¿Por qué te gusta el fútbol? Los beneficios psicológicos de ser aficionado a un equipo

  ¿Por qué nos gusta el fútbol? A ver, ¡que levante la mano quien no se haya emocionado nunca en algún partido! ¿A quién se le ha venido a la mente ese momento en el que sueltas la lágrimilla después de ver a tu equipo marcar ese “golazo”? …Puede que alguno de vosotros paséis del fútbol, vale. Pero la realidad es que el fútbol es uno de los temas más populares. ¡Descubre por qué! En este artículo, Mairena Vázquez, psicóloga, nos explica este fenómeno. Y es que, ser aficionado, hincha o seguidor de un equipo de fútbol tiene beneficios psicológicos ¡Sigue leyendo!

Los beneficios psicológicos de que te guste el fútbol

Los beneficios psicológicos de que te guste el fútbol

El fútbol tiene un gran poder y es que para bien (o para mal) genera sentimientos. Mientras que unos adoran el fútbol y son súper forofos, otros lo detestan con todas sus fuerzas. Pero si de algo estoy segura, es que ¡el fútbol no deja indiferente a nadie!

Hoy, todos los forofos del fútbol estáis de suerte… Vamos a hablar de los beneficios psicológicos que tiene ser seguidor, hincha o afición de un equipo de fútbol, cómo influye la Psicología del Deporte en el fútbol y el peor lado del fútbol, los hooligans.

¿Por qué nos gusta el fútbol?beneficios que nos aporta

Algo que parece tan sencillo como “4 tíos pegándole patadas a un balón” genera mucha controversia a favor y en contra. Pero es que el fútbol es tan poderoso que hasta puede cambiarnos el estado de ánimo.

Siempre que se habla de beneficios del fútbol, se habla de los beneficios a nivel físico pero…  ¿Conocéis los beneficios psicológicos que nos aporta el fútbol con solo verlo?

1. Nos gusta el fútbol porque lo entendemos como sinónimo de alegría

El fútbol no da soluciones a los problemas, pero sí alegrías. Y por eso, la sociedad se lo agradece de una forma muy generosa. Es un sector, un mundo, al que se le perdona todo” (Alfredo Relaño, director diario deportivo).

Muchas personas se refieren al fútbol como un estado de ánimo, algo más que un deporte y así lo demuestran las aficiones acompañando a sus equipo, aunque el resultado no sea siempre el esperado. Esto ocurre desde los “equipos con estrellas futbolísticas” hasta los equipos de más baja categoría. Por eso, uno de los beneficios psicológicos que tiene ser un aficionado al fútbol, es la asociación que hacemos con los momentos de alegría.

Beneficios psicológicos del fútbol: Genera alegría

Beneficios psicológicos del fútbol: Genera alegría

2. Nos gusta el fútbol porque es capaz de unir a las personas

¿Qué tendrá este deporte que mueve masas y nos une a todos?

Cuando alguien se hace miembro de un equipo, se ve representado con sus colores y empieza a formar parte de un colectivo donde los objetivos e ideales son los mismos para todos sus miembros.

Solo tenéis que acordaos de cuando la Selección Española ganó el Mundial de fútbol en 2010. Seguro que alguno de vosotros se dejó llevar por la euforia de la victoria y acabó tomándose unas cervezas con “Fulanito” a pesar de no llevarse del todo bien. Un aficionado al fútbol puede llegar a hacer por su equipo casi cualquier cosa.

 3. Nos gusta el fútbol porque actúa como nuestra válvula de escape

Aporta alegría a todas aquellas personas que están pasando por momentos complicados. Además ayuda a desconectar de la vida laboral y puede funcionar como una “válvula de escape”.

¿Quién no ha aprovechado los ratitos de fútbol como excusa para salir con los amigos por ahí?

Beneficios psicológicos del fútbol: Une a las personas

Beneficios psicológicos del fútbol: Une a las personas

4. Nos gusta el fútbol porque es una máquina de generar sentimientos

Euforia, alegría, tristeza, rabia, desesperación, nerviosismo,… son algunas de las sensaciones que experimentamos cuando vemos un partido de nuestro equipo de fútbol. Esa sensación de alegría máxima cuando nuestro equipo gana como si hubiéramos sido nosotros mismos los que hubiéramos jugado el partido y esas ganas de llorar y rabia contenida que a veces sentimos cuando vemos que nuestro equipo va perdiendo.

