¿Cómo influyen nuestras habilidades cognitivas en nuestro éxito profesional?

 

Las habilidades cognitivas son capacidades que tiene el cerebro para funcionar y trabajar con la información que obtenemos en nuestro ambiente. Estas capacidades enfocadas en el desempeño laboral podrían llevarnos al éxito. Pero, ¿Cómo influyen las habilidades cognitivas en el éxito profesional?. ¿Podemos trabajar nuestra habilidades cognitivas y potenciar nuestro cerebro?.

 

habilidades cognitivas y exito profesional

Desarrollo profesional y habilidades cognitivas

¿Qué es el desarrollo profesional?

Primero, para entender lo que es el desarrollo profesional tenemos que comprender que es el desarrollo personal.

El desarrollo personal es un proceso de transformación mediante el cual una persona adquiere nuevas formas de pensamiento, comportamientos y actitudes que dan como resultado una mejora en la calidad de vida de esta persona.

La fase de desarrollo profesional es una etapa de crecimiento personal que obedece a las necesidades de auto-superación que experimenta cada individuo.

Además, se trata de una etapa en la cual el trabajador se siente satisfecho y feliz con las tareas que desempeña. En este periodo una persona siente que ha entrado en un momento de crecimiento laboral, mira hacia atrás y valora de manera positiva el haber cumplido objetivos importantes y tener perspectivas de cambio.

Por lo tanto, tenemos que tener en cuenta que no podemos separar el desarrollo personal del profesional, sino que van de la mano, y normalmente se realizan de manera paralela.

La clave del éxito profesional

“El éxito es la paz mental, es la autosatisfacción de saber qué haces lo máximo para llegar a ser lo mejor que eres capaz de ser”, Wooden.

No existe una definición correcta de éxito porque el éxito es muy individual y personal, ¿qué es el éxito para ti?

De manera general, podríamos decir que éxito proviene del término latino Exitus (“salida”), que se refiere al efecto o la consecuencia acertada de una acción o de un emprendimiento.

Se ha relacionado mucho la palabra “actitud” o “competencia” con la palabra éxito.

Por encima de todo, la respuesta solo la tienes tú, ¿qué es el éxito profesional para ti? ¿qué pasos vas a dar para conseguirlo?.

¿Qué son las competencias?

Las competencias son los conocimientos, habilidades y destrezas que desarrolla una persona para comprender, transformar y practicar en el mundo en el que se desenvuelve.

Por ejemplo, ¿De qué manera me comunico con los demás? ¿Cómo organizo mi día a día? ¿Cómo comprendo lo que los demás sienten en diferentes situaciones e intento responder en base a ello?

Nos encontramos con tres tipos de competencias:

Competencias profesionales:

Las competencias profesionales son las capacidades que tenemos para poner en práctica todos nuestros conocimientos, habilidades y valores en el ámbito laboral. Estas habilidades nos permiten incorporar a nuestro trabajo todos los conocimientos que hemos adquirido en los años de estudio y formación.

Es importante tener en cuneta que las competencias están, estrechamente relacionadas con las nuevas necesidades y las nuevas situaciones laborales. Por este motivo, hoy día no basta solo con tener habilidades profesionales, pues es importante buscar la autenticidad y el desarrollo te todas las competencias de manera equilibrada.

 

Competencias sociales y competencias profesionales

Competencias sociales y competencias profesionales ¿Qué son?

Competencias o habilidades sociales:

Dentro de las competencias sociales destacamos:

  • Autogestión: es la manera en la que manejamos nuestros propios asuntos, por ejemplo, el cómo gestionamos el tiempo en el día a día, cuantas horas dedicamos al trabajo, amistades o familia etc.
  • Conciencia social: es la capacidad de darse cuenta de aquellas situaciones y problemas que existen a su alrededor, ¿por qué esto es importante? Porque en base a ello vamos a responder y gestionar lo que esté sucediendo. Y también podremos crear una opinión respecto a ello.
  • Gestión de las relaciones: aquí entran en juego a la vez varías habilidades como la empatía, el asertividad
  • Autocontrol emocional: estamos hablando de tomar un tiempo para responder con la emoción adecuada para la situación.
  • Adaptabilidad: vivimos en un mundo de constante cambio por lo que necesitamos tener un amplio repertorio de competencias para que esta adaptación sea mejor.
  • Optimismo: ¿Qué sucedería si ante cada improvisto lo viéramos como una oportunidad en lugar de como un obstáculo que superar? La cosa cambia mucho porque estaríamos adaptándonos a la situación de manera rápida y gestionándolo de manera más beneficiosa para nosotros.

