Las 10 Reglas de la Buena Suerte: ¡Aprende a crearla!

¿Existe la Buena Suerte? Esa suerte de la que parecen gozar los más exitosos, ¿es real? Y si existe, ¿Cómo puedo beneficiarme yo de ella? Pues sí amigos, estamos de enhorabuena. La Buena Suerte existe, y en este artículo te cuento las 10 Reglas de la Buena Suerte.

Deshazte de patas de conejo y deja de temer a los gatos negros. Porque la Buena Suerte depende de ti. ¡Aprende a crearla e incorpórala en tu vida!

Las 10 Reglas de la Buena Suerte: ¡Aprende a crearla!
Las 10 Reglas de la Buena Suerte: ¡Aprende a crearla!

A generaciones enteras les ha traído de cabeza el tema de la Buena Suerte, y no es para menos. Casi como la búsqueda del Santo Grial, millones de personas se han dedicado a desarrollar fórmulas mágicas para encontrar la Buena Suerte.

Esa suerte que parece sonreír a tan solo unos pocos elegidos, pero que es esquiva con nosotros…

Hoy os traigo un libro que leí hace tiempo pero me dejó un muy buen recuerdo grabado. Sorprendida como me hallo de la cantidad de trucos, hechizos, terapias naturales y rituales que hace la gente para atraer la Buena Suerte, creo que es el momento idóneo para hablaros de las 10 reglas de la Buena Suerte.

El mágico libro del que os hablo, “La Buena Suerte: Claves para atraer la prosperidad” escrito por Álex Rovira y Fernando Trias de Bes, cuenta la leyenda de los caballeros Sid y Nott, que van en busca del éxito y la prosperidad. A través de una narrativa de fábula sobre las aventuras de estos intrépidos caballeros animados por Merlín, los autores van desgranando de una manera sencilla y fácil las 10 Reglas de la Buena Suerte.

David le preguntó a Víctor:

—     De acuerdo, dime: ¿Cuál es la diferencia entre la suerte y la Buena Suerte?

Víctor meditó antes de contestar:

—Cuando a vuestra familia os tocó una herencia, tuvisteis suerte. Pero esa suerte no depende de uno, por eso tampoco dura demasiado. Solo tuviste algo de suerte, por eso ahora no tienes nada. Yo, en cambio, me dediqué a crear suerte. La suerte, a secas, no depende de ti. La Buena Suerte, solo depende de ti. La verdadera, es esta última. La primera, sencillamente, no existe.

David no podía dar crédito a lo que estaba oyendo.

—     ¿Me estás diciendo que la suerte no existe?

—Bueno… Si quieres digamos que sí que existe, pero es demasiado improbable como para esperar que te ocurra a ti. Y, en ese caso, no dura demasiado, es efímera. ¿Sabías que casi el 90% de las personas a las que les ha tocado la lotería, no han tardado más de diez años en arruinarse o en volver a estar como antes estaban? En cambio, la Buena Suerte es posible siempre que te lo propongas. Por eso se llama la Buena Suerte, porque es la Buena, la de verdad.

(Extracto del libro La Buena Suerte: Claves para atraer la prosperidad)

Descubre las 10 reglas de la Buena Suerte y ¡Aprende a crearla!
Descubre las 10 reglas de la Buena Suerte y ¡Aprende a crearla!

Descubre las 10 Reglas de la Buena Suerte

1ª Regla de la Buena Suerte: La suerte no dura demasiado tiempo, porque no depende de ti. La Buena Suerte la crea uno mismo, por eso dura siempre.

Esa es la principal diferencia entre la suerte y la Buena suerte. La suerte es aleatoria y no te va a sonreír eternamente. La Buena Suerte depende exclusivamente de ti, por lo que tú decides si quieres hacerla permanente en tu vida.

La Buena Suerte es el resultado de la suma de preparación y oportunidad. Recuerda que el dinero que llega fácil, se va aún más fácil.

2ª Regla de la Buena Suerte: Muchos son los que quieren tener Buena Suerte, pero pocos los que deciden ir a por ella.

Es importante que sepas que no sólo tienes que tener iniciativa, sino que tienes que creer en ella.

Como bien dijo Séneca “No hay viento favorable para el que no sabe a dónde va…”

NADIE va a llamar a tu puerta con una oferta de trabajo que te cambie la vida. Sal de tu zona de confort y busca tu Buena Suerte.

