Aprendizaje asociativo: El aprendizaje obtenido a partir de la asociación

¿Cómo nos afectan los castigos y las recompensas? ¿Te has preguntado alguna vez cómo aprendemos que algo es peligroso o beneficioso para nosotros? ¿Qué es el aprendizaje asociativo? ¿Para qué sirve? ¿Cuáles son sus tipos? ¿Y sus autores? Descubre aquí las respuestas a estas preguntas y a muchas más. En este artículo te explicaremos con detalle y numerosos ejemplos uno de los enfoques más populares del aprendizaje.

Aprendizaje asociativo: El aprendizaje obtenido a partir de la asociación

¿Qué es el aprendizaje asociativo?

Independientemente del ambiente, el método que utilicemos o nuestros motivos, el aprendizaje consiste en la aparición de cambios relativamente estables en nuestra conducta o nuestra mente producidos mediante la experiencia.

¿Cómo aprende nuestro cerebro? Responder esta pregunta es un gran reto para los psicólogos y los profesionales de otras disciplinas dedicadas a la educación. Los expertos se esfuerzan considerablemente en elaborar teorías del aprendizaje. En este artículo te hablaremos sobre una de las propuestas más exitosas.

La definición de aprendizaje asociativo abarca varios tipos de procesos y sucesos distintos. Es un aprendizaje que tiene lugar cuando dos elementos se conectan en nuestro cerebro. Por ejemplo, si asociamos el despertador a madrugar, descubriremos para qué sirve este instrumento y lo poco que nos agrada.

¿Para qué sirve el aprendizaje asociativo?

Aprender nuevos contenidos y adaptarse constantemente a las circunstancias es fundamental en todas las etapas de la vida. Los progresos en la comprensión de este proceso favorecen el avance de mejores métodos educativos e incrementan el bienestar común.

Si no fuésemos capaces de asociar diferentes ideas, nos veríamos obligados diariamente a preguntar cómo se llega a nuestra casa o a exponernos a peligros como el fuego tras ignorar que quema. Tendríamos lo que se denomina cotidianamente “memoria de pez”. Afortunadamente, conectamos el agua con saciar la sed o la comida que nos produce alergias con el malestar.

¿Cómo se produce el aprendizaje asociativo?

Los procesos relacionados con el aprendizaje asociativo tienen lugar mediante la experiencia. Nuestras vivencias van enseñándonos qué nos beneficia y qué resulta perjudicial para nosotros. Aunque no siempre obtenemos los mismos resultados con los mismos actos, los acontecimientos pasados son una guía bastante fiable para nuestras acciones futuras.

No solo nosotros nos apoyamos en nuestros sucesos pasados para desenvolvernos adecuadamente. Los animales también llevan a cabo procesos de aprendizaje. De hecho, ellos han sido los principales protagonistas en los experimentos dedicados a profundizar en el aprendizaje asociativo.

Ivan Pavlov desarrolló uno de los experimentos más célebres del aprendizaje asociativo y la psicología en general. En la década de 1980 este fisiólogo ruso observó cómo salivaban los perros (respuesta no condicionada) tras ver la comida (estímulo no condicionado).

Entonces decidió hacer sonar un estímulo neutro como una campana (estímulo condicionado) cuando presentaba la comida a los animales. El resultado fue que los perros comenzaban a salivar al escuchar este instrumento (respuesta condicionada). Habían asociado el sonido de la campana con la comida. A nosotros nos pasaba lo mismo cuando éramos pequeños y nos alterábamos tras oír el timbre del recreo.

Aprendizaje asociativo: Tipos y ejemplos

1. Condicionamiento clásico

El condicionamiento clásico es un tipo de aprendizaje asociativo basado en la asociación entre un estímulo neutro con otro que resulte significativo para una persona o un animal con el fin de que provoque una respuesta parecida. Es el proceso que hemos visto previamente con el perro de Pavlov.

Un experimento tremendamente representativo del condicionamiento clásico es el del pequeño Albert. Tuvo lugar en 1920 y fue llevado a cabo por Watson y Rayner. Ellos opinaban que el miedo, la ira y el amor eran los patrones originales de las reacciones emocionales en los niños y se desarrollaban a medida que crecían.

Por lo tanto, decidieron experimentar con Albert, un pequeño de nueve meses notablemente imperturbable y en buen estado de salud. Comprobaron solo reaccionaba con miedo ante un atronador sonido provocado por una barra de acero que era golpeada detrás de él.

Posteriormente, comenzaron a presentar ratas blancas mientras ocasionaban el ruido. Se produjo una firme asociación entre esos dos estímulos que fue generalizada a otros como el algodón blando o un abrigo de piel de foca. Albert había desarrollado una fobia a los objetos o seres vivos blancos y peludos. Actualmente está absolutamente prohibido realizar una investigación como esta por evidentes motivos éticos.