Competencias personales:

Son las competencias psicológicas que posee un individuo para poder desempeñar una labor con éxito ya sea en el campo profesional o la vida privada. Entre ellas destacamos:

  • Conciencia emocional de uno mismo para poder gestionar las emociones que se desencadenan en nuestro día a día. Actuamos en base al contexto.
  • Autoestima: valoración adecuada de uno mismo.
  • Confianza en uno mismo: la confianza es un concepto que se transmite, y que si la depositamos en nosotros mismos los demás podrán valorarla y apreciarla.
  • Resiliencia: se trata de una habilidad o capacidad que engloba a otras muchas capacidades. Consiste en aprovechar un evento adverso y ante ello aprender algo que nos haga tener más capacidad, más aprendizaje…

Importancia de las habilidades cognitivas para el éxito profesional

“Conocimientos puede tenerlos cualquiera, pero el arte de pensar es el regalo más escaso de la naturaleza”, Federico II

Las capacidades o habilidades cognitivas son las aptitudes del ser humano que están relacionadas con el procesamiento de la información. Esto implicaría el uso de la memoria, la atención, la percepción, la creatividad y el pensamiento abstracto o analógico.

Es decir, las habilidades cognitivas están muy relacionadas con la inteligencia, el aprendizaje y la experiencia.

Es importante distinguir que las habilidades cognitivas permiten la elaboración del conocimiento, operando directamente sobre la información recogida por los sentidos.

Las funciones cognitivas más destacadas:

    • Orientación: Es la capacidad que tenemos de ser conscientes de nuestra propia persona y de nuestra situación espacio-temporal.
    • Atención: capacidad de captar detalles y de focalización en una o en varias situaciones (procesos selectivos, procesos de distribución y procesos de mantenimiento o sostenimiento). Incluimos dentro las capacidades de concentración, atención selectiva, velocidad de respuesta, etc.
    • Percepción: la primera habilidad que ponemos en marcha para poder obtener cualquier tipo de información de nuestro ambiente es la percepción. Tiene como función codificar y coordinar las diferentes sensaciones elementales para darles un significado, tanto del medio externo como del interno.
    • Memoria: Es la capacidad de codificar, almacenar y recuperar de manera efectiva la información aprendida. Tenemos diferentes tipos de memoria; la sensorial de 1 a 3 segundos, la memoria a corto plazo de 18 a 30 segundos y la memoria a largo plazo. Si memorizamos lo vivido para tenerlo como referencia para experiencias futuras similares, pudiendo recuperar lo aprendido.
    • Lenguaje: proceso de relacionar un sistema de códigos con significados de objetos, acciones, cualidades, etc. Está íntimamente ligado a la memoria. Dentro del lenguaje, debemos destacar dos capacidades más: como son la comprensión y la elaboración.

La metacognición permite tener en cuenta nuestras capacidades y conocimientos, analizar por ejemplo el tipo de información que necesitamos y mejorar nuestras respuestas. La importancia de estas habilidades recae en que se puede transmitir el conocimiento adquirido, a través del lenguaje o de un sistema de representación de las ideas.

Las habilidades cognitivas más importantes para el éxito profesional

Si bien, todas las habilidades cognitivas son importantes para nuestro día a día, hay unas que son las que más influyen en nuestro ámbito profesional y capacidad de desempeño, estas son las relacionada con las funciones ejecutivas.

Las siguientes habilidades cognitivas, son las que más deberían trabajar aquellas personas que quieren potenciar su cerebro con una aplicación directa en el éxito profesional.

La planificación:

La planificación es una habilidad cognitiva muy importante para el éxito profesional y también para alcanzar nuestros objetivos. La planificación se puede definir como la capacidad para “anticiparse al futuro”, de pensar de antemano la forma más eficiente de ejecutar una tarea o alcanzar una meta específica.

Esta capacidad nos ayudará a establecer lospasos para alcanzar los objetivos que nos exigen en nuestro trabajo. Gracias a esta habilidad, podemos decidir sobre el orden apropiado, asignar a cada tarea los recursos cognitivos necesarios y el establecer el plan de acción adecuado.

La inhibición:

La inhibición se define como la capacidad del ser humano para controlar las respuestas impulsivas, y generar respuestas regidas por el razonamiento. Esta habilidad se relaciona con la anticipación, planificación y al establecimiento de metas. La inhibición o control inhibitorio pone freno al comportamiento ynos ayuda en nuestro trabajo a dar una respuesta más razonada y más adaptada a la situación.

 

Test-Mental-Test-Cognitivo-CogniFit

Test Cognitivo Online de CogniFit: Evalúa de forma clínica y rápidamente tu funcionamiento cerebral, identifica tus habilidades cognitivas. Obtén tus resultados en menos de 30-40 minutos. CogniFit es la herramienta de evaluación cognitiva más recomendada y utilizada por profesionales.

