¿Qué es la soberbia? Características de las personas soberbias, sus rasgos psicológicos y mucho más

 

¿Qué es la soberbia? Seguro que te habrás topado con alguien soberbio y arrogante alguna vez. Aquellos que sólo hablan de sí mismos y que se creen mejores que los demás. Aquí te contamos todo acerca de este rasgo de personalidad. Conoce las características de las personas soberbias, sus rasgos psicológicos y cómo tratar con ellas. Descubre el significado de soberbia, qué tiene que ver con la autoestima y algunos consejos.

Soberbia: Qué es, definición, significado

Soberbia: Qué es, definición, significado

¿Qué es la soberbia? Definición y significado

¿Qué es la soberbia? Se puede definir a una persona soberbia como aquella que actúa como si fuera superior, más valiosa o importante que los demás y los menosprecia. Sin embargo, al mismo tiempo, la persona soberbia quiere ser admirada y respetada por todas las grandes cosas que ha hecho o las cualidades especiales que tiene. La soberbia implica un deseo de dominar y una confianza excesiva por sus habilidades, así como una visión sobre uno mismo como merecedor del éxito.

La soberbia generalmente sirve como un mecanismo de compensación de una gran inseguridad y poca confianza en uno mismo. Es un rasgo de personalidad que se va forjando en la infancia. Aunque cualquier persona puede comportarse de forma soberbia en un momento determinado por ciertas situaciones en su vida, lo más común es que sea un patrón estable de responder ante la vida.  En el caso de que sea una característica de personalidad, va a ser difícil de modificar, aunque no es imposible.

Como todos los rasgos de personalidad, la soberbia se pueden tener en mayor o menor medida. Uno puede ser más o menos extrovertido, más o menos responsable… Y en el extremo de la soberbia se encuentra el Trastorno Narcisista de la Personalidad.

El narcisismo es el término psicológico para la soberbia. Y pueden distinguirse dos tipos: el narcisista vulnerable, y el grandioso. El primero es el que utiliza la soberbia para compensar su inseguridad, y el segundo, realmente se cree tan perfecto como se muestra.

Descubre en el siguiente vídeo más acerca del narcisismo. No olvides activar los subtítulos en español desde “cc” de configuración.

Causas de la soberbia

No existe una única causa de la soberbia. En algunos casos, una persona se puede volver soberbia por ciertas experiencias que haya vivido, sin embargo, otras veces no existe un motivo psicológico, o causa determinada que pueda explicarlo.

1- Has hecho grandes cosas

En muchos casos, una persona se vuelve arrogante porque ha conseguido llegar muy lejos y ha obtenido logros que el resto de personas no suele alcanzar. Hacer algo extraordinario que casi nadie puede conseguir estimula nuestro sentimiento de auto-valía, a veces hasta el punto de ver a los demás como menos importantes.

Esto se debe a que estamos comparándonos con los demás de forma inconsciente todo el tiempo, para medir el progreso que estamos haciendo en aquello que nos importa.

2- Inseguridad, baja autoestima

La soberbia y la arrogancia sirve como un mecanismo de defensa. Es una forma de proteger nuestra autoestima y auto-valía. Es una forma de esconder y compensar la inseguridad, inferioridad, falta de confianza en uno mismo.

La soberbia nos ayuda a rechazar a otros antes de que puedan rechazarnos a nosotros. Es una forma de prevenirlo, de evitar que nos hagan daño. Por ello es más común comportarse de forma soberbia con extraños, por el miedo al rechazo.

Si somos emocionalmente inseguros, mostrarnos como superiores al resto o afianzar nuestras cualidades o logros va a ayudarnos a sentirnos algo mejor a corto plazo. Sin embargo no es una estrategia eficaz a largo plazo, por varias razones:

  1. Una vez que estemos solos, nos vamos a sentir igual de inseguros.
  2. A nadie le gusta estar al lado de alguien soberbio, por tanto la gente se va a ir alejando de ti, haciéndote sentir cada vez peor.
  3. Puede que de esta manera no te rechacen, pero tampoco vas a tener amistades y vínculos íntimos verdaderos.

3- Necesidad de aprobación

A las personas soberbias y arrogantes les importa mucho lo que piensen los demás de ellas. Dependen de la aprobación de los demás. A veces, las personas se comportan de forma soberbia para ganar una atención que no saben conseguir de otra manera.

Es es cierto para aquellas personas que siendo arrogantes y soberbios han conseguido mucha atención en el pasado, por lo que han continuado haciéndolo. En estos casos, una vez que dejan de conseguir esa atención, dejan de comportarse de esa manera.

CogniFit: Entrenamiento cerebral clínico

Características de una persona soberbia ¿Cómo la identificamos?

¿Cómo es una persona soberbia? A continuación te detallamos las principales características de las personas soberbias. No siempre se dan todas estas características o signos a la vez. Existen diferentes grados de soberbia y se puede ser arrogante en mayor o menor medida, como cualquier otro rasgo de personalidad.

1- Deseo desmesurado de recibir halagos y alabanzas de los demás

Una característica de las personas soberbias es que buscan constantemente la admiración de los demás, muestran todo lo que han logrado o lo que tiene para que los demás les halaguen. Quiere a la gente que le adora y desprecian a quien no lo hace.

