Problemas de retrasar 5 minutos tu despertador: trastornos del ciclo sueño vigilia

La forma en la que empiezas el día influye mucho en tu rendimiento psicológico, estado de ánimo y productividad. Si empiezas mal el día es probable que la cosa no vaya a mejor. Para evitar esto es necesario levantarse descansado, algo que no conseguiremos mientras sigamos teniendo la manía de retrasar la alarma 5 minutos y volvernos a dormir, retrasarla otros 5 minutos y volvernos a dormir… Se ha demostrado que este es un círculo vicioso que en vez de ayudarte a estar más descansado provoca el efecto contrario. Te contamos qué son los trastornos del ciclo sueño vigilia y cómo evitarlos.

Trastornos del ciclo sueño vigilia

Trastornos del ciclo sueño vigilia

Aprende a respetar los ciclos del sueño

Para empezar, has de saber que no existe un número ideal de horas de sueño que sirva para todo el mundo, pero si que tenemos un pequeño metrónomo en nuestro cerebro, conocido como núcleo supraquiasmático, que se encarga de regular la cantidad de horas que dormimos y los ciclos de sueño.

A las células de este núcleo les encantan los patrones, en un mundo ideal podríamos irnos a dormir cuando estuviésemos cansados y despertarnos cuando hubiésemos dormido las horas necesarias. En la realidad, estas células mantienen su propio ritmo y por eso si nos habituamos a dormirnos a una hora, es probable que nos acostumbremos y no logremos conciliar el sueño antes. Por eso conviene mantener unos horarios de sueño regulares para levantarse descansado y no estar medio dormido todo el día. Es probable que nos saltemos estos horarios los fines de semana, y por eso levantarnos los lunes nos cuesta más, ya que nos hemos salido del ritmo de las células.

Explicado esto, vamos al punto central del artículo: los problemas de descanso provocados por retrasar la alarma unos minutos y volvernos a dormir. Hacer esto es muy tentador, pero puede llegar a convertirte en un zombie durante el resto del día. La explicación es sencilla: en cuanto la alarma suena por primera vez nuestro cuerpo se prepara para entrar en el estado de vigilia, pero si retrasamos 5 minutos la alarma, el cerebro interpreta que vamos a seguir durmiendo y se prepara para entrar en la fase de sueño profundo de la que cuesta mucho más salir. Entrar y salir de forma continua en esta fase altera el ritmo de las neuronas e interrumpe los ciclos de sueño repentinamente, algo que hace que nos sintamos más cansados de lo que deberíamos.

Lo aconsejable es que dejes de retrasar la alarma y que cuando suene te levantes de la cama y evites dormirte de nuevo. Si haces esto y empiezas a acostarte y a despertarte a las mismas horas durante varios días seguidos, lo más probable es que te despiertes a la hora habitual sin necesidad de usar una alarma y que te sea más fácil levantarte y salir de la cama.

Si tienes problemas para seguir estos horarios y cumplir los ciclos de sueño, existen aplicaciones como Sleep Better que te ayudan a despertarte en el momento ideal, cuando ya has acabado el ciclo. Para lograrlo monitorizan el movimiento de tu colchón y te despiertan cuando estas entrando en la etapa de sueño ligero. Este tipo de aplicaciones no están perfeccionadas del todo ni son aptas para uso médico, pero si que pueden ser una ayuda extra.

Si respetas los ciclos de sueño te despertaras mucho más descansado y podrás empezar tu día lleno de energía. Recuerda que desayunar bien y de forma equilibrada, además de hacer un poco de ejercicio antes de ir al trabajo, son maneras excelentes de activar tu metabolismo y los complementos ideales a un sueño reparador.

This post is also available in: Inglés