¿Sois de los que le gritáis a la televisión como si no hubiera un mañana? ¿O sois de los que se comen las uñas? ¿Podéis estar quietos en los 90 minutos que dura el partido?

Beneficios psicológicos del fútbol: Una máquina de generar sentimientos

Beneficios psicológicos del fútbol: Una máquina de generar sentimientos

5. Fútbol, fútbol everywhere

Actualmente, es prácticamente imposible pensar en algún sitio en el que no se hable de fútbol. Aunque en algunos casos puede resultar redundante para las personas a las que no les gusta el fútbol, es cierto que ayuda a empatizar, a comenzar una conversación, o conectar con un desconocido.

6. Nos gusta el fútbol porque tiene carácter terapéutico

El fútbol invita a las personas a soñar con algo y que eso les ayude a evadirse un poco y les genera nuevas ilusiones. Los sentimientos de las personas entran en juego cuando ven a los jugadores de sus equipos como dioses y les animan con todas sus fuerzas para que consigan lo que se considera como una gesta heroica.

Acordaos cuando la Selección Española de Fútbol ganó el Mundial y las dos últimas Eurocopas… si a ello le sumas las victorias de otros deportistas en sus diferentes especialidades…  La victoria de nuestros equipos nos llena de orgullo.

7. Incluso para aquellos a los que no les gusta el fútbol, también pueden encontrar beneficios.

Sí, sí… ¡como lo lees! Si eres de las personas que no disfrutan viendo un partido de fútbol puedes aprovechar el tiempo esos 90 minutos para salir por tu ciudad tranquilamente y hacer mil planes, o simplemente, dedicarte a pasear por las calles vacías. Eso sí, ¡ni se te ocurra acercarte al bar! 😉

Beneficios psicológicos del fútbol

Beneficios psicológicos del fútbol

Aunque también puede tener consecuencias negativas:

Hablar del lado más negativo del fútbol supone hablar de los hooligans, también conocidos como ultras.

Los “hooligans o ultras”  (“salvajes”) son grupos de personas que demuestran sus preferencias deportivas con un comportamiento violento. Suelen actuar en grupos que comparten normas, valores, creencias,… en el que cada individuo adquiere unos roles específicos.

Actúan en masa tanto dentro como fuera del estadio buscando provocar a los hooligans del equipo rival para fomentar su auto-imagen. Se sienten ofendidos por cualquier conducta de la afición contraria aunque no tenga ninguna mala intención. Su objetivo principal es humillar a los rivales para sentirse superiores, todo esto siempre con violencia.

Es muy bonito cuando tu equipo gana un partido, el problema empieza cuando el fanatismo de algunas personas roza los extremos e intentan promulgar sus ideas a los demás a base de violencia.

Es aquí donde puede comenzar la violencia que se puede generar al no compartir las ideas del equipo contrario. Solo hay que ver las noticias o leer los periódicos para ver lo que ha pasado justo en los primeros días de la Eurocopa de Francia 2016, varios hinchas heridos, alguno en coma…

¿No es vergonzoso que la violencia quiera ser la protagonista principal de un acto que espera tanta gente con tanto entusiasmo?

Hooligans. El lado más negativo del fútbol

Hooligans. El lado más negativo del fútbol

El fútbol y la Psicología del Deporte

La “Psicología del Deporte” busca observar y evaluar la conducta de los jugadores para, de alguna forma, influir de forma positiva en su rendimiento.

A veces se nos olvida que en el juego, y sobre todo en el resultado, no solo influyen las técnicas y estrategias (el famoso “juego bonito”), sino que cada jugador, de modo individual debe llevar a cabo un entrenamiento mental profundo, para que su cerebro sea creativo y esto requiere planificación, pensamiento táctico, coordinación, agilidad, atención, etc..

La Psicología del Deporte se encarga de que los jugadores estén preparados para cualquier cosa que pueda ocurrir en el campo de juego durante el partido.

En todo momento se promueve un juego en equipo sin individualismos con el objetivo principal de buscar la cohesión y unión del grupo.

Además, se intenta que los jugadores vean las situaciones con optimismo de modo que lo más importante no siempre sea quedar el primero, sino que es fundamental valorar el esfuerzo realizado y el éxito conseguido. Quedar en segundo lugar, supone ganar la medalla de plata lo cual es motivo de orgullo también.

 

“Si tienes ganas de ser feliz, juega al fútbol” (Gareth Bale). O en su defecto, ve a partidos o disfrútalos por televisión.