2- Habla constantemente de sí mismo y de sus logros

Su tema favorito es sobre sí mismo, lo que ha hecho, lo que ha comprado, lo que le ha pasado. También le encanta ser el centro de atención. Tienden a acaparar la atención en cualquier reunión social. Toda la conversación gira a su alrededor. Si alguien comienza a hablar de otras cosa, enseguida intenta que la atención vuelva hacia sí mismo, si es necesario, interrumpiendo a los demás.

3- Caen bien al principio

Una persona soberbia y arrogante suele ser encantadora cuando la conoces. Su extroversión y carisma cautiva a muchos. Pero esto no suele durar mucho porque detrás de ello está la falta de empatía, el desprecio, el egoísmo y el rencor.

4- Sobrecompensan sus debilidades

Normalmente hablan alto, andan contoneándose, se visten y maquillan de forma que llamen la atención… De esta forma esconden sus inseguridades, ejecutando conductas que muestren su poder.

5- Tienen problemas para crear relaciones

La soberbia y la arrogancia aparta a los demás. No solo por que a nadie le guste estar cerca de alguien que se cree más que nosotros o nos trate con desprecio, sino porque estas personas a menudo piensan que no necesitan a nadie. Ellos mismos se bastan.

Aunque lo cierto es que el aislamiento, a la larga nos provoca mucho malestar.

6- No reconocen los errores y no reciben bien las críticas.

Para las personas soberbias y arrogantes todo lo que hacen está bien. No se equivocan nunca, y siempre encuentran una justificación para sus errores “Es que he recibido la información tarde”, “No me lo has explicado con claridad”…

Si reciben una crítica, estos actúan a la defensiva y ni siquiera escuchan lo que le están diciendo.

7- Les cuesta pedir perdón

Como las personas soberbias, según ellas no hacen nada mal, tampoco pedirán perdón, ni se disculparán. Para ellos el problema es de la otra persona.

8- Son intolerantes con quienes no son como ellos

Las personas arrogantes critican a los demás rápidamente, enfatizando los errores y puntos débiles de quienes no cumplen sus altos estándares. Necesitan corregir los fallos de los demás, e incluso hacer que los demás fallen para recalcar sus debilidades.

Las personas soberbias sólo hablan con aquellos que consideran que merecen su presencia.

soberbia

Soberbia y autoestima. Fuente: Psicopedia

Soberbia Vs Autoestima

Parece lógico pensar que tener mucha autoestima puede desencadenar una conducta soberbia. Que la soberbia y la seguridad en uno mismo forma parte de un continuo, es decir, si tengo poca autoestima y la voy incrementando cada vez más llegará un punto en el que pueda convertirme en una persona arrogante. Pero esto no funciona así.

Como hemos visto, una persona soberbia y arrogante, en el fondo tiene una gran inseguridad en sí mismo y una falta de autoestima. Por tanto, la soberbia es contraria a una buena autoestima. Si una persona con una baja autoestima acude a terapia para aumentarla, no se va a convertir en una persona arrogante, sino alguien que confía en sus habilidades y virtudes, pero también reconoce sus puntos débiles y trabajar para compensarlos de forma saludable.

Descubre aquí 10 consejos para mejorar tu autoestima.

 

¿Cómo tratar con alguien soberbio?

  • Si te dicen algo hiriente, díselo. No te lo calles. Suelen estar tan pendientes de sí mismos que ni se dan cuenta del daño que hacen.
  • Remarca que lo que dice es su opinión y que otras personas pueden tener otros puntos de vista, que no tiene la verdad absoluta.
  • Te interrumpe y sólo habla de sí mismo, dile: “Perdona que te corte, pero me gustaría contarte yo algo.”
  • Si dice algo arrogante, no temas decírselo, pero sin atacarle y haciendo ver que no era su intención (aunque sí lo fuera): “Eso ha sonado un poco arrogante”, o “Seguro que no querías sonar tan arrogante, ¿verdad?” o “¿Te das cuenta de lo soberbio que ha sonado eso?
  • Ten compasión y paciencia con una persona soberbia, ya que realmente no sabe actuar de otra manera.

Consejos para una persona soberbia

Después de leer todo esto ¿crees que puedes ser soberbia o arrogante? Darte cuenta de ello ya es un gran paso.

  • Solo porque hayas hecho algo genial no significa que eres mejor que nadie. Tienes tus defectos como todo el mundo, y eso no te hace peor persona. A veces asusta reconocer nuestras debilidades porque nos sentimos vulnerables y es normal. Pero si no las reconocemos y no nos enfrentamos a ellas vamos a acabar solos, aislados, sin nadie con quien contar.
  • Entiende y acepta que otros tengan sus propios puntos de vista, que pueden ser muy diferentes al tuyo. Nadie tiene la verdad absoluta. Tener diferentes opiniones puede ser muy enriquecedor. No desprecies a los demás porque piensen diferente. Escucha lo que tengan que decir, pueden sorprenderte.
  • Cultiva tu autoestima. No necesitas despreciar a los demás o dominarlos para sentirte válido. Todos somos valiosos.
  • Acude a un profesional si no sabes cómo frenar tu soberbia.
Psicóloga en continua formación. Apasionada de la sexología y la intervención psicológica. Deseosa de mejorar la calidad de vida de las personas mediante la práctica clínica y la comunicación a través de la red.