Personas inteligentes: Descubre si tienes estas características de la inteligencia

 

La inteligencia es uno de los rasgos más deseados. Parece que las personas inteligentes tienen más éxito. Y es que, evolutivamente, nuestra especie ha sobrevivido gracias a nuestra inteligencia. ¿Crees que eres más inteligente que la media? Descubre si posees los rasgos de las personas inteligentes en este artículo.

Personas inteligentes

Personas inteligentes

La inteligencia es la habilidad de pensar, razonar y la capacidad de resolver eficazmente problemas nuevos. Y es esta la que nos ha aportado a las especie humana una gran ventaja evolutiva. Sin ella nos habríamos extinguido hace mucho.

Nuestra especie es cada vez más inteligente. Con cada generación se ve un aumento en las puntuaciones de inteligencia de las personas. A esto se le llama Efecto Flynn. La explicación que los expertos le dan a esto es que se debe a los avances en medicina, seguridad y nutrición. También puede deberse a que vivimos en unos ambientes mucho más estimulantes intelectualmente.

Nuestra herencia genética puede influir en la inteligencia, sin embargo, la inteligencia es un rasgo que se puede desarrollar.  ¿Te has preguntado cómo ser más inteligente? Existen muchas estrategias para potenciar el desarrollo intelectual y criar a niños inteligentes. Lo más importante es mantener la mente activa. Recuerda que no hay un único tipo de inteligencia. Descubre los 8 tipos de inteligencia de Gardner.

Rasgos singulares (y curiosos) de las personas inteligentes

Según un estudio, liderado por Satoshi Kanazawa, es más probable que las personas inteligentes tengan ciertos rasgos, gustos y creencias. En concreto estas personas tendrán rasgos evolutivamente diferentes a los de nuestros ancestros. Estos investigadores explican que la inteligencia le dio a nuestros ancestros una ventaja a la hora de resolver problemas evolutivamente nuevos (problemas que nuestra especie nunca tuvo que enfrentar). Por tanto, las personas inteligentes estarán más predispuestas a hacer cosas (incluso cosas estúpidas) para las que no están evolutivamente diseñadas. Es decir, desafiarán lo establecido.

1. Se acuestan más tarde

Según el estudio de Satoshi Kanazawa las personas inteligentes suelen ser más nocturnas. Se acuestan más tarde y se levantan más tarde. Por el contrario, las personas menos inteligentes se acuestan más pronto y se levantan antes. Nuestros ancestros se levantaban al amanecer y se acostaban con la puesta de sol. En nuestro mundo, en el que existe luz artificial, las personas con inteligencia superior ignorarán sus impulsos y se mantendrán despiertos hasta altas horas de la noche. Los investigadores encontraron los siguientes resultados:

Baja inteligencia (CI < 75)
Día de diario 11:41 P.M.-7:20 A.M.
Fin de semana: 12:35 A.M.-10:09 A.M.

Inteligencia normal (90 < CI < 110)
Día de diario: 12:10 A.M.-7:32 A.M.
Fin de semana: 1:13 A.M.-10:14 A.M.

Alta inteligencia (CI > 125)
Día de diario: 12:29 A.M.-7:52 A.M.
Fin de semana: 1:44 A.M.-11:07 A.M.

2. Son hijos únicos o con pocos hermanos

Se ha encontrado, según un estudio, que no es el orden de nacimiento lo que influye en la inteligencia, sino el tamaño de la familia. Durante mucho tiempo se ha dicho que las personas más inteligentes tienden a ser hermanos mayores. Sin embargo, la investigación de  Satoshi Kanazawa ha mostrado que lo que de verdad influye en la inteligencia es el tamaño de la familia. Sin contar con el orden del nacimiento, los hijos de familias mayores (con un gran número de hermanos) son menos inteligentes que los de familias más pequeñas.

Esto también tiene que ver con que la inteligencia se hereda fundamentalmente de los padres y los padres más inteligentes tienden a tener menos hijos. Y tener menos hijos va “en contra de lo establecido”

3. Son más atractivas

En general, percibimos a las personas atractivas como más competentes, simpáticas y exitosas que las menos atractivas. Sin embargo, en general, se ha pensado que esto no es más que un estereotipo. Ahora sabemos que el estereotipo tiene, realmente, algo de verdad. Un estudio ha encontrado que las personas calificadas como más atractivas, de hecho, obtenían mayores puntuaciones en los test de inteligencia, al contrario que las menos atractivas.

Sin embargo, hay que tener cuidado con este tipo de estudios, ya que la belleza es subjetiva y no a todos nos parecen atractivas las mismas personas.

4. Tienen creencias más liberales

Según Kanazawa en este artículo, las personas estamos diseñadas evolutivamente para que seamos conservadoras y que nos preocupemos de nuestra familia y amigos. Ser liberal, preocuparse por miles de personas extrañas sin relación genética con nosotros, es evolutivamente novedoso. Se ha encontrado que las personas que se definen como liberales obtienen puntuaciones de inteligencia por encima de la media. Por el contrario, los que se definen como conservadores, tienen puntuaciones por debajo.

También se ha encontrado que las personas que se consideran como poco religiosas también obtienen mayores puntuaciones en test de inteligencia.

5. Tienden a ser monógamos

Según Kanazawa en este estudio, los humanos siempre hemos sido poligínicos, es decir, un hombre podía tener muchas mujeres pero no al contrario. Por tanto, el hecho de que un hombre varón valore la exclusividad sexual con la pareja es algo evolutivamente novedoso. En las mujeres no es así, ya que a lo largo de la historia, nosotras siempre hemos tendido a la exclusividad sexual. Y, en efecto, se ha encontrado que los hombres (no las mujeres) que apoyan la exclusividad sexual son más inteligentes que los que no.

6. Tienen gatos en vez de perros

Las personas inteligentes tienen gato

Las personas inteligentes tienen gato

Según un estudio llevado a cabo por la universidad de Carroll, las personas que prefieren los gatos son más inteligentes que las que prefieren a los perros. Según la investigadora Denise Guastello esto se debe a que estos animales requieren ambientes diferentes. Las personas con perros tienden a ser más extrovertidas, ya que querrán estar fuera con el perro y hablando con otras personas. Los dueños de gatos tienden a ser más introvertidos y sensibles, quizá porque preferirán quedarse en casa leyendo un libro. Y elegirán un gato de mascota porque no necesita que le saquen a la calle.

Es decir, no es el hecho de tener un perro o un gato los que nos hace más o menos inteligentes. Sino que las características de personalidad de cada uno nos hará más propensos a elegir la mascota que más se asemeje a nosotros.

 

 

Psicóloga General Sanitaria y sexóloga. Deseosa de mejorar la calidad de vida de las personas mediante la práctica clínica y la comunicación a través de la red.