Diferencias psicológicas entre hombres y mujeres. ¿Mito o realidad?

¿Es cierto que existen diferencias psicológicas entre hombres y mujeres? ¿Quién no ha oído alguna vez eso de que los hombres son mejores al volante o que las mujeres se emocionan fácilmente ante una película romántica? ¿Mitos o realidades?
Los mitos son ideas o creencias que asumimos como verdaderas sin tener evidencias reales. Son habituales en la mayoría de culturas…

¿Los hombres son de marte y las mujeres son de venus?
¿Los hombres son de marte y las mujeres son de venus?

Algunos mitos sobre las diferencias psicológicas entre hombres y mujeres

Se dice que los hombres…

  • Se orientan mejor
  • Son más simples
  • No pueden hacer dos cosas al mismo tiempo
  • Aman el riesgo
  • No suelen lloran
  • No escuchan

Parece ser que las mujeres…

  • Somos complicadas
  • Tenemos peor autoestima
  • Lloramos a menudo
  • Buscamos el drama
  • Hablamos demasiado
  • Podemos hacer varias cosas a la vez

¿Realmente son ciertos estos mitos?¿O podemos decir que son estereotipos de un sexo con respecto al otro?

¿Qué son los estereotipos? Son todas las características que los hombres atribuyen a las mujeres y viceversa. Por ejemplo, esperamos que la mujer sea cariñosa o que el hombre sea valiente. Los aprendemos desde nuestra infancia en el colegio, en casa, en los medios de comunicación, incluso en el uso que hacemos del lenguaje o en las canciones que escuchamos…

¡Están en todas partes!

Estereotipos atribuidos a los hombres:

  • Agresivos
  • Independientes
  • Seguros
  • Menos emocionales

Estereotipos atribuidos a las mujeres:

  • Amables
  • Dependientes
  • Emocionales
  • Sociales

Pero, ¿Realmente existen diferencias psicológicas entre hombres y mujeres? ¡Lo analizamos!

En las sociedades más primitivas los hombres cazaban y las mujeres recolectaban y cuidaban de sus hijos. La mujer resolvía los problemas en la tribu y el hombre exploraba el territorio. Por ello cuerpo y mente han ido evolucionando de manera diferente.

Según la neurobióloga Louann Brizendine, todos nacemos con circuitos cerebrales femeninos, y es alrededor de la octava semana de gestación cuando las hormonas intervienen para diferenciar la estructura cerebral de ambos sexos. Por ejemplo, el área relacionada con el impulso sexual de los varones dobla en tamaño a la de las féminas. Es esta variación en la concentración hormonal la que parece ser la base de las diferencias psicológicas. Los estrógenos hacen que las chicas en la pubertad sean más sociales y maternales y que los chicos, como consecuencia de la influencia de la testosterona, sean algo menos sensibles a las emociones.

Un estudio realizado por la investigadora Melisa Himer en el año 2002 demostró que, desde la infancia, los niños muestran predilección por jugar con camiones o pelotas, y las niñas prefieren las muñecas y las sartenes. Ellas inventan personajes y asumen diferentes roles, “tu serás la mamá y yo seré la hija“; mientras, ellos corren, exploran y luchan contra posibles enemigos. Esto demostraría que niños y niñas, desde muy temprana edad, se decantan más por los juguetes atribuidos a su sexo.

En otro estudio con bebés recién nacidos una investigadora mostraba a cada uno de ellos un objeto mecánico. Comprobaron que los niños pasaban más tiempo mirando el objeto y que las niñas mostraban mayor interés por las expresiones faciales de la investigadora. Esto podría ser indicador de que el cerebro masculino tiende a realizar funciones espaciales, y el femenino es más propenso a funciones relacionadas con el lenguaje y la expresión emocional.

Todos nosotros tenemos una parte innata regulada por genes y hormonas y otra parte que se va modificando a lo largo del tiempo como consecuencia del ambiente socio-cultural, la educación y las experiencias que vivimos.

Diferencias en la estructura cerebral entre hombres y mujeres

El cerebro masculino supera en tamaño al femenino. Y aunque esto parece indicar una mayor capacidad no implica en absoluto una mayor inteligencia. Según el psicólogo Howard Gardner existen ocho tipos de inteligencia que intervienen en la realización de diferentes tareas: lingüística, lógico-matemática, viso-espacial, musical, interpersonal, intrapersonal, corporal-kinestésica y naturalista. El cerebro femenino presenta mayor número de conexiones neuronales por lo que transmite con mayor rapidez la información.

Las mujeres tienen más desarrolladas las regiones cerebrales relacionadas con la toma de decisiones o con la resolución de problemas, contradiciendo la creencia popular de que no interpretan bien los mapas. Los hombres presentan mayor tamaño en zonas cerebrales implicadas en la percepción del espacio o en el control de las emociones, confirmando la creencia popular de que son menos emocionales que las mujeres.

Las diferencias psicológicas entre hombres y mujeres no se pueden negar… ¡Aunque nos parecemos más de lo que imaginamos!. Numerosos estudios demuestran que son más significativas las diferencias psicológicas entre dos personas que pertenecen al mismo sexo que las encontradas entre individuos de diferente sexo.

Psicológicamente el mundo está cambiando y cada vez hay más mujeres cazadoras y más hombres recolectores.

¿Los hombres son de marte y las mujeres son de venus?

¿Vosotros qué pensáis?