Imagina que has cenado tu plato favorito. Luego te metes tranquilamente en la cama. Pero por algún motivo totalmente ajeno a tu cena, vomitas varias veces a lo largo de la noche. Lo más seguro es que tu alimento favorito comience a parecerte desagradable. Esto es un ejemplo de un proceso de condicionamiento clásico. ¿Te ha pasado alguna vez?

Generalización y discriminación

Generalizar y discriminar nos ayuda a adaptarnos mejor a todo tipo de contextos. Por ejemplo, el pequeño Albert generalizó su miedo a varios estímulos similares. En cambio, una demostración de discriminación se produce cuando aprendemos que solo podemos cruzar la calle cuando la luz del semáforo es verde.

Extinción

Consiste en dejar de asociar la respuesta condicionada con el estímulo incondicionado. Por ejemplo, supongamos que asociamos exagerar nuestras cualidades a que la gente nos alabe. Sin embargo, si un día nuestros amigos dejan de elogiarnos independientemente de las excepcionales anécdotas que relatemos, entonces dejaremos de utilizar esta técnica y se extinguirá nuestra conducta.

2. Condicionamiento operante o instrumental

Este tipo de aprendizaje asociativo presenta numerosas similitudes con el anterior, como la existencia de procedimientos parecidos de generalización, discriminación y extinción. No obstante, en el condicionamiento operante el individuo es menos pasivo que en el clásico y sus respuestas no son automáticas.

Consiste en que las consecuencias de la conducta de una persona producen cambios en su aprendizaje, favoreciendo que se repitan sus actos o que dejen de producirse. Skinner fue un influyente psicólogo conductista que continuó trabajando a partir de las ideas de Pavlov y de Watson. Creó las renombradas cajas de Skinner, que fueron empleadas para experimentar con ratas.

Se ofrecía una pequeña dosis de comida a estos animales cada vez que pulsaban una barra. Al principio las ratas presionaban la barra por curiosidad o casualmente. Sin embargo, cuando se dieron cuenta de que siempre que actuaban así eran recompensadas, comenzaron a realizar este acto voluntariamente.

Refuerzo y castigo

Los refuerzos o premios incrementan las probabilidades de que actuemos de una determinada forma. Por una parte, existen los refuerzos positivos, que son las recompensas otorgadas por llevar a cabo ciertas conductas (aumentaron las conductas de las ratas en el experimento anterior). Otro ejemplo es hacer un cumplido a una persona que nos ha hecho un favor.

En cambio, los refuerzos negativos se basan en no presentar un evento desagradable. Una demostración es nuestro comportamiento cuando no mencionamos un tema que molesta a otra persona para no recibir un bufido.

Un castigo es una consecuencia molesta para nosotros debida a nuestros actos. Su fin es disminuir las probabilidades de que volvamos a portarnos así. Si suspendemos por estudiar a última hora una asignatura importrante y tenemos que presentarnos a la siguiente convocatoria, es bastante posible que intentemos mejorar nuestros hábitos de estudio y procuremos dejar de procastinar.

Aprendizaje asociativo: Características

  • Suele omitir los procesos mentales: Los principales teóricos del aprendizaje asociativo y sus seguidores prefieren ceñirse a los sucesos observables, como la conducta y el ambiente. Todo lo que se vincule a los procesos cognitivos permanece relativamente oculto. Por lo tanto, no eran analizados por ellos.
  • Fue investigado y explicado por los conductistas: El conductismo es uno de los principales enfoques de la psicología. Los conductistas descartaban la introspección para estudiar este proceso. Se preocupaban especialmente por obtener resultados cuantificables.
  • Es estudiado científicamente: Los principales teóricos del aprendizaje asociativo trabajaban laboratorios bajo condiciones extremadamente rigurosas, apoyándose especialmente en experimentos con animales.
  • Es una de las bases en la educación: Las recompensas y los castigos se obtienen con frecuencia en la enseñanza. Dos pruebas son los suspensos o las matrículas de honor. Aunque no sólo se emplea en la escuela. A continuación profundizaremos en otras de sus aplicaciones prácticas.

Aprendizaje asociativo: Aplicaciones

1. Ejemplos de aprendizaje asociativo en el aula

El aprendizaje asociativo en niños ha sido y continúa siendo estudiado en profundidad. Los profesores emplean con frecuencia refuerzos positivos como poner pegatinas con estrellas en las tareas de los niños que se han portado extraordinariamente bien. Por otra parte, también se deja de mirar a los niños que gritan deliberadamente para llamar la atención o se castiga a los que molestan a sus compañeros.