La monitiorización:

La monitorización cognitiva se puede definir como la capacidad para supervisar la conducta que llevamos a cabo y asegurarnos de que cumple el plan de acción preparado. Esta capacidad nos permite asegurarnos que nuestras acciones van bien encaminadas hacia el objetivo marcado y planificado. Cuando detectamos que nos hemos desviado del plan, hemos de corregirlo. Esta función es de gran importancia, pues la usamos en una gran cantidad de situaciones cotidianas, sobre todo en nuestro ámbito profesional.

La toma de decisiones:

La toma de decisiones es el proceso a través del cual, se escoge un curso de acción como respuesta a un problema de decisión.

La memoria de trabajo o memoria operativa:

La memoria de trabajo nos permite almacenar y manipular de manera temporal la información para poder realizar tareas cognitivas más complejas. En nuestrodesempeño profesional vamos a tener que utilizar esta hablidad, pues nos ayuda en la comprensión del lenguaje, la lectura, las habilidades matemáticas, el aprendizaje o el razonamiento. La memoria de trabajo es un tipo de memoria a corto plazo.

Flexibilidad cognitiva:

Ser flexibles nos permite adaptarnos a las condiciones que van cambiando y modificar nuestros esquemas en función de lo que nuestra experiencia vaya demandando.

También nos permite tener en cuenta las perspectivas de las demás personas.

Resolución de problemas:

Capacidad de utilizar los conocimientos adquiridos, organizarlos y vincularlos a la búsqueda de soluciones. Ciertamente, esta capacidad englobaría las capacidades de anticipación y planificación que permiten establecer planes y acciones adecuadas para conseguir nuestros objetivos.

Por tanto, teniendo en cuenta las habilidades cognitivas que influyen la ejecución diaria de nuestro trabajo y siendo concientes de cuales son las que necesitamos mejorar en nuestro caso, es importante realizar actividades o ejercicios que nos ayuden a potenciar aquellas funciones ejecutivsa que tenemos más débiles o menos desarrolladas.

¿Cómo influyen nuestras habilidades cognitivas en nuestro éxito profesional?

La manera en que influyen las habilidades cognitivas en el éxito profesional depende del tipo de profesión de la que estemos hablando.

Sin duda, existen profesiones en las cuales hay una mayor demanda de las capacidades cognitivas y en las que estas capacidades se desarrollan cada vez más.

éxito profesional

¿Qué habilidades cognitivas necesito para tener éxito?

El ambiente del trabajo es una clave importante a la hora de emprender una mejora en estas habilidades cognitivas. Mejores condiciones se obtienen para construir una “reserva cognitiva” que ayuda al cerebro a disminuir los efectos del deterioro que viene con la edad.
Este concepto de reserva cognitiva explica por qué las personas que mantienen un cerebro activo, tienen la capacidad de minimizar el declive mental que aparece durante el proceso de envejecimiento normal.
Tenemos en cuenta que en diferentes profesiones necesitaríamos unas capacidades cognitivas diferentes.

En rasgos generales, a mayores habilidades cognitivas supondría un mejor desempeño laboral. Esto podrían en movimiento estos recursos para la mejora de producción, un trabajo de mayor calidad, mayor repercusión de ese trabajo en otros ámbitos y en otras personas.

Definitivamente, para alcanzar el éxito a nivel profesional es necesario contar con algunas habilidades que nos innovar más en el área que trabajamos. Además tener una mejor relación con nuestros compañeros de trabajo.

¿Qué es más importante la inteligencia cognitiva o la inteligencia emocional?

“Es la combinación entre el talento razonable y la capacidad de perseverar ante el fracaso lo que conduce al éxito”. Goleman

Como hemos visto hasta ahora la inteligencia cognitiva está constituida por capacidades como la memoria, la atención, el lenguaje, etc. Mientras que la inteligencia emocional abarca elementos tanto sociales como emocionales.

Ambos tipos de inteligencia son importantes para el desarrollo exitoso del comportamiento, al igual que no podíamos separar el desarrollo profesional y personal. Por tanto, para nuestro desarrollo profesional y personal son necesarias ambos tipos de inteligencia.

Por ejemplo, para Goleman son necesarios tres requisitos para el éxito profesional:

Capacidades cognitivas:

  • Memoria
  • Razonamiento
  • Capacidad verbal
  • Capacidad matemática

Capacidades técnicas:

conocimientos específicos que cada trabajo demanda. Por ejemplo: de marketing, de gestión de tiempo, de contabilidad, de informática etc.

Capacidades emocionales:

  • Autoconciencia: estar familiarizado con las emociones, saber fortalezas y debilidades propias, que necesidades tenemos etc.
  • Autogestión: capacidad para canalizar los impulsos emocionales.
  • Empatía: tener en cuenta los sentimientos de los demás a la hora de realizar acciones que les afectan.
  • Capacidad social: es la suma de las características anteriores.

Psicóloga General Sanitaria en Centro Clínico SER de AGUA, especialista en trastornos de ansiedad, de sueño y alimenticios. Diplomada en educación inglesa. Granada.