3ª Regla de la Buena Suerte: Si ahora no tienes Buena Suerte tal vez sea porque las circunstancias son las de siempre. Para que la Buena Suerte llegue, es conveniente crear nuevas circunstancias.

Es tristemente conocido como nos quejamos habitualmente de los mismos problemas pero no hacemos nada por cambiarlos. Los aceptamos, nos resignamos, y nos compadecemos de nosotros mismos por “la mala suerte” que tenemos. Y así nos va. Las personas que creen tener mala suerte necesitan además que los demás se lo corroboren. Deja de quejarte. ¡Quizá te interese echar un vistazo a mi artículo!: 15 claves para mejorar la Inteligencia Emocional.

Es responsabilidad nuestra crear las circunstancias idóneas para atraer la Buena Suerte.

Walt Disney fue despedido de su trabajo porque “le faltaba imaginación”. Hoy en día lo consideramos el padre de la animación. ¿Qué hizo Disney? Simplemente cambió sus circunstancias. El pensamiento creativo y la meditación son básicos para hacernos preguntas acerca de nuestra vida (algunas probablemente incómodas) y nos planteemos y cambiemos nuestras circunstancias.

4ª Regla de la Buena Suerte: Preparar circunstancias para la Buena Suerte no significa buscar sólo el propio beneficio. Crear circunstancias para que otros también ganen atrae a la Buena Suerte.

Se generoso. Las buenas acciones con los demás atraen circunstancias favorables de Buena Suerte.

Lo que envías al mundo es lo que recibes. Se positivo, envía buenas vibraciones y las recibirás. Es una de las Leyes principales del Karma, y también funciona con la Buena Suerte.

5ª Regla de la Buena Suerte: Si dejas para mañana la preparación de las circunstancias, la Buena Suerte quizá nunca llegue. Crear circunstancias requiere dar un primer paso… ¡Dalo hoy!

No seas vago. Nunca va a ser el mejor momento para empezar a hacer deporte, dejar de fumar o comer más sano. Si buscas la circunstancia idónea esta no va a llegar nunca. Levántate del sofá y créala tú.

La Buena Suerte llega desde la acción, no sólo desde el pensamiento.

6ª Regla de la Buena Suerte: Aún bajo las circunstancias aparentemente necesarias, a veces la Buena Suerte no llega. Busca en los pequeños detalles circunstancias aparentemente innecesarias… ¡pero imprescindibles!

Se paciente y no desistas. El esfuerzo y la constancia son los mejores amigos de la Buena Suerte. persevera y triunfarás.

Dale la importancia que se merecen los pequeños detalles. Hay mil sitios webs con la misma información. Piensa en por qué prefieres uno y no otros, y data cuenta de que los pequeños detalles marcan la diferencia. Para que los pequeños detalles no te pasen desapercibidos, tienes que mostrar una actitud abierta y confiada.

7ª Regla de la Buena Suerte: A los que solo creen en el azar, crear circunstancias les resulta absurdo. A los que se dedican a crear circunstancias, el azar no les preocupa.

Y es que los que creen que merecen la suerte, piensan que no es necesario hacer nada para tenerla.

8ª Regla de la Buena Suerte: Nadie puede vender suerte. La Buena Suerte no se vende. Desconfía de los vendedores de suerte.

El verdadero éxito profesional, económico personal o social no es fácil de conseguirlo. Y quien te diga lo contrario miente.

9ª Regla de la Buena Suerte: Cuando ya hayas creado todas las circunstancias, ten paciencia, no abandones. Para que la Buena Suerte llegue, confía.

Steve Jobs afirmaba que sino confías y crees en lo que haces, abandonarás en cuanto las cosas se pongan un poco feas.

Picasso decía: “Que la inspiración llegue no depende de mí. Lo único que yo puedo hacer es ocuparme de que me encuentre trabajando.”

10ª Regla de la Buena Suerte: Crear Buena Suerte es preparar las circunstancias a la oportunidad. Pero la oportunidad no es cuestión de suerte o azar: ¡siempre está ahí! Crear Buena Suerte únicamente consiste en… ¡crear circunstancias!

Ahora que conoces estas 10 estupendas reglas, sólo te queda ponerlas en práctica. Te comparto un vídeo de uno de los autores del libro para que profundices un poquito más en el tema de la Buena Suerte.

Te deseo éxito en tu vida y en tus metas, porque la suerte es para los mediocres.

This post is also available in: Francés