Pensar fuera de la caja es fácil. ¡Usa el pensamiento divergente!

¿Qué entendemos por “pensar fuera de la caja”? Seguro que conoces la expresión inglesa “think outside of the box”. ¿Por qué parece que nos cuesta tanto trabajo hacerlo? Para pensar fuera de la caja necesitas romper con tus paradigmas, poner tus esquemas mentales patas arriba y buscar nuevas ideas hasta debajo de las piedras. Pensar fuera de la caja es fácil. ¡Sólo tienes que proponértelo! Para el psicólogo maltés Edward De Bono, el pensamiento lateral es una nueva forma de mirar el mundo y de hacer las cosas. Divergente y lateral son dos formas de pensamiento que te ayudarán a lograr cosas extraordinarias. Descubre en que consisten.

Pensar fuera de la caja es fácil
Pensar fuera de la caja es fácil

Esta mañana se me cayó un pendiente en el café. Y aunque la taza estaba llena, el pendiente no se mojó. ¿Cómo es eso posible?

¿Qué es el pensamiento divergente?

Según el psicólogo americano J.P Guilford, el pensamiento divergente es algo diferente a la creatividad. Lo usamos cuando generamos múltiples alternativas a partir de una información dada.(Romo, 1987). Pensar de manera divergente es explorar nuevas posibilidades alejadas de lo que normalmente pensaríamos. Con libertad y ¡Sin filtro!

Nuestro sistema educativo favorece el pensamiento convergente. Este busca la solución entre varias alternativas. Es reflexivo y analítico. ¿Te suena, verdad? El divergente, en cambio, es una forma inventiva y original de buscar múltiples respuestas ante una incógnita o reto. Ambas formas son necesarias y se complementan entre sí.

La técnica de brainstorming o reunión creativa es un ejemplo muy conocido de este tipo de pensamiento. Consiste en generar todas las ideas posibles libremente, sin juzgarlas ni censurarlas. Todos tenemos esta capacidad, pero no la ponemos en práctica. ¿Pánico escénico?¿miedo de que nuestras ideas no sean suficientemente buenas? No necesitas ser ningún experto para pensar de forma divergente. ¡Todos lo hacemos!

¿Cómo son los adultos sorprendentemente divergentes?

Los adultos “más divergentes” suelen tener un alto rendimiento y son innovadores en sus tareas. Se implican profundamente en las actividades y son bastante independientes y capaces de regular su propio trabajo. Perciben las diferentes caras de cada situación. Si se lo proponen, pueden hacer grandes aportaciones en su entorno social ya que poseen un alto nivel de autoconfianza. Disfrutan con los retos y son capaces de implicar y de entusiasmar a otros con sus proyectos. Sirven de ejemplo ya que encuentran nuevos caminos para resolver los problemas.

Según un estudio de M.A Runco, M.D Bahleda, de la Universidad de Hawaii, los hijos únicos sacan puntuaciones más altas en los tests de pensamiento divergente; les siguen los hijos mayores; luego, los pequeños y finalmente los medianos. Una posible explicación a esto es que la mediación que los padres le dan a un hijo único es diferente de la que les dan a los demás. Esta mediación, de alguna forma, parece potenciar el pensamiento divergente.

Pensar fuera de la caja es fácil.Los niños lo hacen todo el tiempo…¡Imítalos!

¿Qué es el pensamiento lateral?

El psicólogo y estudioso de la creatividad Edward De Bono introdujo este término cuando buscaba una alternativa complementaria al pensamiento lógico. Estudiamos para saber la verdad. Y… ¿cuál es esa verdad? Lo cierto es que depende:”En Europa, influenciados por el pensamiento griego y por la religión judeo-cristiana, categorizamos la realidad en bueno y malo”. De Bono amplía esta visión para añadir matices intermedios a nuestros esquemas mentales. El pensamiento lateral es una forma imaginativa de resolver los problemas. Ni juzga ni valora. Nos libera del efecto restrictivo de las ideas anticuadas. Es una visión diferente de conceptos que hasta entonces considerábamos inmutables. Es decir, el pensamiento lateral niega la creencia generalizada de que lo que constituye un modelo útil es el único modelo posible.

“El pensamiento lateral es una nueva forma de mirar el mundo y de hacer las cosas. Es una actitud mental”. Edward De Bono.

Normalmente no necesitamos crear nuevas ideas y parece que vienen a nuestra mente como por arte de magia ¡Ajá! Algunas situaciones de nuestra vida cotidiana requieren que pongamos nuestras neuronas en acción para poder generar el mayor número de ideas posibles en el menor tiempo. ¿Y que hay de esas profesiones como: el diseño, la publicidad o la investigación científica, donde el flujo de ideas es indispensable?

Ejercicios de pensamiento lateral para aprender a pensar fuera de la caja:

  1. Además de ser un alimento muy nutritivo, ¿Qué otras diez utilidades encuentras en una manzana?
  2. ¿Por qué las ruedas son redondas?
  3. ¿Qué es esto?
    thLNUN93EK
  4. ¿Cómo puede definirse una botella de leche de un litro que contiene medio litro de agua?
  5. ¿Cuál es el camino correcto?
  6. ¿Por qué las chicas visten diferente que los chicos?
  7. ¿Se te ocurren quince formas de viajar?
¿Cuál es el camino correcto?
¿Cuál es el camino correcto?

No hay una sola respuesta, ¿Verdad? Una situación puede verse de muchas formas. Y no importa si parece que no tienen sentido común porque ¡Aquí no se juzga!

El juego de los nueve puntos es el primer rompecabezas que se asoció con las expresión “think outside of the box”. Intenta unir los puntos con solo cuatro líneas, sin levantar el lápiz del papel. ¿Lo consigues?

descarga

El pensamiento divergente y el pensamiento lateral rompen con nuestras habituales formas de pensar. Nos enseñan que otras maneras de hacer las cosas son posibles. Así que… ¡Ya sabes!

¡Deja atrás los clichés y busca fuera de la caja!

This post is also available in: Francés Alemán