2. Ejemplos de aprendizaje asociativo en terapia

Hay varias terapias basadas en el apredizaje asociativo. Por ejemplo, la desensibilización sistemática es una técnica basada en los principios del condicionamiento clásico. Fue creada por Wolpe en 1958 y es utilizada en terapia para reducir la ansiedad y las conductas de evitación que manifiestan las personas con problemas como las fobias.

Si una persona siente un intenso miedo a las alturas (acrofobia), el psicólogo puede aplicar esta técnica. Escogerá una respuesta que sea incompatible con la ansiedad, como la relajación. Luego pedirá a su paciente que imagine situaciones en las que se acerca progresivamente al objeto de su miedo.

El afectado debe imaginar su aproximación con la mayor nitidez posible y evaluar la ansiedad que siente. Mientras, ha de intentar relajarse para ser capaz de enfrentarse gradualmente a su fobia. En definitiva, el fin de este procedimiento es que el paciente deje de asociar sensaciones negativas al objeto de su miedo.

3. Ejemplos cotidianos de aprendizaje asociativo

Si estás escuchando una canción determinada mientras te cuentan una mala noticia, es muy probable que cuando vuelvas a escucharla recuerdes inmediatamente aquel acontecimiento y cómo te sentiste.

Es posible hallar ejemplos de aprendizaje asociativo en prácticamente todas las áreas de nuestras vidas. En las relaciones y experiencias interpersonales, laborales, relativas al consumo, las sustancias adictivas o pertenecientes a cualquier otro contexto se presentan numerosas demostraciones de procesos de aprendizaje asociativo.

Sesgos del aprendizaje asociativo

El aprendizaje asociativo también puede ser contemplado desde un enfoque más afín a la psicología cognitiva. Por ejemplo, es posible analizar los sesgos cognitivos (que son desviaciones en el proceso habitual de razonamiento) desde esta perspectiva. Se originan cuando asociamos una idea a otra sin tener en cuenta adecuadamente toda la información relevante.

Por ejemplo, si nos pisa un pelirrojo en el metro y desde entonces consideramos que todos los pelirrojos son torpes, estaremos actuando bajo los efectos de un sesgo. Por otra parte, si aprendemos a culparnos por cualquier suceso negativo que tenga lugar, es posible dar lugar a sesgos tan negativos que se conviertan en distorsiones cognitivas.

Aprendizaje asociativo: Autores

– Ivan Pavlov (1849-1936)

Este reputado fisiólogo ganó un premio Nobel en 1904 por sus estudios sobre las secreciones digestivas de los perros. Hemos comentado previamente su experimento con estos animales.

– Edward Thorndike (1874-1949)

Fue un célebre psicólogo dedicado a investigar sobre la educación y el aprendizaje desde el enfoque del condicionamiento instrumental. Diseñó cajas-problema para examinar cómo lograban salir de ellas los gatos por ensayo y error. También enunció la ley del efecto, que afirma que las conductas que reportan beneficios tienen más probabilidades de seguir siento empleadas.

– John B. Watson (1874-1958)

Watson era un psicólogo conductista firmemente convencido de que cualquier persona puede ser entrenada con éxito para que se comporte de una forma determinada. De hecho, fue el autor, junto a su ayudante, Rosalie Rayner, del experimento del pequeño Albert.

– Edwing Guthrie (1886-1959)

Este filósofo dedicado a la psicología no creía que los refuerzos fuesen absolutamente imprescindibles para que tuviera lugar el condicionamiento. Inspirado por Pavlov, defendía que la conexión entre un estímulo y una respuesta se establecía desde la primera vez que sucedían juntos.

– Burrhus F. Skinner (1904-1990)

Fue un influyente psicólogo conductista que desarrolló las ideas de sus predecesores. Creó las cajas de Skinner empleadas para investigar el condicionamiento operante. También insistió considerablemente en centrarse en el comportamiento observable para lograr una psicología totalmente científica y rigurosa.

– Joseph Wolpe (1915-1997)

Es el creador de la desensibilización sistemática, que hemos explicado en el apartado de ejemplos de aprendizaje asociativo en terapia. Consideraba que no se pueden sentir dos emociones opuestas a la vez. Por lo tanto, su objetivo era relajar a la gente para disminuir sus reacciones de ansiedad. Así se desaprende el miedo.

Por último, queremos añadir que existen otras explicaciones que buscan aclarar cómo aprendemos; como el aprendizaje significativo, la teoría del aprendizaje social, el aprendizaje cognitivo, etc.

Te invitamos a que profundices también en estos enfoques. Cada uno contempla la realidad desde su punto de vista. No obstante, también podemos encontrar puntos en los que se complementan entre ellos. De hecho, actualmente los teóricos del aprendizaje asociativo contemplan nuevas perspectivas más integradoras.

Muchas gracias por leer este artículo. No dudes en comentar si te has quedado con alguna cuestión o si deseas compartir alguna experiencia con nosotros. Estaremos encantados de resolver todas tus preguntas.