Concepto de respeto: Qué es, tipos, ejemplos, aprende y enseña a respetar

 

Guía útil sobre el concepto de respeto: Aprende qué es y su definición, por qué es importante, tipos y ejemplos. Descubre interesantes consejos sobre cómo educar en la igualdad y enseñar a respetar. ¿Qué hacer cuando nos faltan al respeto? ¿Cómo aprender a respetarse a uno mismo? ¿Como respetar a los demás? En este artículo respondemos a todas tus preguntas, si te queda duda puedes dejarnos tu comentario abajo

Respeto qué es concepto definición

Respeto qué es concepto definición

¿Qué es el respeto? Concepto y definición

El respeto es un componente muy importante tanto de la identidad personal como de las relaciones interpersonales. Sentirse respetado podría considerarse un derecho humano básico. La falta de respeto es algo muy importante que puede traer consigo rupturas de relaciones e incluso violencia.

La palabra respeto viene del latín respectus que significa ‘atención’ o ‘consideración’. Puede definirse como “la consideración y valoración especial que se le tiene a alguien o a algo, al que se le reconoce valor social o especial diferencia”.

El respeto es un concepto que hace referencia a la capacidad de valorar y honrar a otra persona, tanto sus palabras como sus acciones, aunque no aprobemos ni compartamos todo lo que haga. El respeto es aceptar a la otra persona y no pretender cambiarla. Respetar a otra persona es no juzgarla por sus actitudes, conductas o pensamientos. No se le reprocha nada ni esperamos que sea de otra forma.

La diferencia entre las personas es positiva porque crea nuestra identidad. Respetar a los otros es ser capaz de comprender y aceptar que existen esas diferencias individuales pero, sobre todo, entender que como miembros de una sociedad somos iguales. A todas las personas se les debe respeto por el simple hecho de ser personas.

La igualdad está en el equilibrio. Por eso es muy importante enseñar a los niños desde pequeños el valor del respeto mutuo. La mejor forma de enseñar a respetar, es convertirnos en el modelo de nuestros hijos.

El respeto por los demás es muy importante, pero el respeto por uno mismo es fundamental, puesto que valorarás a los demás en la medida que seas capaz valorarte a ti mismo.

«no hagas lo que no quieres que te hagan», y «respeta y valora»

Algunos sinónimos de respeto serían: consideración, deferencia, obediencia, atención, cortesía, tolerancia, acatamiento o admiración.

¿Por qué es importante el respeto?

Sin respeto las relaciones interpersonales se llenarán de conflictos y de insatisfacción. Si no respetamos a los demás, no van a respetarnos a nosotros, y si no nos respetamos a nosotros mismos tampoco vamos a ser respetados por los demás.

El respeto es esencial para sentirnos seguros, para poder expresarnos tal como somos sin miedo a ser juzgados,  humillados o discriminados.

Ser respetuosos con los demás, ser respetados y respetarnos a nosotros mismos aumenta nuestra autoestima, autoeficacia, nuestra salud mental y nuestro bienestar.

¿Cómo educar a los niños en respeto? Enseñar a respetar

Descubre en el siguiente vídeo cómo transmitimos respeto a nuestros hijos:

1. Mantén la calma y no grites

Si quieres enseñar a respetar es importante dar ejemplo y mantener siempre un tono calmado. Gritar a una persona es una falta de respeto también. Aunque puede resultar difícil en algunos momentos de frustración con los hijos, hay que intentar no gritar.

2. No utilices etiquetas negativas o insultos

Decirle a nuestro hijo: “eres un niño malo” o “eres un inútil” es muy perjudicial para la autoestima pero también fomenta una actitud irrespetuosa en él. Por ello, cuando se comporte mal, es mejor decirle: “Eso que has hecho está mal”, centrándonos en su acción no juzgando al niño. Descubre el poder del efecto Pigmalión. Las profecías hechas realidad.

Entrenamiento Cerebral

3. Entiende por qué te ha faltado al respeto

Cuando tu hijo cometa faltas de respeto es mejor entender por qué lo ha hecho y ayudarle a explorar sus sentimientos. Por ejemplo, si tu hijo te llama “malo”, le preguntaremos por qué lo ha dicho, si es porque está enfadado o triste. Tenemos que pensar qué es lo que le ha podido enfadar, y decirle “¿Estás enfadado por esto?”. Debemos ser compresivos con su enfado y hacerles entender que no por ese enfado una persona es mala, y que herir a los demás no es una manera de solucionar los problemas. Una vez que lo entienda podemos negociar con él cómo solucionar su enfado.

4. Respétale

Respeta sus gustos y preferencias. No le obligues a algo que no quiere, igual que no le obligarías a un adulto. Sugiere, anima, aconseja, pero no obligues. Si tu hijo tiene su propia manera de hacer las cosas, déjale que lo haga. No pretendas tener un control completo sobre el comportamiento de tus hijos o preferencias. Respeta sus decisiones y deja que tome sus propias decisiones.

