad el chocolate y los flavanoles del cacao han sido utilizados para la curación de múltiples trastornos. En la medicina tradicional de algunas culturas, o puede que incluso en tu tradición familiar (¿quizás tu abuela siempre lo decía?), se ha usado para cosas tan variadas como:

  • Reducir la fiebre,
  • Tratar la diarrea infantil,
  • Paliar los dolores menstruales,
  • Afrodisíaco (para aumentar el apetito sexual),
  • Depresión,
  • Incrementar la producción de leche en mamás lactantes,
  • Inducir el sueño e incluso…
  • Limpiar los dientes.

La medicina moderna también se ha interesado en los beneficios que tiene el consumo de chocolate para la salud.  Hasta el momento, se han demostrado asociaciones a nivel cardiovascular y cognitivo/emocional en diferentes grados:

  • Beneficios cardiovasculares (asociaciones muy consistentes)
    • Mejora la sensibilidad a la insulina
    • Mejora la presión arterial
    • Mejora la función endotelial
    • Mejora en el flujo sanguíneo cerebral
  • Beneficios neurocognitivos y del estado de ánimo (las evidencias no están tan claras, son más inconsistentes entre estudios)
    • Mejora de la memoria verbal y visual
    • Incremento del procesamiento de la información
    • Mejora la memoria de trabajo
    • Mejora en la capacidad atencional

¿Por qué es bueno el chocolate?

¿Os habéis preguntado alguna vez qué es lo que tiene el chocolate, y los productos que contienen cacao, que lo hace tan saludable? La respuesta son los flavonoides, más concretamente flavanoles y epicatequinas. Ambas sustancias han sido relacionadas en muchos estudios con la salud cardiovascular y la mejora de memoria. No solo los encontramos en el cacao, también podemos encontrarlos en otros alimentos como las uvas, las manzanas, el té o el vino tinto.

Así pues, aunque estas sustancias serían las principales responsables de los efectos beneficiosos del chocolate para la salud, no podemos olvidarnos de que el cacao tiene otros componentes psicoactivos, como la cafeína y la teobromina, que también han sido asociadas con mejoras en la atención y otras funciones cognitivas, con lo cual son sustancias que también podrían jugar un papel importante o incluso sumar al efecto positivo de los flavanoles.

Más consejos para mejorar la memoria

  1. Come chocolate (ya sabes porqué!)
  2. Asegúrate un buen descanso. Se ha demostrado que el sueño influye en la memoria y que es cuando dormimos que fijamos nuestros recuerdos.
  3. Haz ejercicio. Que el ejercicio es beneficioso para nuestro cuerpo es un hecho, pero también lo es para nuestra mente. Un estudio de la Universidad de Pittsburg concluyó que el ejercicio aeróbico aumenta el tamaño del hipocampo, relacionado con la memoria y las habilidades visoespaciales.
  4. Medita. Algunos estudios sugieren que en entrenamiento en meditación continuado mejora la memoria operativa, la atención y la comprensión lectora.
  5. Entrena tu cerebro con ejercicios de CogniFit. Un estudio publicado en PLOS One mostró como realizar un programa diario de ejercicios por ordenador mejoraba el rendimiento de los sujetos en memoria de trabajo, funciones ejecutivas y velocidad de procesamiento de la información.

 

 

 

This post is also available in: Francés