Cuando aceptamos las diferencias de los niños, se sienten escuchados y respetamos. Aprenden en sus propias carnes cómo tratar a otros que tienen diferentes opiniones y a respetar a los demás a pesar de sus diferencias.

5. No permitas que te falten al respeto

No permitas que ni tus hijos ni nadie te falten al respeto. Se un buen modelo para ellos, no permitiendo que nadie se aproveche de ti o que no te acepte tal como eres.

6. Pon límites

Al enseñar respeto es importante poner límites a los niños acerca de lo que es correcto e incorrecto. Cuando se comporte de forma irrespetuosa, llámale la atención, de forma calmada, sin gritar, como hemos mencionado antes. Y enséñale las consecuencias de ese comportamiento: a él le tratarán igual, no le harán caso, se enfadarán con él… Sin embargo, si hay mucha activación emocional, si el niño está muy alterado, es mejor esperar a que se calme, o incluso ayudarle a ello.

7. Discúlpate cuando te equivocas

¿Cómo enseñar respeto a los niños? Cuando te equivocas, no cumples lo que prometes o eres demasiado duro con tu hijo es importante disculparse con él. No solo le transmitiremos humildad y la importancia de pedir perdón, sino también le enseñaremos respeto.

8. Felicitarle cuando sea respetuoso

Es importante que aprenda las acciones que están bien y que son respetuosas. Hazle saber que aquello que ha hecho está bien, porque así será más probable que lo repita.

En el siguiente vídeo se explica por qué es mejor transmitir respeto y no tolerancia, ya que la tolerancia implica adoptar una posición de superioridad con respecto al otro.

¿Qué hacer si siento que no me respetan? Falta de respeto

¿Sientes que los demás no te respetan y que se aprovechan de ti? Te dejamos una serie de consejos para superar la falta de respeto

1. Trata a los demás como quieres que te traten

Es una frase bastante tópica pero es cierto. Si quieres que te respeten, empieza respetando tú a los demás. Las personas tendemos a ser recíprocas en el trato.

2. Respétate a ti mismo

¿Una falta de respeto? Si los demás ven que te respetas a ti mismo también te respetarán. Considérate una prioridad para ti mismo.

3. Utiliza el lenguaje corporal

El lenguaje corporal es muy importante, porque ayuda a transmitir mucha información. Aunque muchas veces la información que mandamos con el cuerpo es contradictoria con nuestras palabras. Por ello, si damos nuestras opinión pero con voz temblorosa, y en una voz tenue y con una postura cerrada es más probable que nadie tenga en cuenta aquello que estamos diciendo. Pero por el contrario si expresamos lo que pensamos con voz firme, mirando a los ojos a los demás y seguros de nosotros mismos es más probable que la respeten.
Descubre aquí consejos para transmitir poder y seguridad con el lenguaje corporal.

4. Habla de forma positiva

Aunque no te comportes de forma arrogante o soberbia, no te menosprecies, ni te quites importancia.

5. Rodéate de la gente adecuada

Hay personas que son irrespetuosas y faltan al respeto. A veces, hagamos lo que hagamos no vamos a hacer que nos respeten. Estas personas cuanto más lejos las tengamos mejor. Y si no puedes evitar tratar con ella, aprende a ignorar sus comentarios, que te afecten lo menos posible porque no merece la pena llevarse un mal trago por ello.

6. Defiéndete ante las faltas de respeto

Si te faltan al respeto o no te toman en serio, defiéndete. No lo permitas. Tampoco ataques o respondas de la misma forma. Con un “Eso que has dicho me ha dolido”, “Ese comentario es muy poco adecuado” o “No permito que me hables así”, será suficiente y será menos probable que se vuelva a repetir.

7. Potencia tu autoestima

Muchas veces no somos respetados porque no nos consideramos dignos de respeto. Esto puede ser consciente o inconsciente. Aunque nosotros racionalmente sepamos que sí merecemos respeto, a veces de forma inconsciente no terminamos de creérnoslo. Esto se debe a una baja autoestima. Descubre aquí consejos para mejorar tu autoestima.

8. Desarrolla la asertividad

La asertividad es una forma de defender nuestros derechos respetando los de los demás. Siendo asertivo nos haremos respetar y evitaremos que los demás se aprovechen de nosotros, además de aumentar nuestra autoestima. Para ello es importante aprender a decir que no cuando algo no te apetece o no te viene bien. Descubre aquí técnicas de asertividad.

Test tdah cognifit

Aprende a respetarte a ti mismo

A veces es difícil conseguir que los demás nos respeten si no guardamos respeto con nosotros mismos.

  • Valora tu trayectoria educativa u otras formas de educación que hayas tenido. Si no has tenido la suerte de tener una educación formal valora tu experiencia en la vida y tus aprendizajes vitales.
  • Respeta tu cuerpo y escúchalo. Cuídalo sin forzarlo, haz ejercicio físico y aliméntate correctamente para estar sano.
  • Escúchate, atiende a tus necesidades, bien sean necesidad de descanso, desconexión o de diversión.
  • Aprende a comunicarte de forma asertiva, como hemos mencionado previamente.
  • Aléjate de las personas que no te hacen bien y de las relaciones tóxicas.
  • Descubre cuáles son tus objetivos y metas en la vida y trabaja para lograrlos.

¿Cómo respetamos a los demás? Ejemplos de respeto

¿Cómo mostramos respeto hacia los demás?

respeto

¿Como mostramos respeto hacia los demás?

  1. Escuchando a la otra persona.
  2. Siendo empático, entendiendo al otro y poniéndonos en su lugar.
  3. Utilizando la comunicación asertiva, es decir, defendiendo nuestros derechos respetando los derechos de los demás, de forma educada y no agresiva.
  4. Tener en cuenta que nuestros planteamientos, ideas y opiniones pueden diferir de los de otras personas y ninguno es erróneo. Nadie tiene la verdad absoluta.
  5. Disculpándonos cuando nos equivocamos o cometemos errores.
  6. Guardando los secretos de los demás.
  7. Cumpliendo y respetando las leyes y normas
  8. Cuidando los espacios comunes y el medio ambiente.
  9. Interesándote por el estado de los demás, por su día a día y por cómo se sienten.
  10. Respetando la privacidad e intimidad de los demás.
  11. Respetando los espacios y las pertenencias de los demás, no invadir ni usar aquello que no es nuestro sin permiso.
  12. Respeta el espacio personal.
  13. Asegurándonos de que incluimos en lugar de excluir a los demás.
  14. Ayudando a los demás cuando esté en nuestra mano hacerlo.
  15. Siendo agradecido.

Tipos de respeto con ejemplos

Existen muchos tipos tipos de respeto, los más importantes son: el respeto propio o por uno mismo, el respeto hacia los otros, hacia las normas sociales, el respeto por la naturaleza, por los valores, por las leyes y normas, por la cultura y por la familia.

El respeto consiste en aprender a tolerar, a no discriminar y a evitar realizar acciones que puedan ofender a otros. Algunos ejemplos de respeto en la vida diaria son: Saludar o hablar a los demás de forma amable y respetuosa, ceder el asiento en los lugares públicos, ceder el paso, tratar a los demás como te gustaría que te tratasen a ti, etc..

  • Respeto propio: Este tipo de respeto hace referencia a la capacidad de respetarse a si mismo, de valorarse y apreciarse. Aceptarse a uno mismo sin importar lo que los demás opinen.
  • Respeto hacia los demás: Este tipo de respeto hace referencia al acto de tolerar aceptar y considerar a otra persona, a pesar de que puedan existir  diferencias entre ellos, o entre la forma de pensar. Algunos ejemplos serían; respeto a los padres, a los hombres y mujeres de manera igualitaria, a los profesores o maestros, a las personas mayores, a las creencias religiosas de los demás, respeto a las personas que tienen diferente orientación sexual (lesbianas, transexuales, gays, bisexuales, intersexual, etc..), respetar a los compañeros de clase, o del trabajo, etc..
  • Respeto a las normas sociales: Este tipo de respeto hace referencia a la capacidad de respetar el conjunto de normas que rigen la sociedad. Algunos ejemplos de este tipo de respeto serían; Respeto de las normas de cortesía, horario laboral, pertenencias ajenas, dejar hablar y escuchar, respetar otras opiniones.
  • Respeto hacia la naturaleza: Este tipo de respeto hace referencia al aprecio que se le tiene al medio ambiente (animales, plantas, ríos, etc..). Algunos ejemplos de este tipo de respeto serían; no tirar basura en ríos, bosques, ni campos, no arrancar plantas o maltratar a la naturaleza, no malgastar agua, no dañar a animales ni insectos, reciclar, utilizar medios de transporte respetuosos con el medio ambiente, etc..
  • Respeto a la familia: Este tipo de respeto implica ser capaces de entenderse y respetarse dentro del núcleo familiar, e implica ser capaces de seguir un conjunto de normas de convivencia.
  • Respeto a los valores: Este tipo de respeto hace referencia a la capacidad de hacer honor a nuestros propios principios.
  • Respeto a la cultura: Este tipo de valor hace referencia a la capacidad de reconocer que existen otras creencias y ser capaces de respetarlas. Algún ejemplo de este tipo de respeto sería; intentar imponer nuestras creencias a otros, evitar realizar juicios sobre las opiniones de otros, etc..
  • Respeto por los símbolos patrios: Este tipo de respeto hace referencia a la capacidad de valorar y apreciar los símbolos de una nación. Por ejemplo, su himno, bandera..
  • Respeto a la vida de los seres humanos: Este tipo de respeto hace referencia a la capacidad de cumplir con las normas jurídicas, respetar las leyes, etc..
Psicóloga en continua formación. Apasionada de la sexología y la intervención psicológica. Deseosa de mejorar la calidad de vida de las personas mediante la práctica clínica y la comunicación a través de la red.